foto perfil

Datos sobre la ecología de la playa

Publicado el 30 septiembre, 2020

¿Qué es una playa?

Imagínese un día soleado en la playa. Los visitantes extienden sus toallas y hunden sus sombrillas en la arena. Los niños corren hacia las olas mientras los adultos toman el sol. Pero, mientras los bañistas se relajan, todo un ecosistema está en funcionamiento. Las olas golpean la costa con el viento y las corrientes de agua, mientras que las ostras y las almejas se aferran a la vida contra la marea. Los pastos crecen en las dunas y los pájaros vuelan en círculos en busca de comida.

Este entorno se llama ecosistema de playa . En ciencia, una playa es una frontera entre el océano y la tierra con suelo arenoso o rocoso. A veces, las playas pueden ser de arena, como las playas en las que disfrutamos tomando el sol. Otras veces, hay acantilados rocosos o marismas en el límite entre la tierra y el mar. Hoy, vamos a aprender sobre las diferentes partes de este ecosistema y cómo funcionan juntas para apoyar la vida en la playa.

Factores abióticos

Aunque generalmente pensamos en los ecosistemas como una colección de seres vivos, un ecosistema en realidad está formado por seres vivos y no vivos, llamados factores abióticos . Los factores abióticos forman la base del ecosistema e incluyen cosas como la luz solar, el agua, el viento, la temperatura, el suelo y las rocas. Sin estos factores, no podría existir ningún ser vivo.

Las playas suelen tener suelo rocoso, ya sea arena creada a partir de la erosión de rocas más grandes y escombros de coral, guijarros o paredes de roca escarpadas que crean acantilados oceánicos. Estas condiciones dificultan que las plantas como los árboles echen raíces. Como resultado, hay pocos árboles grandes alrededor de las playas, lo que hace que las condiciones sean generalmente soleadas.

Las corrientes de viento del océano también dificultan que los árboles y las plantas más grandes echen raíces. Con el aumento del viento también vienen las corrientes de agua variables y las mareas cambiantes. La alta salinidad del océano también presenta un desafío para los seres vivos, que necesitan encontrar una forma de regular su equilibrio de sal y agua.

Aunque solemos pensar en las playas como calientes y soleadas, las playas vienen en todas las temperaturas. El aumento o disminución de la latitud lejos del ecuador da como resultado aguas más frías y, por lo tanto, playas más frías. Piense en los fríos océanos del Polo Norte y Sur. A pesar de que hace frío en estas latitudes extremas, todavía hay playas donde el océano se encuentra con la orilla. Con una masa tan grande y una salinidad tan alta, los océanos generalmente no se congelan incluso si las temperaturas exteriores están por debajo del punto de congelación.

Factores bioticos

Con estos intensos factores abióticos, es una maravilla que la vida prospere en la playa. Pero muchos seres vivos, o factores bióticos , han hecho de la playa un hogar acogedor.

Plantas

El viento fuerte, las mareas cambiantes y la salinidad pueden dificultar la vida de las plantas. Si alguna vez le ha puesto agua salada a una planta, sabe que se marchita rápidamente. Sin embargo, algunas plantas han desarrollado estrategias para sortear estos desafíos.

Los árboles de mangle son plantas especializadas que crecen en arena, barro y suelos rocosos en las fronteras costeras. Resisten las inundaciones de las mareas dos veces al día y tienen adaptaciones especiales para excretar sal, almacenar agua dulce y obtener oxígeno del suelo pobre en nutrientes.


Los árboles de mangle tienen adaptaciones especiales para crecer en la playa
árboles de mangle

Otras plantas de la playa toman una ruta diferente, optando por crecer lejos del agua salada y hacia las dunas de arena. Estas plantas necesitan adaptaciones especiales para enraizarse en suelos arenosos y cambiantes y obtener agua dulce. Muchas plantas de playa tienen raíces largas y crecen horizontalmente sobre la arena, en lugar de crecer erguidas contra el viento, como la verbena de arena roja, que crece a lo largo de la costa y tierra adentro en los suelos secos de California.

Muchas plantas de playa también tienen hojas suculentas , que son pequeñas hojas modificadas con una capa cerosa. Su forma les permite almacenar mejor el agua y el revestimiento ceroso evita que se sequen con el calor de la playa. Muchos tienen hojas que también están coloreadas para reflejar la luz solar brillante.

Animales

Si las plantas pueden crecer en un ecosistema, los animales seguirán su ejemplo. Con todo un océano de comida, algunos animales desafían las mareas y viven en la zona intermareal de la playa, el área que está bajo el agua durante la marea baja, pero sobre el agua durante la marea alta. En esta zona de la playa habitan muchas especies de cangrejos, como los cangrejos ermitaños. Estos cangrejos, conocidos por sus formas de intercambiar conchas, tienen cuerpos blandos y se instalan en conchas abandonadas en la playa. Otros animales en esta zona incluyen mejillones, almejas, langostas y cangrejos de río.


Los cangrejos ermitaños viven en la zona intermareal entre el océano y la costa.
cangrejo ermitaño

La idea del cangrejo puede darte hambre si eres un amante de los mariscos. Pero los humanos no son los únicos que miran a los cangrejos para cenar. Las playas traen bandadas de aves marinas , aves que en su mayoría viven una vida marina. El ave más común es la gaviota, cuyas diferentes especies cubren la mayoría de las playas del mundo. Estas aves no son exigentes y comen casi cualquier cosa en el ecosistema, incluidos insectos, crustáceos, peces e incluso sus propios bocadillos en la playa. Las gaviotas pueden ser intrépidas y robarán tus fichas directamente de tu mano.

Las aves y los peces no son todo lo que la playa tiene para ofrecer. Muchas playas albergan mamíferos como focas y leones marinos. Aunque a la mayoría de las focas les gusta el frío, la foca monje de Hawái prefiere las aguas tropicales del norte de Hawái. Con un peso de hasta 610 libras, estos animales pasan la mayor parte del tiempo en el mar cazando peces, anguilas y otros animales, pero vienen a la playa a descansar.


Una foca monje hawaiana descansa en la playa.
Foca monje hawaiana

Resumen de la lección

Las playas son fronteras arenosas o rocosas entre la tierra y el océano. Las playas tienen factores abióticos específicos como suelo arenoso, rocoso, grandes cantidades de luz solar, viento fuerte, alta salinidad y mareas cambiantes. A pesar de estos desafíos, muchos factores bióticos sobreviven, como los manglares en áreas tropicales y las suculentas planas y extensas en las dunas de arena. Los crustáceos como los cangrejos viven en la zona intermareal y pueden convertirse en alimento para las aves marinas . Los mamíferos, como las focas y los leones marinos, también viven en las playas.

Articulos relacionados