Efectos fisiológicos de la actividad física

Publicado el 9 noviembre, 2020

Tu cuerpo y actividad física

¿Con qué frecuencia se siente sin aliento durante la actividad física? La mayoría de las personas se encuentran respirando con dificultad cuando suben escaleras o caminan rápidamente. Si hace ejercicio con regularidad, es posible que este tipo de actividades le resulten menos desafiantes. Esta es una indicación de aptitud física.

En términos muy generales, cuanto más frecuente e intenso es el ejercicio, mayor es el nivel de condición física. Echemos un vistazo más de cerca a lo que sucede en el cuerpo durante el ejercicio para comprender sus efectos a largo plazo sobre la salud y el bienestar en general.

Cambios respiratorios

Mencionamos esa sensación de falta de aire que a veces ocurre con el ejercicio y otras actividades extenuantes. Esto es causado por un aumento en la necesidad de oxígeno del cuerpo. El oxígeno es un gas incoloro e inodoro que se encuentra en el aire y es necesario para mantener la vida.

Los pulmones toman oxígeno del aire y lo transportan a otras partes del cuerpo. Durante los períodos de actividad física, el cuerpo requiere más oxígeno que durante los períodos de descanso. Esto crea una mayor carga de trabajo para los pulmones y, con el tiempo, se vuelven más fuertes y mejores. De aquí es de donde proviene la respiración pesada. Entonces, ¿a dónde va todo ese oxígeno?

Cambios cardiovasculares

El corazón y los vasos sanguíneos trabajan juntos para transportar el oxígeno adicional a los músculos del cuerpo. Para hacer esto, el corazón trabaja más duro de lo que lo haría durante los momentos de descanso. Late más rápido y usa más fuerza para enviar oxígeno y otros nutrientes y hormonas vitales a través del torrente sanguíneo. Esto aumenta la presión arterial y fortalece el corazón con el tiempo. Ahora analicemos por qué los músculos necesitan ese oxígeno tan desesperadamente.

Cambios musculoesqueléticos

Tómate un momento para flexionar los músculos de tus brazos. ¿Se sienten tensos y firmes o se sienten flojos y flácidos? Si hace ejercicio con regularidad, probablemente se sientan firmes porque el ejercicio aumenta el tono muscular. Durante el ejercicio intenso, los músculos utilizan más del doble de la cantidad de oxígeno que utilizan durante los períodos de descanso.

Los músculos utilizan el oxígeno para crear glucógeno , una fuente natural de energía. Este proceso agranda los músculos y la fuerza aumenta con el tiempo. Los huesos y las articulaciones también se benefician del ejercicio al volverse más densos y fuertes.

Cambios cognitivos

Entonces, ahora que sus pulmones, corazón, músculos y huesos son más fuertes, ¿qué pasa con su cerebro? Muchas personas hacen ejercicio para verse bien y ni siquiera se dan cuenta de que el cerebro también se beneficia del ejercicio. El aumento del flujo sanguíneo y de oxígeno en el cuerpo mejora la salud del cerebro. El ejercicio regular mejora la concentración y el estado de ánimo. También puede prevenir enfermedades cerebrales relacionadas con la edad como el Alzheimer y el Parkinson.

Resumen de la lección

La actividad vigorosa frecuente mejora la condición física porque con el tiempo el cuerpo se adapta y se vuelve más fuerte. Los cambios fisiológicos en los sistemas respiratorio, cardiovascular, musculoesquelético y cognitivo ocurren en el cuerpo durante el ejercicio y se suman a beneficios a largo plazo para la salud y el bienestar. Los pulmones se fortalecen a medida que trabajan más para absorber oxígeno durante los períodos de actividad física y entregarlo al cuerpo. El corazón bombea más rápido y la presión arterial aumenta durante el ejercicio en un esfuerzo por enviar oxígeno y otros nutrientes vitales a todo el cuerpo. El corazón se fortalece como resultado de esta mayor carga de trabajo. Los músculos se vuelven más firmes y más grandes a medida que usan oxígeno para crear glucógeno.Por energía. La salud del cerebro mejora debido al aumento de los niveles de oxígeno y sangre durante el ejercicio.

¡Puntúa este artículo!