Economía estadounidense en la década de 1920: consumismo, mercado de valores y cambio económico

Publicado el 29 septiembre, 2020

La economía rugiente de la década de 1920

La década de 1920 se ha llamado la década de los 20 locos y por una buena razón. No solo la cultura estadounidense estaba “rugiendo” en términos de estilo y tendencias sociales, sino que la economía también estaba “rugiendo”. La década fue una época de tremenda prosperidad. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, el poder industrial de los Estados Unidos se desató con fines pacíficos domésticos. En unos pocos años, se produjo un cambio económico a medida que la economía pasó de la producción en tiempos de guerra a la producción en tiempos de paz. Las nuevas tecnologías, como el automóvil, los electrodomésticos y otros productos producidos en masa, llevaron a una cultura de consumo vibrante, que estimuló el crecimiento económico. Además, bajo la administración de tres presidentes republicanos consecutivos, el gobierno adoptó políticas fiscalmente conservadoras que impulsaron la actividad empresarial privada.

El consumismo en la década de 1920

Se puede pensar en el consumismo como la cultura que rodea la compra y venta de productos. El consumismo se impuso a lo largo de la década de 1920 como resultado de la producción en masa, los nuevos productos en el mercado y la mejora de las técnicas publicitarias. Con más tiempo libre disponible y dinero para gastar, los estadounidenses estaban ansiosos por poseer los últimos artículos. Los anunciantes usaron esto para su ventaja, a menudo enfatizando el lujo y la conveniencia. A través de medios como la radio y los anuncios impresos, la cultura del consumidor fue más visible que nunca.

Sears, Roebuck & Co., una empresa fundada en 1893, publicaba regularmente un catálogo de pedidos por correo. En la década de 1920, el catálogo, apodado la Biblia del consumidor, se había vuelto enormemente popular. Revolucionó por completo la forma en que la gente compraba artículos. El catálogo contenía literalmente cientos de páginas con productos como máquinas de coser, bicicletas, ropa, radios y casi todo lo demás imaginable. La compra a plazos o la compra a crédito también era popular, lo que permitía a las familias comprar artículos grandes como automóviles o refrigeradores y pagarlos gradualmente durante un período de tiempo. Los grandes almacenes también se hicieron populares durante este tiempo.

Prosperidad de Coolidge

Apodado ‘Silent Cal’ porque era un hombre de pocas palabras, Calvin Coolidge fue presidente de los Estados Unidos de 1923 a 1929. Sus políticas fiscalmente conservadoras ayudaron a marcar el comienzo de la era de ‘Coolidge Prosperity’. Coolidge redujo drásticamente los impuestos y apoyó la legislación que fomentaba las empresas privadas. También habló incesantemente sobre la virtud del ahorro. Coolidge merece un crédito considerable por el éxito económico de la década de 1920.

El mercado de valores

Con dinero para invertir, muchos estadounidenses comenzaron a comprar acciones. Esto era lo que había que hacer en la década de 1920. Fue visto como moderno: una empresa para aquellos que eran inteligentes, sofisticados y urbanos. Y aunque conllevaba riesgos, en general se consideraba una inversión sólida. A medida que la economía siguió creciendo durante la década, algunas personas llegaron a ver la inversión en acciones como una forma infalible de enriquecerse rápidamente.

En 1928, el mercado de valores estaba en auge y las compras con margen se convirtieron en algo habitual. Comprar con margen era una práctica arriesgada en la que el comprador solía pedir prestado dinero a su corredor para pagar las acciones. Por ejemplo, un comprador podría depositar el 20% del costo de las acciones, pero pedir prestado el otro 80% a un corredor. Aunque hubo señales sutiles de que el mercado de valores no podría seguir subiendo indefinidamente, muchas personas ignoraron estas señales y continuaron con sus arriesgadas estrategias de mercado de valores especulativas.

La caída del mercado de valores

La prosperidad de la década de 1920 se detuvo estrepitosamente en el último año de la década. En septiembre de ese año, el mercado de valores comenzó a mostrar signos de estancamiento. Luego, en octubre, el fondo cayó cuando la gente entró en pánico y comenzó a vender sus acciones. El 29 de octubre de 1929, día conocido como Martes Negro , se negociaron unos 16 millones de acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York, lo que provocó una pérdida instantánea de miles de millones de dólares. Casi de la noche a la mañana, algunas personas pasaron de ser millonarios a no tener prácticamente nada. Incluso hubo informes de banqueros que se suicidaron saltando desde sus oficinas de gran altura. Lamentablemente, la caída de la bolsa de valores de 1929 fue solo el comienzo. Durante los siguientes diez años, los estadounidenses sufrieron la Gran Depresión, uno de los momentos más oscuros de la historia estadounidense.

Resumen de la lección

Revisemos. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, se produjo un cambio económico cuando se desató el poderío industrial de Estados Unidos para la producción en tiempos de paz. A principios de la década de 1920, la economía estaba en auge. Los avances en la tecnología, la producción en masa y los nuevos métodos publicitarios llevaron a una cultura de consumo vibrante. La publicidad se impuso a lo largo de la década de 1920. La compra a plazos, o la compra a crédito, permitía a los estadounidenses comprar artículos caros como automóviles y refrigeradores. El catálogo de pedidos por correo de Sears, Roebuck & Co. revolucionó la forma en que la gente compraba.

Las políticas fiscalmente conservadoras del presidente Calvin Coolidge marcaron el comienzo de la era de Coolidge Prosperity. La inversión en el mercado de valores se hizo popular a lo largo de la década de 1920, y muchos estadounidenses practicaron la estrategia especulativa y arriesgada de comprar con margen, lo que significa que pidieron prestado dinero a un corredor para pagar sus acciones. El martes negro, 29 de octubre de 1929, los inversores entraron en pánico y vendieron sus acciones, lo que provocó la caída del mercado de valores y, en última instancia, la Gran Depresión.

Los resultados del aprendizaje

Al trabajar en esta lección, podrá lograr lo siguiente:

  • Diga por qué, económicamente, la era se llamó ‘The Roaring Twenties’
  • Describir el consumismo y cómo definió la década de 1920.
  • Explicar las causas del colapso económico de la bolsa de valores de 1929

Articulos relacionados