foto perfil

Enseñanza reflexiva: Definición, ejemplos y práctica

Publicado el 22 noviembre, 2023

¿Qué es la Enseñanza Reflexiva?

La enseñanza reflexiva es un enfoque de la instrucción en el que los maestros analizan a sí mismos sus métodos, estrategias y resultados de enseñanza. Un instructor que utiliza la enseñanza reflexiva pensará en sus propias prácticas de enseñanza y analizará cómo se enseña algo como un método de superación personal y para mejorar los resultados de aprendizaje de sus alumnos.

Los maestros pueden considerar muchos puntos diferentes mientras participan en la enseñanza reflexiva. Éstos incluyen:

  • Lo que se está enseñando actualmente
  • Como se esta enseñando
  • ¿Por qué se enseña de esa manera?
  • Qué tan bien están aprendiendo los estudiantes
  • Qué tan comprometidos están los estudiantes en su aprendizaje
  • Qué tan bien los estudiantes retienen lo que aprenden

Propósito de la Enseñanza Reflexiva

¿Cuál es el propósito de la enseñanza reflexiva? Algunos instructores pueden usar la enseñanza reflexiva para aprender más sobre ellos mismos, su práctica y sus métodos. Otros usan la enseñanza reflexiva para mejorar y convertirse en maestros más efectivos y atractivos. Aún así, otros instructores usarán la enseñanza reflexiva en un intento de encontrar soluciones a los problemas de los estudiantes y mejorar los resultados de los estudiantes.

Los maestros reflexivos analizarán su enfoque de la enseñanza, los métodos que utilizan y las formas en que manejan las situaciones en el aula para convertirse en maestros más efectivos. Aprender sobre nuevas prácticas y afinar enfoques puede implicar descubrir cómo satisfacer mejor las necesidades de los estudiantes, ya sea a través de la instrucción en grupos grandes, el trabajo en grupos pequeños o la atención individual. El aprendizaje cooperativo, donde los estudiantes trabajan juntos para lograr un objetivo común, es otro enfoque que puede beneficiarse de la enseñanza reflexiva. Probar nuevos métodos de enseñanza y evaluar lo que funcionó o no funcionó es parte de la enseñanza reflexiva.

¿Qué es el Enfoque Reflexivo?

El enfoque pedagógico reflexivo implica que los instructores piensen y reflexionen continuamente sobre su enseñanza. El objetivo es que los maestros aprendan más sobre sus prácticas y realicen mejoras en el futuro. La enseñanza reflexiva es un proceso, no un producto. Los maestros analizan su propio enfoque de instrucción y reflexionan sobre lo que funciona, lo que no funciona y los cambios que se pueden hacer.

Métodos de Enseñanza Reflexiva

¿Cómo es la práctica reflexiva en la educación? La práctica reflexiva en la enseñanza puede tomar diferentes formas e incluso puede verse diferente de un día a otro o de un maestro a otro. Algunos métodos de enseñanza reflexiva incluyen:

Mantén un diario

Un método que se usa comúnmente en la enseñanza reflexiva es llevar un diario. Se puede usar un diario al final de cada día, o incluso después de cada clase, como una forma para que el maestro recuerde lo que hizo, lo que funcionó o no, y lo que podría hacer de manera diferente la próxima vez. Tomar notas sobre la lección, los métodos y la respuesta de los estudiantes, ya sea positiva o negativa, puede ser muy valioso. Por ejemplo, ¿el maestro siente que los estudiantes entendieron el material? Si no, ¿qué más hay que hacer? ¿Más tiempo de preparación o más materiales habría resultado en una lección más efectiva? Reflexionar sobre estos puntos por escrito puede ayudar a un maestro a ver lo que está haciendo bien y lo que podría necesitar mejorar.

