Derecho veterinario y derecho consuetudinario

Publicado el 9 noviembre, 2020

Leyes veterinarias

Existen muchas leyes diferentes que rigen o son aplicables a la práctica de la medicina veterinaria. Algunas de estas leyes son muy específicas de la medicina veterinaria. Otros tratan del derecho consuetudinario, algunos son leyes estatales y otros son federales.

El derecho veterinario es bastante complejo, e incluso hay veterinarios con formación cruzada como abogados. Estos profesionales ayudan a sus colegas médicos a navegar por la red de leyes, reglas y regulaciones que afectan a la medicina veterinaria.

Esta lección describirá la Ley de Práctica Veterinaria y el derecho común veterinario, así como cómo este último puede aplicarse a la medicina veterinaria.

La Ley de práctica veterinaria

Las leyes veterinarias utilizan la Ley de Práctica Veterinaria de cada estado como base. La Ley de Práctica Veterinaria es un documento legal que especifica las reglas y regulaciones que rigen a los profesionales veterinarios, incluidos los veterinarios y técnicos. Dichas reglas abarcan muchos aspectos de la medicina veterinaria, incluidas las reglas y regulaciones relacionadas con:

  • Licencia
  • Requisitos de una relación válida veterinario-cliente-paciente
  • Exámenes
  • Educación continua
  • Y crueldad hacia los animales

Una vez más, tales reglas y regulaciones variarán de un estado a otro, pero la AVMA, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, tiene una Ley Modelo de Práctica Veterinaria que se utiliza como guía para lo que podría abarcar la Ley de Práctica Veterinaria de cada estado.

Dado que cada estado hace sus propias modificaciones a este modelo o puede usar otro modelo por completo, es importante que revise la Ley de Práctica Veterinaria de su estado antes de comenzar a trabajar en una clínica veterinaria.

Cada estado también tendrá algo similar a la Junta de Examinadores Médicos Veterinarios , que es una agencia formada por profesionales veterinarios y miembros del público que interpreta las leyes relacionadas con la medicina veterinaria para proteger a los clientes y animales mediante la adopción de medidas disciplinarias cuando sea necesario.

Derecho veterinario común

Además de la ley veterinaria, las leyes comunes y las leyes estatutarias también se aplican a esta profesión.

Las leyes comunes son leyes que han sido desarrolladas por jueces y tribunales en base a decisiones sobre violaciones legales anteriores.

Las leyes estatutarias son leyes que han sido redactadas y aprobadas por el gobierno, es decir, la legislatura.

Entonces, ¿cómo se aplican estas leyes a la medicina veterinaria? Bueno, hay mucho que discutir aquí.

Las leyes comunes y estatutarias pueden considerar que un animal se considera propiedad privada. Eso significa que cualquier persona que dañe al animal puede ser responsable de las pérdidas derivadas de la muerte del animal o de su atención médica. Responsabilidad es un término que significa legalmente responsable.

Por ejemplo, si su vecino arroja veneno en su patio trasero para matar a su perro, ese vecino puede ser considerado responsable de sus acciones.

Este tipo de leyes también pueden aplicarse al mundo veterinario. Por ejemplo, si se determina que un veterinario es negligente o si se observa negligencia, el veterinario puede ser responsable de cualquier daño o pérdida que surja de la pérdida de la vida o del tratamiento médico del animal.

La negligencia es el incumplimiento de un nivel de atención que una persona razonable o competente habría realizado en circunstancias similares.

La negligencia se define como negligencia profesional, trabajar por debajo o no seguir los estándares aceptados de práctica y atención médica.

Estos suenan bastante similares, pero no son iguales. La negligencia se aplica a todos los aspectos de la relación entre un cliente y un veterinario. Por ejemplo, un accidente de resbalón y caída en una práctica veterinaria califica como negligencia si una persona se lastima porque no se tomó cuidado para limpiar el derrame. La negligencia se refiere únicamente a los deberes médicos del veterinario.

La compensación por daños y pérdidas a menudo se limita al costo financiero del animal o su atención médica. Los daños emocionales y los daños por dolor y sufrimiento que a menudo se encuentran en demandas por negligencia médica humana rara vez se escuchan en la medicina veterinaria.

Prevención de negligencia y negligencia

No obstante, las demandas contra un veterinario o una instalación veterinaria pueden ser bastante caras. Por lo tanto, será deber de todos, incluido el suyo, hacer todo lo posible para evitar tal demanda.

Repasemos algunas de las cosas que deberían hacerse.

  • Documente siempre todo en el registro médico: llamadas telefónicas, horarios, fechas, procedimientos, medicamentos, etc.
  • Siempre cierre todos los botiquines de medicamentos.
  • Separe a todos los animales a menos que los dueños soliciten lo contrario (como cuando abordan dos animales que se llevan bien).
  • Asegúrese de que cada cliente firme un formulario de consentimiento y asegúrese de que cada cliente reciba un presupuesto antes de comenzar cualquier procedimiento.
  • Sujete a todos los animales según sea necesario.
  • Verifique que no haya peligros en el hospital, como pisos mojados, y coloque carteles para advertir a todos de tales peligros.
  • Utilice siempre una banda de identificación o algo similar en cada paciente hospitalizado.

Esos son solo la punta del iceberg. Cuando ingrese a la práctica, asegúrese de discutir cualquier precaución adicional que deba tomar con el veterinario a cargo o el gerente de la práctica.

Resumen de la lección

La ley veterinaria se basa en la Ley de Práctica Veterinaria de cada estado , un documento legal que especifica las reglas y regulaciones que rigen a los profesionales veterinarios, incluidos los veterinarios y los técnicos.

Y cada estado también tendrá algo similar a la Junta de Medicina Veterinaria , que es una agencia compuesta por profesionales veterinarios y miembros del público que interpreta las leyes relacionadas con la medicina veterinaria para proteger a los clientes y animales tomando medidas disciplinarias cuando sea necesario.

Pero el derecho consuetudinario y el derecho legal también se aplican a la medicina veterinaria.

Las leyes comunes son leyes que han sido desarrolladas por jueces y tribunales en base a decisiones sobre violaciones legales anteriores.

Las leyes estatutarias son leyes que han sido redactadas y aprobadas por el gobierno, es decir, la legislatura.

Un veterinario o una instalación veterinaria pueden ser considerados responsables si se puede probar una mala práctica o negligencia.

Responsabilidad es un término que significa legalmente responsable.

La negligencia es el incumplimiento de un nivel de atención que una persona razonable o competente habría realizado en circunstancias similares.

La negligencia se define como negligencia profesional, trabajar por debajo o no seguir los estándares aceptados de práctica y atención médica.

Para evitar tales demandas, es importante que todos los que trabajan en la instalación veterinaria tomen medidas preventivas. Éstas incluyen:

  • Siempre documentando todo en la historia clínica
  • Siempre bloqueando todos los botiquines
  • Y asegurarse de que cada cliente firme un formulario de consentimiento

Los resultados del aprendizaje

Una vez que haya terminado con esta lección, debería poder:

  • Identificar el propósito de la Ley de Práctica Veterinaria, la Junta de Medicina Veterinaria y las juntas estatales.
  • Definir el derecho consuetudinario y el derecho estatutario
  • Describir responsabilidad, negligencia y mala praxis en lo que respecta a la medicina veterinaria.
  • Explicar formas de prevenir juicios en la práctica veterinaria.

¡Puntúa este artículo!