Alphonse Mucha: biografía y arte

Publicado el 11 octubre, 2021

Estilo decorativo de Alphonse Mucha

Mucha gente define el arte como pinturas colgadas en la pared o esculturas en museos. Este no fue el caso de la obra de Alphonse Mucha. Gran parte de su trabajo fue decorativo, y fue celebrado a lo largo de su carrera tanto por sus portadas de revistas, murales decorativos y joyas como por sus trabajos sobre lienzo. Redefinió el diseño del cartel, utilizando líneas elegantes, formas femeninas exclusivas y bordes muy ornamentados. Contribuyó mucho al estilo Art Nouveau con el uso de plantas, flores y líneas curvas en diseños alargados y atrevidos.

Inicios como artista

Alphonse Mucha nació en Moravia del Sur en 1860. Comenzó a crear a una edad muy temprana, y gran parte de su inspiración infantil provino de su participación en la Iglesia Católica, mirando el arte que decora las iglesias. Esto lo empujó hacia una carrera como artista. Incapaz de lanzarse a esta carrera debido a las finanzas, trabajó como empleado del juzgado y encontró trabajo aparte de ilustrar para publicaciones menores. Mantuvo los ojos abiertos para oportunidades artísticas más gratificantes, y esta oportunidad llegó a los 19 años cuando le ofrecieron un aprendizaje en Viena para pintar escenografía para una compañía de teatro.

Los años de Mucha en París

En 1887, Alphonse Mucha se mudó a París. Comenzó su educación en la Académie Julian, perfeccionando sus habilidades dibujando y pintando modelos desnudos. Mientras tanto, continuó su trabajo como ilustrador, contribuyendo regularmente a revistas. En 1894, la editorial Lemercier le dio la oportunidad de ilustrar la actuación de la famosa actriz Sarah Bernhardt. Esto llevó a su obra temprana más famosa, un cartel para su interpretación de Gismonda .


Alphonse Mucha.
Gismonda. 1894.
Mucha - Gismonda

Al crear este cartel, Mucha alargó el diseño y agregó nuevos elementos decorativos que aún no se habían visto. Los colores delicados también se apartaron de la norma para trabajos gráficos, pero esta paleta se convirtió en parte de su estilo característico. El director de arte de Lemercier no aprobó el diseño, pero a Sarah Bernhardt le encantó el cartel, al igual que a la gente de París. Esto le dio popularidad y éxito instantáneos. Bernhardt firmó un contrato de seis años con Mucha, tiempo durante el cual fue responsable de diseñar su vestuario, carteles y escenografía.


Alphonse Mucha.
Las estaciones. 1896.
Alphonse Mucha. Las estaciones. 1896.

Poco después de firmar el contrato con Bernhardt, Mucha firmó un contrato con el impresor Champenois. Esta empresa imprimió muchas de sus obras decorativas, entre ellas The Seasons , una serie de paneles decorativos. Esto exhibió la entrada de Mucha en un trabajo más ornamental, ya que los paneles se vendieron para uso personal como decoración para paredes y pantallas dentro de los hogares. El trabajo de Mucha contribuyó a un estilo en París al principio llamado ‘le style Mucha’. Este estilo de trabajo se conoció como Art Nouveau , que incluía joyas, arte gráfico, diseño de interiores e incluso muebles. Art Nouveau no se trataba de que el arte se apartara solo de la pintura y la escultura, sino también de elevar los objetos cotidianos, como espejos y muebles, a un nivel similar de artesanía.


Alphonse Mucha.
El ciclo épico eslavo No.1: Los eslavos en su patria original. 1912.
Alphonse Mucha. Épica eslava. 1912.

La epopeya eslava

A pesar de su éxito en París, así como en los Estados Unidos, Mucha decidió mudarse a Praga en 1910 donde comenzó su serie principal, La epopeya eslava . Esta serie de pinturas describió la historia del pueblo eslavo, los nativos de su país de origen. La serie, cuando se completó, incluyó veinte pinturas a gran escala sobre lienzo. La primera de estas pinturas, Los eslavos en su patria original, comenzó la historia de la tribu eslava. Para reflejar la difícil situación del pueblo eslavo, Alphonse Mucha retrató a dos personas de esta tribu hacia la parte inferior de la pintura, con aspecto indefenso y asustado. También pintó una figura mística a la derecha, ofreciendo paz y prosperidad para el futuro del pueblo eslavo. Usó gran parte de su estilo característico aquí con poses y pliegues elegantes y dramáticos en las figuras y colores suaves y pastel.

Mientras trabajaba en la serie, se formó la nueva nación de Checoslovaquia. Mucha contribuyó con diseños para los sellos postales y billetes de banco, así como murales decorativos para los edificios gubernamentales en Praga. En 1928, Mucha obsequió la epopeya eslava a la ciudad de Praga.

Los años posteriores y el legado

Una vez finalizada la serie monumental, Mucha siguió trabajando, realizando diseños para joyería, murales e incluso vidrieras. Se preparó para otro conjunto de pinturas grandes, Las tres edades , pero no las completó. En 1939, en medio de la Segunda Guerra Mundial, Alemania invadió Checoslovaquia y la Gestapo arrestó a Alphonse Mucha. Aunque lo liberaron, su salud comenzó a fallar y Mucha murió ese mismo año.

El trabajo de Mucha pasó de moda poco después de su muerte. Aún así, hubo varios resurgimientos en popularidad a lo largo de los años, especialmente durante la década de 1960. Los carteles y las obras decorativas de Mucha inspiraron en gran medida a los diseñadores gráficos de la década de 1960, especialmente a los diseñadores de carteles musicales Wes Wilson y Bob Masse. En la actualidad, Alphonse Mucha es uno de los artistas más célebres de la República Checa y sigue atrayendo el interés de diseñadores gráficos e ilustradores de todo el mundo. El Museo Mucha de Praga exhibe gran parte de su trabajo, mientras que los coleccionistas privados poseen piezas adicionales.

Resumen de la lección

Alphonse Mucha fue un artista checo célebre por sus contribuciones al estilo Art Nouveau. Encontró su éxito inicial en París con el encargo de carteles de teatro, anuncios y obras decorativas. Su uso de colores pastel, delicados dibujos botánicos, formas femeninas exclusivas y líneas profundamente curvas definieron su estilo. Su obra posterior, la epopeya eslava , reflejó su patriotismo, ilustrando la narrativa completa del pueblo eslavo en veinte grandes pinturas. Estas obras, al igual que otras, le otorgaron fama y éxito a lo largo de su carrera.

5/5 - (5 votes)