Economía romana en la Edad Media

Publicado el 4 octubre, 2020

El imperio Romano

Durante muchos años, Roma fue la capital cultural del mundo y sostuvo un enorme imperio tanto a través de la fuerza militar como del comercio. Finalmente, la civilización declinó y se llevó consigo la otrora gran economía de Roma. Esta lección rastreará el desarrollo de la economía de Roma desde sus inicios en la agricultura hasta el apogeo del imperio a través de su declive en la Edad Media. Comenzaremos explorando la fundación de Roma.

Roma fue fundada por el primer rey romano, Rómulo , alrededor del 753 a. C. La ciudad estaba formada por varias tribus que se unieron. La base de la economía de la ciudad en ese momento era agrícola. Además de los cultivos estándar, los productos agrícolas de Roma también incluían telas y materias primas (como aceitunas para aceite y viñedos para vino). Cultivar la tierra en el área y usar el río Tíber para ayudar con el comercio permitió que la gente floreciera. Finalmente, los romanos desarrollaron carreteras. Las carreteras crearon una nueva oportunidad para el comercio y permitieron que la economía prosperara aún más.

A medida que Roma se involucró en los conflictos que rodeaban a las tribus, los agricultores se convirtieron en soldados. Sin agricultores para trabajar la tierra, los romanos ricos trajeron esclavos para que se ocuparan de las tareas agrícolas. A medida que la producción agrícola de Roma creció, muchos productos tuvieron que enviarse a través del mar Mediterráneo hasta donde estaban ubicadas otras ciudades romanas. Finalmente, la economía romana pasó a depender en gran medida de las importaciones y exportaciones.

El Imperio Romano se expandió y creció tanto que el conflicto comenzó a ocurrir con mayor frecuencia dentro de sus fronteras. Finalmente, el conflicto civil hizo que la vida de la ciudad se deteriorara. En el siglo III d.C., las ciudades estaban llenas de enfermos y pobres. Los propietarios adinerados contrataron a sus propias tropas para protegerlos de cualquier interrupción.

Roma en la Edad Media

A fines del siglo IV, Roma comenzó a experimentar un aumento de las amenazas de las tribus germánicas circundantes . Estas tribus, como los vándalos, los godos, los francos y los anglosajones, buscaban tierras y otros grupos como los hunos las expulsaban de las suyas. Estas tribus se trasladaron al territorio romano por diferentes vías. Algunos eran violentos y no respondían a la cultura romana nativa (como los anglosajones), pero algunos se asimilaron y adoptaron muchas prácticas romanas (como los francos).

Alrededor del 410, Roma fue alcanzada por un visigodo llamado Alarico. Los visigodos eran una tribu que procedía del sur de Escandinavia. Esto marcó el comienzo de un cambio en la economía romana. Recuerde, hasta ese momento, la economía de Roma había pasado de sus primeros años de agricultura a depender en gran medida de las importaciones y exportaciones a los territorios circundantes. Además, una parte de toda la producción de cereales fue recolectada por la ciudad para ayudar a alimentar a los pobres. Cuando Roma fue atacada por los visigodos, Cartago, un importante proveedor de cereales, fue alcanzada por los vándalos. Esto significó que gran parte del suministro de cereales de Roma se detuvo.

La escasez de cereales afectó tanto a Roma como al resto de Italia. Las tecnologías agrícolas que implican energía hidráulica y caballos de fuerza aún no fueron adoptadas por los romanos porque, hasta ahora, no las necesitaban. Tenían una población de esclavos tan grande para crear sus productos, especialmente cereales, que no se necesitaba ninguna nueva tecnología para aumentar la eficiencia. Pero ahora la economía de Roma estaba en serios problemas. La población no solo experimentaba una creciente desconfianza por su gobierno y lidiaba con los constantes ataques de las tribus germánicas y el creciente Imperio Persa, ahora los romanos tenían problemas para alimentarse.

Las carreteras, puentes y puertos fueron ignorados y cayeron en mal estado. Las tropas ya no apoyaban la economía viajando por el imperio y comprando bienes. El desempleo se extendió y todas las personas tuvieron que adaptarse a una sociedad cambiante (incluidos los miembros de las tribus invasoras germánicas). La prioridad de quienes vivían fuera de las ciudades pasó a ser sustentarse a sí mismos en lugar de producir grandes cantidades de bienes.

Economía europea después del Imperio Romano

La economía romana en declive reflejó el estado del imperio en ese momento. El Imperio Romano, después de numerosos ataques de tribus germánicas y fuerzas como los persas, así como la propagación de enfermedades, estaba cayendo. Persia finalmente ganó el control de gran parte del imperio y el comercio se centralizó alrededor del Mar Negro. Sin embargo, después de un período de declive económico, las partes restantes del Imperio Romano, ahora conocido como Imperio Bizantino , que tenía su sede en Oriente, experimentaron un largo período de crecimiento y expansión. Sin embargo, la propia Roma había sido invadida durante mucho tiempo por pueblos conquistadores.

Otros países como Siria, Egipto y Mesopotamia experimentaron una economía próspera incluso después de quedar rápidamente bajo el control del Imperio Persa. La enfermedad fue menos prominente en estas áreas. Mientras tanto, Italia y las áreas que alguna vez fueron parte de la economía romana comenzaron a experimentar una agitación económica con un aumento en el comercio de plata de Rusia a través del Mar Báltico. Luego, después de 800, los ataques comenzaron de nuevo por asaltos vikingos. Pronto, Europa Occidental vería fallar su estructura política y ser reemplazada por el feudalismo , en el que un señor le da tierras a un vasallo a cambio de protección.

Resumen de la lección

Roma fue fundada por un grupo de tribus agrícolas, haciendo de la agricultura su base para la supervivencia. Sin embargo, a medida que el Imperio Romano comenzó a crecer y expandirse, el comercio comercial se convirtió en un importante sistema de apoyo para los ciudadanos romanos. Roma floreció durante un tiempo, pero finalmente fue atacada por otros. Las tribus germánicas se apoderaron de las principales ciudades y territorios romanos, poniendo fin al comercio. Los ciudadanos tenían que encontrar una forma de alimentarse a sí mismos en lugar de producir cantidades masivas de bienes. El Imperio Romano comenzó a desmoronarse y eventualmente cedería ante invasores como los persas. Aunque la economía en algunas partes de Europa no experimentó el mismo ciclo de vida que la de Roma, la mayor parte de Europa Occidental llegaría a adoptar un sistema de feudalismo.

Los resultados del aprendizaje

Después de ver esta lección en video, los estudiantes deberían poder lograr lo siguiente:

  • Reconocer la transición de Roma de un grupo de tribus agrícolas a un vibrante centro de importación / exportación
  • Explica los eventos que llevaron a la caída del Imperio Romano.
  • Compare la economía de importación / exportación de Roma con el feudalismo de Europa Occidental que siguió

¡Puntúa este artículo!