Obtener comentarios

Otro enfoque común para la enseñanza reflexiva es recopilar comentarios. Los comentarios pueden provenir de muchas fuentes: estudiantes, padres, compañeros maestros, administradores, consejeros escolares y personal de apoyo. Permitir que los estudiantes brinden comentarios de forma anónima fomentará opiniones honestas y reflexiones de su parte. Por ejemplo, ¿qué aprendieron? ¿Qué resonó con ellos? ¿Qué disfrutaron (o no disfrutaron)? ¿Qué fue interesante o aburrido? Después de una lección o actividad o al final de la clase, pida a los alumnos que describan de forma breve y honesta lo que aprendieron y lo que no funcionó bien en la lección, si es que hubo algo. Recopilar las respuestas de los estudiantes y registrar la información, ya sea en un diario, un cuaderno de audio o cualquier otro método, garantizará que las respuestas de los estudiantes se recuerden en el futuro. Permita que los estudiantes expresen sus opiniones honestas y dé cumplidos y críticas constructivas.

Los comentarios también pueden provenir de colegas y otras fuentes. Si otros entienden que el objetivo es mejorar la enseñanza y los resultados de los estudiantes y que no serán juzgados por sus comentarios, es más probable que respondan de manera reflexiva y útil. Un colega suele ser la mejor opción para recibir comentarios honestos.

Graba la clase

Otra estrategia para la enseñanza reflexiva es la grabación de la clase. Esto se puede hacer usando una grabadora de video, una grabadora de audio o incluso un teléfono. Al final del día, o incluso al final de la clase, el profesor puede ver y/o escuchar la grabación y tomar notas. Por ejemplo, ¿qué funcionó bien y qué no funcionó? ¿Se comprometieron los estudiantes? ¿Fueron receptivos? ¿Participaba toda la clase o solo unos pocos estudiantes? ¿Estaba el maestro interactuando con todos en la clase?

Ejemplos de reflexión del maestro

Aquí hay algunos ejemplos de cómo ser un maestro reflexivo:

  • Después de cada clase, tome notas escritas o de audio sobre cómo fue la clase y cómo respondieron los estudiantes al material enseñado y los métodos utilizados.
  • Reflexionar sobre lo que se enseñó y por qué. Considere qué se podría hacer de manera diferente para mejorar los resultados de los estudiantes.
  • Busque comentarios pidiéndole a un colega de confianza que se siente en la clase.
  • Reúna los comentarios de los estudiantes de forma anónima y tómese el tiempo para leerlos y reflexionar sobre ellos.
  • Registrar la clase y analizar las prácticas y métodos utilizados y su eficacia.

Resumen de la lección

La enseñanza reflexiva es un enfoque de instrucción en el que los maestros analizan sus métodos, estrategias y resultados de enseñanza. Un instructor que utiliza la enseñanza reflexiva pensará en sus propias prácticas de enseñanza y analizará cómo se enseña algo como una forma de mejorarse a sí mismo y a los resultados de aprendizaje de sus alumnos. El propósito de la enseñanza reflexiva puede ser que un maestro aprenda sobre sus prácticas y métodos, para mejorarse a sí mismo y convertirse en maestros más comprometidos y efectivos, o en un intento de encontrar soluciones a los problemas de los estudiantes y mejorar los resultados de los estudiantes. La enseñanza reflexiva puede ser especialmente útil en un entorno de aprendizaje colectivo.

El enfoque pedagógico reflexivo implica que los instructores piensen y reflexionen continuamente sobre su enseñanza. El objetivo es que los maestros aprendan más sobre sus propias prácticas, al mismo tiempo que realizan mejoras en el futuro. La práctica reflexiva en la enseñanza puede tomar diferentes formas, e incluso puede verse diferente de un día a otro o de un maestro a otro. Algunos métodos de enseñanza reflexiva y ejemplos de cómo ser un maestro reflexivo pueden incluir llevar un diario, recopilar comentarios de los estudiantes y colegas de confianza, o grabar una clase.

Articulos relacionados