foto perfil

Ética médica: Definición y principios

Publicado el 1 abril, 2024

¿Qué es la ética médica?

La práctica de la medicina tiene la posibilidad de impactar profundamente la vida de alguien de manera positiva o negativa. Este nivel de gravedad en la profesión médica significa que a veces hay que tomar decisiones difíciles que tendrán consecuencias duraderas. Para ayudar a guiar a los médicos a tomar las mejores decisiones, la ética médica existe como un estándar mediante el cual se pueden enmarcar las decisiones.

La ética es un conjunto de principios y directrices dictados por un sentido común de lo que está bien y lo que está mal. De manera similar, la ética médica es el conjunto de estándares que guían a los profesionales médicos a la hora de tomar decisiones que beneficien primero al paciente. Si bien el mundo evoluciona de diferentes maneras que pueden requerir revisiones ocasionales de cómo los profesionales médicos toman sus decisiones, todavía existen principios rectores que son atemporales. La bioética es el campo de estudio que revisa y promueve la ética médica a medida que la cultura y la tecnología cambian.

Los miembros del público pueden estar más familiarizados con la ética médica a través de los juramentos que la mayoría de los profesionales médicos hacen al graduarse de su formación. El Juramento Hipocrático es uno de los primeros juramentos que se desarrolló para exigir a los médicos un alto nivel de atención. El juramento original requería que los médicos se comprometieran a tomar decisiones y brindar tratamientos que no dañaran a un paciente ni permitieran que los pacientes se dañaran a sí mismos.

También se han escrito otros juramentos que describen códigos de conducta en medicina. La Declaración de Ginebra de la Asociación Médica Mundial, un Juramento Hipocrático moderno y el Código de Ética de la Asociación Médica Estadounidense son estándares actualizados destinados a reconocer un mundo cambiante y al mismo tiempo mantener la esencia del Juramento Hipocrático original.

Historia de la ética médica

Alguna forma de ética médica ha existido desde la época de la antigua Grecia. El médico griego Hipócrates es considerado el padre de la práctica y la ética médica modernas. Hizo muchas contribuciones al campo de la medicina. Por ejemplo, Hipócrates fue uno de los primeros médicos en clasificar las enfermedades en diferentes categorías y variedades, como “crónicas” y “agudas”.

La consideración de la ética médica tal como se la conoce hoy comenzó a formarse en los siglos XVIII y XIX. En 1803, un médico llamado Thomas Percival publicó su Código de Ética Médica, que es donde aparece por primera vez el uso del término “ética médica”.

Después de la publicación del código de Percival, se escribieron muchas otras ampliaciones de la ética médica, que culminaron con la creación de la Asociación Médica Estadounidense de su primer Código de Ética en 1847. A medida que la tecnología y el conocimiento sobre cómo funciona el cuerpo humano se han vuelto más específicos y complicados, los estándares de En muchos casos se ha consultado la ética médica para determinar el manejo adecuado de nuevos problemas, manteniendo el bienestar del paciente como la primera prioridad.

Principios de ética médica

La ética médica se basa en cuatro pilares o principios que dictan cómo se guía la práctica y el estudio de la ética médica. En una situación ideal, los cuatro pilares se utilizan y consideran simultáneamente para tomar las mejores decisiones para los pacientes. Los pilares se explican en la siguiente lista:

  • Beneficencia: este pilar requiere que todo lo que haga un médico durante el curso del tratamiento sea en beneficio del paciente. Cualquier procedimiento, tratamiento, promoción de la educación y uso del conocimiento debe realizarse con la intención de que el resultado sea beneficioso para el paciente.
  • No maleficencia: el dicho “No hacer daño” es aquel sobre el que se expande la no maleficencia. Nada de lo que un médico u otro profesional haga durante el tratamiento de un paciente debería resultar en daño para el paciente o para otros. Si, en última instancia, un tratamiento hará más daño que bien, entonces este pilar existe para actuar como complemento de la beneficencia al evaluar las opciones de tratamiento.
  • Autonomía: en última instancia, los pacientes tienen el poder de tomar decisiones sobre sus cuerpos y su tratamiento. Los profesionales médicos no pueden obligar ni engañar a un paciente para que haga algo que normalmente no aceptaría hacer simplemente porque el médico cree que es lo mejor para el paciente. Es por eso que toda la información sobre los beneficios, posibles daños y otras cuestiones que puedan surgir de un tratamiento o procedimiento se brinda al paciente para que pueda estar informado y aceptar el mejor método de atención.
  • Justicia: la atención a los pacientes también debe reconocer sus derechos, las leyes vigentes y la justicia en lo que respecta al tratamiento. Los tratamientos médicos deben garantizar que no perjudiquen a las personas debido a quiénes son o su estatus socioeconómico. El acceso a los recursos, las necesidades conflictivas y otras situaciones deben evaluarse al establecer la equidad y si un tratamiento es justo o no.

Importancia de la ética en la medicina

La ética médica es extremadamente importante porque proporciona un marco de normas y regulaciones que permite brindar la mejor atención posible a los pacientes. La medicina es tanto un arte como una ciencia, y eso conlleva opiniones diferentes sobre cómo se deben aplicar ciertos métodos de atención. Tener un código de ética médica ayuda a mantener cierta coherencia en la atención y a evitar que se utilice un método de tratamiento más extremo solo porque el médico cree que sería la mejor opción.

