foto perfil

Estructuras Megalíticas: Construcción, importancia y ejemplos

Publicado el 7 febrero, 2024

¿Qué es un megalito?

Un megalito es una gran estructura de piedra prehistórica, que a menudo consta de varias piedras, que se cree que se utilizó para marcar eventos y lugares importantes. Se pueden encontrar en todo el mundo, desde Europa hasta América del Sur y China. En Europa se han descubierto aproximadamente 35.000 megalitos, aunque es probable que haya muchos más por descubrir. Los megalitos se han utilizado en una variedad de culturas y civilizaciones antiguas. La palabra megalito fue utilizada por primera vez en 1849 por el arqueólogo británico Algernon Herbert al hablar del monumento prehistórico de Stonehenge en Inglaterra.

Fotografía de una gran estructura megalítica conocida como Stonehenge que presenta varias piedras grandes en forma circular.

Los megalitos se presentan en muchas formas, desde simples piedras verticales hasta estructuras elaboradas como círculos de piedra o dólmenes. Muchos sitios megalíticos se construyeron utilizando alineaciones específicas entre las piedras y las estrellas o entre las piedras y el campo magnético de la Tierra. Esto sugiere que pudieron haber sido utilizados con fines religiosos o astronómicos, aunque los expertos aún debaten su propósito exacto.

El estudio de los megalitos proporciona información sobre cómo veían el mundo las civilizaciones antiguas y cómo interactuaban con él. Los megalitos también son una fuente importante de datos arqueológicos, que proporcionan información sobre culturas y sociedades pasadas. Como tales, han sido estudiados exhaustivamente por arqueólogos e historiadores de todo el mundo. Los megalitos siguen siendo importantes para las sociedades y culturas modernas, ya que brindan una idea de las creencias y prácticas de nuestros antepasados.

Construcción de Estructuras Megalíticas

Debido a su pasado antiguo y a su tamaño a menudo considerable (a veces con un peso de hasta varios cientos de toneladas), el método de construcción de muchas estructuras megalíticas sigue siendo un misterio. Se han propuesto muchas teorías sobre cómo se construyeron, desde el uso de herramientas simples hasta sistemas de ingeniería y transporte más avanzados.

Una de las teorías más dominantes ha sido que los megalitos se transportaban y ensamblaban con una serie de rodillos de madera redondeados. Estos rodillos habrían permitido a pequeñas cantidades de personas mover piedras grandes a lo largo de largas distancias y luego ensamblarlas en varias estructuras. En los últimos años, algunos arqueólogos han debatido la exactitud de esta teoría, cuestionando cómo podría funcionar en terrenos irregulares y las dificultades asociadas con girar piedras grandes en rodillos redondos.

Otras teorías implican mano de obra y herramientas primitivas, como sistemas simples de palancas y cuerdas, para arrastrar y levantar las piedras de manera que puedan colocarse en los lugares deseados. Se ha sugerido que este método se utilizó en muchos casos, aunque es difícil determinar qué teoría podría ser precisa. En última instancia, el proceso de construcción exacto de muchas estructuras megalíticas aún se desconoce y probablemente seguirá siéndolo. De todos modos, la construcción de estructuras megalíticas es un testimonio del ingenio y las capacidades de ingeniería de las civilizaciones antiguas.

Tipos de monumentos megalíticos

Hay varios tipos diferentes de monumentos megalíticos, cada uno con características y antecedentes únicos. Estos tipos de monumentos megalíticos varían en complejidad y alcance, desde simples piedras verticales hasta estructuras más elaboradas, como dólmenes y círculos de piedras. Las siguientes secciones examinarán los dos más destacados y misteriosos de estos tipos: menhires y dólmenes.

Dólmenes

Un dolmen es un tipo de tumba megalítica de una sola cámara que consta de dos o más piedras verticales que sostienen una gran piedra horizontal plana. Se construyeron muchos dólmenes durante el período Neolítico; el dolmen más antiguo conocido tiene unos 7.000 años. Los dólmenes se encuentran en una amplia variedad de lugares, incluidas partes de Europa, Asia y África.

El propósito exacto de los dólmenes no está claro, pero muchos arqueológicos creen que la gente los usaba con fines rituales y de entierro. Muchos dólmenes contienen restos humanos y artefactos como cerámica y otros ajuares funerarios. Estos hallazgos proporcionan más pruebas de que es posible que se hayan utilizado dólmenes para entierros.

Las estructuras de los dólmenes pueden variar algo de una región a otra, pero la forma básica es generalmente la misma. Por lo general, constan de una piedra angular que descansa sobre dos o más montantes, que a menudo están sostenidos por piedras adicionales para hacer la estructura más estable. En algunos casos, la piedra angular puede alcanzar hasta varios metros de espesor y longitud. Muchos dólmenes también se encuentran en grupos, lo que sugiere que pueden haber sido utilizados para reuniones rituales y otras actividades comunitarias.

Fotografía de varias piedras grandes que sostienen una gran piedra horizontal encima de ellas para formar un dolmen megalítico.

Menhires

Los menhires son piedras grandes y verticales que la gente erigió en todo el mundo, especialmente en Europa occidental y el Mediterráneo. Los menhires se remontan a los períodos Neolítico y Edad del Bronce, y los expertos creen que tenían una variedad de propósitos, como marcadores de límites, monumentos religiosos y lugares de enterramiento. La mayoría de los menhires tienen una apariencia relativamente simple; Por lo general, son piedras individuales que varían desde muy pequeñas hasta varios metros de alto y ancho.

