foto perfil

Bienestar Social: Definición, tipos y ejemplos

Publicado el 14 abril, 2024

¿Qué es el bienestar social?

El bienestar social podría definirse como los numerosos programas diseñados para ayudar a las personas que necesitan bienes y servicios que no pueden proporcionarse por sí mismos. Se encuentran disponibles programas gubernamentales locales, estatales y federales. También hay organizaciones dirigidas por voluntarios, muchas de las cuales son agencias sin fines de lucro. Además, existen instituciones caritativas formadas por organizaciones religiosas, como iglesias. Una de esas leyes fue la Ley isabelina de pobres de 1601, promulgada por el Parlamento inglés. La ley brindaba asistencia humanitaria a personas necesitadas con el objetivo de atraer colonos a las colonias americanas.

El funcionamiento del sistema de bienestar social varía de un estado a otro y a nivel federal, pero muchas de las estructuras básicas son las mismas. Para calificar para los beneficios, generalmente hay requisitos que deben cumplirse. Estos pueden incluir una discapacidad física o mental comprobada, el número de personas en una familia o los ingresos y activos totales del individuo o la familia. Cada estado tiene sus propios límites de pobreza y limitaciones a estos requisitos que determinan la elegibilidad para recibir beneficios. A nivel federal, el Congreso vota proyectos de ley de bienestar social que afectan los requisitos o beneficios para los miembros de programas federales como el Seguro Social o Medicare. Si el proyecto de ley se convierte en ley, tendrá la capacidad de cambiar drásticamente la forma en que los ciudadanos interactúan con un programa específico.

Hay varias agencias federales que regulan las políticas y la gobernanza de bienestar social:

  • Administracion de la Seguridad Social
  • Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU.
  • Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.
  • Administración para Niños y Familias

Finalidad del Bienestar Social

El sistema de bienestar no sólo beneficia a los individuos y sus familias sino que también contribuye al bienestar de entornos sociales como las escuelas y los lugares de trabajo. Los programas de bienestar social brindan vivienda, asistencia médica, alimentaria, educativa y ocupacional a personas que de otro modo no tendrían acceso a estos servicios. El compromiso de crear una población sana, segura y productiva da significado y propósito a los servicios sociales e invierte en las personas.

Tipos de servicio de bienestar social

Hay dos tipos de servicios de bienestar social, la política distributiva y la política redistributiva. Cada política tiene su propio método para financiar programas de bienestar social y asignar esos fondos para beneficiar mejor a los destinatarios.

Política distributiva

Utilizando la política distributiva, se recaudan impuestos generales de una amplia gama de personas y empresas. Ese dinero se utiliza para financiar servicios sociales que benefician directamente a un número relativamente pequeño de personas. Un ejemplo de política distributiva es la educación, lo que significa que más personas pagan impuestos para financiar la educación que el número de personas que asisten a la escuela. La asistencia gubernamental, como las Becas Pell, los préstamos estudiantiles subsidiados por el gobierno federal y los créditos fiscales, brindan asistencia financiera a los estudiantes calificados que asisten a la universidad. Si bien muchos contribuyentes financian estas subvenciones, pocos de ellos califican para los programas.

Otro ejemplo de política distributiva es la asistencia a los propietarios de viviendas. Debido a que muchas personas no tienen el dinero para hacer el pago inicial y comprar una casa, existen programas de asistencia gubernamental disponibles para compradores calificados que brindan el pago inicial. Estos programas generalmente requieren que el posible propietario viva en la casa durante un período de tiempo específico antes de que se condonen los préstamos.

Política redistributiva

La política redistributiva se diferencia de la política distributiva en que los impuestos los pagan menos personas y empresas más ricas y se utilizan para financiar programas que benefician a una gama más amplia de personas. Algunos ejemplos de programas financiados a través de la política redistributiva son Medicaid, Head Start, el Programa de Ayuda Nutricional Suplementaria (SNAP) y Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF). Una de las principales fuentes de financiación de los programas redistributivos es la política progresiva de impuestos sobre la renta de los Estados Unidos, en la que las personas de mayores ingresos pagan más impuestos. Luego, el gobierno utiliza estos ingresos para financiar varios programas de asistencia social.

