Demagogo: definición y descripción general

Publicado el 3 octubre, 2021

¿Qué es un demagogo?


El Demagogo de José Clemente Orozco;
el demagogo hará cualquier cosa y dirá cualquier cosa para llamar y mantener la atención.
Demagogo

Demagogo es una palabra griega que significa ‘líder de la gente común’. Eso parece bastante inocente. Cuando piensas en ese tipo de persona, te vienen a la mente Mahatma Gandhi, Robin Hood y William Tell. Pero ha llegado a significar algo un poco diferente a lo largo de los años. La antigua Atenas tenía una democracia, lo que significaba que todos los hombres que poseían tierras eran elegibles para participar en discusiones públicas, votar e incluso ocupar cargos públicos. Entonces, para ellos, la palabra comenzó indicando a una persona que no era parte de la aristocracia pero que se había ganado el respeto del público.

Ser un demagogo

Hay algunas reglas que son tan antiguas como el tiempo. Una es que quienes tienen poder y riqueza tienden a ser conservadores: tienen lo que todos quieren y quieren preservar el sistema que lo logró para ellos.

Los demagogos tienden a explotar esa tendencia. Cuando el público se siente frustrado con el acercamiento lento y cauteloso de la aristocracia, el demagogo puede acusarlo de demorarse. Impulsarán la acción, incluso cuando la prudencia sea lo más inteligente. La acción atrae al público, especialmente si no está al tanto de lo que está sucediendo. Mientras la gente no esté bien educada, un demagogo puede presentarse como un “hombre del pueblo” y los aristócratas como autoritarios o irresponsables. Esa es la clave del demagogo para ganar y mantener el poder; son ‘agitadores’. que juegan con los miedos, las emociones y los prejuicios de las personas.

El ejemplo de Cleon

Los atenienses tuvieron que lidiar con su propia cuota de demagogos. El más notorio fue Cleon . Según el historiador Tucídides, Cleón convenció a los atenienses de asesinar a todos los hombres de Mitilene y vender a las mujeres y los niños como esclavos después de que se rebelaron. Fue solo cuando recuperaron el sentido al día siguiente que alrededor de 1,000 rebeldes fueron ejecutados y el resto de la ciudad se salvó. Del mismo modo, cuando los atenienses derrotaron a una flota espartana y Esparta pidió la paz, Cleón convenció a los atenienses de rechazar la paz. Finalmente, acusó a los generales atenienses de cobardía cuando tardaron demasiado en conquistar una isla llamada Sphacteria. Incluso dijo que él, sin formación y experiencia sólo como curtidor de cuero, podría hacerlo en veinte días.

Demagogos en los tiempos modernos


Un Adolf Hitler animado en medio de uno de sus famosos discursos
Hitler

Quizás el alborotador más famoso del siglo XX fue Adolf Hitler. La Alemania de la década de 1930 estaba sumida en la Gran Depresión. Los trabajos eran escasos y el país se había visto obligado a limitar severamente sus fuerzas armadas después de la Primera Guerra Mundial. Hitler llegó al poder jugando con el fanatismo del público hacia los judíos de causar la Depresión mientras supuestamente se enriquecían. Afortunadamente para Alemania, pudo restaurar las finanzas de la nación fortaleciendo el ejército, devolviendo la esperanza a los alemanes y reduciendo el desempleo al convencer a las mujeres de que su deber era quedarse en casa. Desafortunadamente para el mundo, su reinado mató a millones de judíos y homosexuales en el proceso y empujó al mundo a una guerra masiva que solo terminó con la destrucción total de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Más tarde, el senador Joseph McCarthy llegaría al poder aprovechando el miedo de Estados Unidos al comunismo. Durante años habló sobre los comunistas en el gobierno, en Hollywood y en todas las facetas de la vida estadounidense y afirmó que amenazaban con abrumar a los EE. UU. Como resultado, las carreras de muchas personas fueron destruidas o suspendidas. Fue solo cuando no pudo mostrar evidencia de sus afirmaciones que el poder de McCarthy finalmente se rompió.

Resumen de la lección

El demagogo es una de las desventajas de la democracia: permitir que la gente tenga voz en el gobierno significa que siempre habrá personas que atraigan a los ciudadanos a través de mentiras y engaños mientras presionan a los aristócratas cautelosos para que tomen medidas imprudentes. Los demagogos nos acompañan desde los primeros días de la democracia. A menudo, captan la atención aprovechando el miedo y el odio del público hacia la élite social. Pero a veces, logran manipular a las personas y los eventos tan bien que pueden afectar, e incluso acabar, con millones de vidas.

5/5 - (7 votes)