Algunos menhires estaban dispuestos en formas que formaban círculos, elipses o semicírculos. Stonehenge, situado en Wiltshire, Reino Unido, es un ejemplo de gran disposición de menhires que forman un impresionante monumento circular. Este es uno de los ejemplos más famosos de monumentos megalíticos y los arqueólogos lo han estudiado durante siglos. Las piedras en muchos sitios de menhires están cuidadosamente alineadas para que parezcan apuntar hacia eventos astronómicos, como los solsticios de verano e invierno.

En otros sitios, los menhires están alineados en varias filas paralelas que se abren en abanico a lo largo del mismo eje. Un ejemplo bien conocido de menhires dispuestos de esta manera se puede encontrar en Carnac, Francia, con aproximadamente 3.000 menhires que se extienden a lo largo de cuatro millas. Como ocurre con otras estructuras megalíticas, el propósito exacto de estas alineaciones sigue siendo un misterio. Algunos sugieren que pudieron haber sido utilizados con fines astronómicos o religiosos, mientras que otros creen que pudieron haber desempeñado un papel en la creación del calendario agrícola.

Fotografía de dos grandes piedras verticales en un campo, que son menhires megalíticos

Importancia de la arquitectura megalítica

La arquitectura megalítica se ha considerado durante mucho tiempo de gran importancia en la historia. Existen diferentes teorías y creencias respecto al propósito de estas grandes estructuras de piedra; estos sugieren que tenían propósitos religiosos, astronómicos o sociales. Lo que es seguro, sin embargo, es que la creación de estructuras megalíticas requirió mucha habilidad, planificación y trabajo. La presencia de estos monumentos muestra la complejidad de las culturas del pasado y cómo fueron capaces de construir grandiosos monumentos que aún se mantienen en pie.

Los símbolos también son una parte importante de las estructuras megalíticas, ya que los arqueólogos han encontrado muchos patrones similares en estas construcciones. Algunos arqueólogos creen que estos monumentos megalíticos servían como recordatorios de eventos sociales y culturales o representaban creencias religiosas y espirituales. Por ejemplo, en determinados monumentos se han encontrado espirales talladas en piedras que, según algunos expertos, representan el ciclo de la vida y la muerte.

Monumentos megalíticos en diferentes culturas

En Europa, la gente usaba megalitos como lugares de enterramiento y monumentos conmemorativos de personas o eventos importantes. Los dólmenes y menhires eran comunes en los países nórdicos y se cree que se utilizaban como lugares de enterramiento de guerreros o para marcar puntos de referencia importantes. En otras partes de Europa, es posible que se hayan construido sitios megalíticos para honrar a los dioses y diosas creando templos o santuarios para ellos. Algunos monumentos megalíticos también se utilizaron con fines astronómicos y para identificar los solsticios, equinoccios u otros eventos celestes.

En Asia, los expertos creen que la gente utilizaba los monumentos megalíticos con fines religiosos o rituales. Muchas creencias asociadas con los monumentos megalíticos de Asia probablemente variaron de una cultura a otra y de una región a otra. Sin embargo, algunos arqueólogos teorizan que se relacionan con el culto a los antepasados, el culto a la naturaleza o los ritos de fertilidad.

Ejemplos de megalitos

Se pueden encontrar decenas de miles de monumentos megalíticos, que datan de miles de años, en zonas de todo el mundo. La siguiente lista explorará algunos ejemplos megalíticos famosos:

  • Gobekli Tepe: Ubicado en la actual Turquía, Gobekli Tepe es el monumento megalítico más antiguo conocido del mundo. Muchos expertos creen que se construyó alrededor del año 10.000 a.C. El sitio alberga una serie de estructuras circulares y ovaladas sostenidas por grandes pilares de piedra.
  • Stonehenge: Ubicado en Wiltshire, Inglaterra, Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos más emblemáticos del mundo. Se cree que fue construido entre el 3000 y el 2000 a. C. y consta de una serie de grandes círculos de piedra con dinteles que forman un gran henge. Muchos expertos creen que Stonehenge fue construido con fines religiosos y astronómicos.
  • Carnac: Ubicada en Bretaña, Francia, Carnac es una extensa colección de casi 3000 menhires. Se remonta a entre 3300 y 4500 a.C. Estas piedras son famosas por haber sido dispuestas en una serie de alineaciones paralelas que se extienden a lo largo de grandes distancias.

Resumen de la lección

El término megalito se refiere a grandes estructuras o monumentos de piedra prehistóricos que se han construido en todo el mundo. Existen muchas teorías sobre sus posibles propósitos, incluidos fines astronómicos, religiosos y sociales. También ha habido muchas teorías diferentes sobre sus métodos de construcción; Este ha sido un tema de debate y controversia en arqueología debido al gran tamaño y antigüedad en la que se construyeron algunos de los monumentos. Una teoría común ha sugerido que las estructuras megalíticas normalmente se transportaban y organizaban utilizando una serie de rodillos redondos de madera. Otra teoría en competencia sostiene que muchos de los monumentos fueron movidos y construidos mediante mano de obra utilizando herramientas primitivas, como cuerdas y palancas simples.

Se pueden encontrar muchos tipos diferentes de monumentos megalíticos en todo el mundo. Dos de los tipos más comunes son los dólmenes y los menhires. Los dólmenes suelen ser estructuras de forma rectangular compuestas de grandes piedras que sostienen una enorme piedra angular o un techo que se encuentra horizontalmente encima de ellas. Los menhires suelen ser piedras altas que se encuentran aisladas o dispuestas en diversas formas y alineaciones, incluidas líneas paralelas, círculos y semicírculos. Un ejemplo famoso de monumento megalítico es Stonehenge, ubicado en Wiltshire, Inglaterra. Esta estructura consta de una serie de grandes círculos de piedra con dinteles que forman un gran henge.

Articulos relacionados