Ejemplos de servicios de bienestar social

Las definiciones de los programas de bienestar social dependen de a quién benefician y qué bien o servicio proporciona el programa. Cada programa tiene sus propias limitaciones y restricciones, como límites de ingresos mínimos y máximos, tamaño de la familia y niveles de salud física y mental. Varios ejemplos de bienestar social son:

  • Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF): Este programa brinda ayuda financiera para personas y familias de bajos ingresos. Algunas de sus regulaciones son que los beneficiarios deben tener un trabajo, estar buscando trabajo o ser un estudiante en la escuela. El requisito del nivel de pobreza lo determina el gobierno estatal, a diferencia del gobierno federal. Este programa reemplazó originalmente al programa de Ayuda a Familias con Hijos Dependientes (AFDC), que fue creado en 1935 como parte de la Ley de Seguridad Social de 1935.
  • Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP): SNAP, anteriormente llamado cupones de alimentos, subsidia alimentos para personas y familias de bajos ingresos.
  • Ingreso de Seguridad Suplementario (SSI): SSI es asistencia monetaria para personas que están mental o físicamente discapacitadas y no pueden trabajar durante al menos doce meses.
  • Programa de seguro médico para niños (CHIP): CHIP es como Medicaid para niños. Es un seguro médico que brinda servicios de atención médica a niños menores de una edad y un nivel de ingresos específicos.
  • Head Start: Head Start es un programa educativo para familias de bajos ingresos con niños que tienen edad suficiente para asistir al preescolar. La mayoría de los programas Head Start brindan transporte gratuito hacia y desde la escuela y desayuno y almuerzo gratuitos para los estudiantes.
  • Medicaid: Medicaid es un seguro médico para personas que no pueden pagar o no tienen acceso a un seguro a través del empleo debido a una discapacidad o edad. Medicaid paga la hospitalización, las visitas al médico, los medicamentos recetados y otros servicios médicos necesarios.
  • Seguro Social: Uno de los programas de asistencia social más grandes de los Estados Unidos, el Seguro Social proporciona pagos monetarios mensuales para las personas mayores que ya no pueden trabajar y está financiado por todos los contribuyentes a través de impuestos federales sobre la renta. Existe un requisito de edad mínima para recibir los beneficios de este programa. El programa es administrado por la Administración del Seguro Social (SSA), una de las agencias independientes más grandes del gobierno federal. El Congreso aprobó aumentos automáticos de beneficios a través de los Ajustes por Costo de Vida (COLA) de 1975, lo que permitió a los beneficiarios del Seguro Social mantenerse al día con sus gastos por costo de vida. COLA aumenta los beneficios de SSA y SSI según el Índice de Precios al Consumidor para Asalariados y Trabajadores de Oficina Urbanos desde el tercer trimestre del año anterior hasta el tercer trimestre del año actual. Esto ayuda a garantizar que la inflación no erosione la asistencia de los programas de bienestar.
  • Asistencia para vivienda y alquiler: estos programas brindan asistencia para el alquiler y ayudan a encontrar viviendas para personas de bajos ingresos que necesitan un lugar para vivir.

Los servicios de bienestar que brindan asistencia por accidentes laborales, atención médica, desempleo y subsidios familiares benefician a la economía, así como a las personas y familias que reciben su ayuda. Cuando las personas no tienen acceso a la atención médica y se enferman o lesionan en el trabajo, es posible que no puedan trabajar. Disponer de programas para ayudarles a recibir los servicios médicos que necesitan y fondos monetarios suplementarios para proporcionarles alimentos y prestaciones por desempleo puede impulsar la economía. Las personas trabajadoras y sanas son esenciales para la producción de bienes y servicios, lo que ayuda a estabilizar la economía y proporciona entornos laborales más saludables, más productivos y menos estresantes.

Resumen de la lección

Los programas de bienestar social son fundados por gobiernos y voluntarios para brindar asistencia a personas y familias necesitadas. Cada programa tiene sus propios requisitos en cuanto a:

  • límites de ingresos
  • tamaños familiares
  • determinadas discapacidades físicas o psíquicas.

Por lo general, se financian mediante políticas distributivas o redistributivas. Un método grava a muchos y beneficia a pocos. El otro hace lo contrario. Existen políticas que ayudan a brindar atención médica, alimentación, asistencia de vivienda, educación y asistencia de ingresos a las personas que cumplen con los requisitos. Al garantizar que las personas reciban educación, servicios médicos, alimentos y vivienda, los beneficios de los programas de bienestar social son cosechados por los individuos y sus familias, la sociedad y la economía.

Uno de los programas de asistencia social más importantes de Estados Unidos es el Seguro Social, que proporciona ingresos a los ciudadanos de edad avanzada que ya no pueden trabajar. Al igual que con todos los programas de asistencia social, existen requisitos para calificar para el Seguro Social. Estos requisitos son administrados por la Administración del Seguro Social (SSA), una agencia federal independiente. Para evitar que la inflación erosione los beneficios sociales, el gobierno también aprobó los Ajustes por Costo de Vida (COLA), que aumentan automáticamente los beneficios para igualar la inflación cada año.

Articulos relacionados