foto perfil

Arquitectura barroca alemana: características y ejemplos

Publicado el 7 octubre, 2020

Arquitectura barroca alemana

Si piensas en el barroco alemán, probablemente pienses en Johann Sebastian Bach y la música clásica. Pero el barroco en Alemania fue también una época para la arquitectura; Durante ese tiempo se construyeron hermosos palacios e iglesias hermosas que parecían casi irreales. Descubramos más sobre este estilo.

El Barroco es un período de la historia que se inició en Italia después del Renacimiento. Era un nuevo estilo artístico definido por el uso abundante de ornamentos y la combinación de diferentes artes. Primero se desarrolló con la intención de exhibir el poder de la Iglesia Católica a los grupos protestantes. La arquitectura barroca comenzó a desarrollarse en Alemania en los siglos XVII y XVIII. El barroco alemán tomó elementos de la arquitectura barroca italiana y francesa.

Características de la arquitectura barroca alemana

El estilo barroco llegó a los territorios alemanes después de una larga guerra religiosa entre las facciones católica y protestante, conocida como la Guerra de los Treinta Años. Como consecuencia, los recursos económicos fueron limitados, restringiendo el número de nuevas construcciones durante este período. Dios y el rey local, como gobernante absoluto, fueron los temas del barroco alemán, por lo que las construcciones eran en su mayoría iglesias, palacios y sus jardines circundantes.

Como característica definitoria de este estilo, los edificios muestran una gran exuberancia . Estaban destinados a impresionar y mostrar el poder de la iglesia o del rey, por lo que estaban muy ornamentados.

Independientemente de la situación después de la larga guerra, el uso de materiales nobles fue abundante. El mármol y el jaspe de colores claros y oscuros se usaban a menudo para las columnas y algunas piezas de adorno; Los adornos de latón también eran comunes en las áreas interiores, y se dibujaron muchos frescos en los techos y cúpulas. Las paredes exteriores a menudo estaban hechas de piedra, lo que le daba al edificio un aspecto imponente.

Se utilizaron elementos constructivos clásicos como frontones, arcos y columnas, pero se transformaron mediante ornamentos para crear elementos embellecidos y casi fantasiosos, más decorativos que constructivos.

En cuanto a la distribución en planta de iglesias y catedrales, vemos un cambio importante con respecto al Renacimiento con la introducción de nuevas formas geométricas. La elipse y los elementos organizados ovalados en la composición. Esta nueva geometría dio origen a ondulaciones, muros cóncavos y convexos y espacios muy dinámicos . Las fachadas de las iglesias eran volumétricas, con abundantes elementos que entraban y salían, buscando también crear esa sensación de movimiento.

El dinamismo que se creó a través de las nuevas geometrías se enfatizó en los diseños para crear cambios drásticos en la iluminación y las sombras, haciendo que la percepción del espacio sea más dramática para el visitante.

La influencia del barroco francés fue muy clara en el diseño y construcción de palacios y casas nobles alemanas. El lugar del gobernante estaba en el centro, justo en el corazón del edificio y de todo el reino. El diseño general consistió en un ala principal en el medio y alas simétricas , una a cada lado. La composición vertical del edificio siguió siendo clásica, con una base bien definida, los pisos nobles y el piso de acabado. La decoración interior estaba muy ornamentada, combinando arquitectura con pintura y escultura para crear hermosos salones interiores.

El diseño paisajístico de los palacios también se hizo más elaborado, con grandes jardines rodeando el palacio o encerrados en su interior. Estas áreas al aire libre fueron creadas para poder, influencia, recreación y entretenimiento.

Ejemplos de arquitectura barroca alemana

Palacio de Charlottenburg (Berlín, 1699)

Este palacio muestra un nivel bajo bien definido, un piso noble y un piso superior más privado. El edificio es simétrico, con un ala a cada lado y el ala principal. El espacio central recibe la mayor importancia, con un nivel adicional y una cúpula alta para exhibir la importancia del rey.


Fachada del Palacio de Charlottenburg en Berlín.
Fachada del Palacio de Charlottenburg en Berlín.

Palacio Zwinger (Dresde, 1719)

El Palacio fue construido como un lugar para exposiciones y eventos de la corte. La distribución del conjunto es de forma ovalada, que encierra los jardines. Las zonas interiores están repletas de elementos decorativos, y también la fachada exterior tiene abundantes esculturas y adornos.


Fachada y jardín del Palacio Zwinger en Dresde
Fachada y jardín del Palacio Zwinger en Dresde

Residencia de Wurzburg (Wurzburg, 1744)

El arquitecto bávaro Balthasar Neumann fue el principal arquitecto de este palacio. El diseño básico consta de un ala central con dos alas laterales, cada una con patios interiores. El exterior muestra la mayoría de las características de los palacios barrocos franceses y alemanes. El espacio interior está muy decorado. La escalera principal es una obra de arte en sí misma y está coronada por un enorme fresco en el techo, uno de los más grandes jamás pintados.


Fachada del Palacio de Wurzburg
Fachada del Palacio de Wurzburg

Basílica de los catorce santos ayudantes (Bad Staffelstein, 1772)

Esta es una obra maestra del arquitecto Balthasar Neumann. La distribución del edificio es de cruz latina formada por óvalos y círculos superpuestos, que crean muros ondulados y dan un fuerte dinamismo al espacio interior. Si bien el exterior es bastante modesto, el interior es una maravillosa muestra de ornamentos, con columnas de mármol, adornos de metal, frescos y esculturas, todo sobre un fondo blanco, que actúa como lienzo de toda la obra de arte.


Interior de la Basílica de los 14 Santos Auxiliares
Interior de la Basílica de los 14 Santos Auxiliares

Resumen de la lección

La arquitectura barroca se desarrolló en Alemania a finales del siglo XVII y la mayor parte del siglo XVIII. Las construcciones religiosas y los palacios para la nobleza fueron el foco de la arquitectura durante este período. Las principales características de los edificios del barroco alemán son la gran exuberancia , con muchos ornamentos y adornos, el uso de materiales nobles como mármol, jaspe, latón, piedra y abundancia de frescos y esculturas. Vemos el uso de nuevas formas geométricas como la elipse y el óvalo , dando origen a espacios muy dinámicos, fachadas muy volumétricas y una fuerte sensación de dinamismo, creando cambios drásticos en la iluminación y las sombras. El diseño del palacio enfatizaba el lugar del gobernante como centro, con un diseño que constaba de un ala principal en el medio y alas simétricas a cada lado.

Algunos ejemplos de la arquitectura barroca alemana son:

  • Palacio de Charlottenburg en Berlín.
  • Palacio Zwinger en Dresde.
  • Residencia de Wurzburg en Wurzburg.
  • Basílica de los catorce santos ayudantes en Bad Staffelstein.

Articulos relacionados