Las creencias personales también pueden chocar entre proveedores y entre proveedores y pacientes. Tener ética en medicina ayuda a proporcionar los principios que permitirán la resolución de conflictos o dilemas. Para mediar cuando hay dilemas u otros conflictos éticos, los especialistas en ética médica se colocan en los sistemas de salud para ser el tercero en cualquier problema que pueda surgir. Los especialistas en ética médica pueden aplicar los pilares de la ética médica en situaciones de tiempo real y al mismo tiempo continuar considerando cambios futuros en la cultura y la atención.

Algunas cosas que los especialistas en ética médica pueden hacer incluyen las siguientes:

  • Promover los derechos de los pacientes.
  • Garantizar la toma de decisiones compartida entre los pacientes (o sus defensores) y los profesionales de la salud.
  • Defender políticas que sean justas y ayuden a garantizar los mejores resultados centrados en el paciente.
  • Entornos avanzados que permitan la mejor aplicación de estándares éticos

Ejemplos de ética médica

Historias con ética médica en el centro han sido noticia a nivel nacional e incluso mundial. Dos de los casos más notables de ética médica y atención al paciente en la historia reciente son los de Terri Schiavo y la pandemia de COVID-19.

  • El caso de Terri Schiavo — Terri Schiavo sufrió un paro cardíaco en 1990 a la edad de 26 años. Su cerebro quedó privado de oxígeno, lo que la dejó en lo que los médicos llamaron un “estado vegetativo persistente” en el que estaba viva y en cierto nivel de conciencia, pero estaba no respondía a los estímulos y requería una sonda de alimentación para sobrevivir. Permaneció en este estado durante 15 años porque carecía de un testamento vital que especificara sus deseos de prolongar su vida en tal condición. El esposo de Terri pidió que le quitaran la sonda de alimentación, pero sus padres no estuvieron de acuerdo con sus deseos, sintiendo que Terri hubiera querido seguir viva por más tiempo. Las batallas legales que siguieron atrajeron la atención nacional porque el caso estaba en el centro de un argumento más amplio sobre el derecho a la vida. Finalmente, la sonda de alimentación de Terri fue retirada el 18 de marzo de 2005, lo que provocó su fallecimiento el 31 de marzo de ese año.
    • Los profesionales médicos trabajaron bajo los principios de beneficencia y autonomía al cuidar a Terri inicialmente, ya que existía la posibilidad de que su condición se hubiera revertido hasta cierto punto. A medida que pasó el tiempo y esa posibilidad disminuyó, continuaron empleando estos principios pero también mantuvieron informado a su esposo sobre el razonamiento de sus sugerencias debido a su condición de su principal defensor.
    • Al final, la no maleficencia se impuso como motivo para la decisión de suspender el soporte vital de Terri porque su marido y los médicos coincidieron en que estaba claro que su condición no mejoraría y que mantener su vida no la beneficiaría.
  • Pandemia de COVID-19: la pandemia de COVID-19 afectó a personas de todo el mundo. La pandemia expuso muchas fallas en los sistemas de salud. A medida que los recursos se volvieron limitados y se hicieron necesarias decisiones sobre cómo tratar a los pacientes para priorizar la atención, surgieron dilemas éticos. La pandemia ya no se considera oficialmente una emergencia de salud pública, pero el COVID-19 sí lo sigue siendo. Con el tiempo, los éticos médicos han podido reflexionar y adquirir valiosos conocimientos sobre cómo se manejaron las cosas al inicio de la crisis sanitaria, cuando la ética debía aplicarse a situaciones muy rápidamente.
    • La justicia se convirtió en un principio fundamental que se consideraba en los dilemas éticos ya que el COVID-19 era una enfermedad que podía afectar a todos. La cuestión cuando las personas eran hospitalizadas era cómo distribuir de manera justa los recursos, como los ventiladores, entre quienes los necesitaban y al mismo tiempo garantizar que otras personas con diversos grados de progresión de la enfermedad también tuvieran acceso a ese equipo cuando fuera necesario.
    • La no maleficencia también jugó un papel en estas decisiones porque muchas personas estaban desesperadas por encontrar tratamiento para el nuevo virus, lo que resultó en que los profesionales médicos tuvieran que advertir continuamente a las personas sobre soluciones no probadas cuando circulaba información falsa.

Resumen de la lección

La ética médica es el conjunto de normas y principios destinados a guiar a los profesionales de la medicina en la toma de las mejores decisiones para la atención del paciente. La bioética es la revisión y estudio de cómo la cultura y la tecnología afectan la ética médica. El juramento hipocrático es uno de los primeros ejemplos de ética médica y el tema se ha ampliado desde que se escribió el juramento original en la antigua Grecia. La ética médica se convirtió en un foco particular para el médico Thomas Percival y otros en los siglos XVIII y XIX.

Los cuatro pilares de la ética médica son la beneficencia, la no maleficencia, la autonomía y la justicia. La beneficencia es el acto de garantizar que el tratamiento redunde en beneficio neto del paciente. La autonomía es el principio de que un paciente (o el defensor de la persona) debe tener toda la información necesaria sobre los beneficios y riesgos del tratamiento del paciente para que se pueda tomar una decisión informada sobre la atención de la persona. A medida que la tecnología y la sociedad evolucionan, existe una necesidad constante de especialistas en ética médica o personas capacitadas para revisar y defender los estándares de la ética médica.

Articulos relacionados