foto perfil

Importancia del carácter perecedero y ejemplos ¿Qué es el carácter perecedero en marketing?

Publicado el 7 noviembre, 2022

¿Qué es la Perecibilidad en Marketing?

En el contexto del marketing, la perecebilidad se define como la propiedad de un bien o servicio que impide que se almacene para uso futuro. En otras palabras, la caducidad se refiere al hecho de que ciertos bienes o servicios solo pueden almacenarse y venderse durante un período de tiempo limitado antes de que “se estropeen” o dejen de ser útiles. Este es un concepto importante porque ayuda a las empresas a determinar cómo deben comercializar, posicionar y fijar el precio de sus productos y servicios perecederos. Por ejemplo, si un producto tiene una vida útil corta, las empresas deben cobrar un precio más alto para compensar las pérdidas en las que incurrirán cuando caduque parte del producto no vendido. Esto contrasta con los productos no perecederos, mercancías, que pueden almacenarse durante largos periodos de tiempo sin perder su valor.

Hay muchos ejemplos de artículos perecederos. Algunos ejemplos comunes incluyen comida, flores y entretenimiento en vivo. Estos son todos los productos o servicios que tienen una vida útil limitada y no se pueden almacenar para uso futuro. Como resultado, las empresas deben tener esto en cuenta al establecer los precios y comercializar estos productos. Ejemplos de bienes no perecederos incluyen libros, ropa y muebles. Estos se pueden almacenar durante largos períodos de tiempo sin perder su valor, por lo que las empresas no necesitan tener en cuenta el vencimiento en sus precios o marketing.

Es importante que las empresas comprendan el concepto de caducidad al comercializar sus productos y servicios. Esto se debe a que puede ayudarlos a establecer precios que cubran los costos de vencimiento y también puede ayudarlos a crear estrategias de marketing que tengan en cuenta la vida útil limitada de sus productos. Al comprender el marketing de productos perecederos, las empresas pueden asegurarse de que están aprovechando al máximo sus esfuerzos de marketing y maximizando sus ganancias.

Caducidad de los servicios

Existe una comprensión innata del carácter perecedero de los bienes, ya que las personas suelen lidiar con alimentos que se estropean o flores que mueren. Sin embargo, el concepto de caducidad también se aplica a los servicios. Por ejemplo, si una persona hace una cita con el médico para las 2:00 p.m. y no se presenta, el médico no puede usar ese horario para otra persona. El intervalo de tiempo se ha perdido para siempre y el médico no puede recuperarlo. De esta forma, los servicios son muy similares a los bienes perecederos en el sentido de que no pueden almacenarse ni guardarse para uso futuro.

La caducidad de los servicios es un concepto importante para las empresas y las industrias que se centran en la prestación de servicios, como la industria de la salud. Si no se utilizan las citas, representa una pérdida de ingresos potenciales para el negocio. Como resultado, las empresas deben ser conscientes del carácter perecedero de sus servicios y tomar medidas para minimizar las ausencias y las cancelaciones. Esta idea de la caducidad de los servicios también se aplica a muchas otras industrias, como la industria hotelera, donde las habitaciones que no se reservan representan una pérdida de ingresos potenciales, y la industria del entretenimiento, donde las entradas que no se utilizan representan una pérdida de ingresos potenciales. ingresos.

Ejemplos de perecibilidad

Puede ser útil explorar algunos ejemplos diferentes de lo que significa perecedero en el contexto del marketing para comprender mejor el concepto.


Ejemplo 1

Alimento

La empresa X vende alimentos perecederos como leche, huevos y pan. Estos artículos tienen una vida útil limitada y deben venderse dentro de un período de tiempo determinado. Como resultado, la empresa X debe tener en cuenta el carácter perecedero de sus productos al fijar los precios y comercializarlos. Un paso que toma la compañía es colocar artículos perecederos cerca de su fecha de vencimiento con un descuento para sacarlos de los estantes rápidamente. Esto ayuda a minimizar las pérdidas por vencimiento y maximiza las ganancias. Otra estrategia que la empresa podría utilizar es ofrecer cupones para artículos perecederos con el fin de animar a los clientes a comprar cantidades mayores de ellos. Esto ayuda a trasladar el riesgo de caducidad de la empresa al cliente, quien es entonces la entidad que corre el riesgo de perder dinero si el producto caduca antes de ser utilizado. Una estrategia final que utiliza la empresa es asociarse con organizaciones benéficas locales que aceptan donaciones de alimentos vencidos. Esto ayuda a reducir las pérdidas por vencimiento y brinda un servicio valioso a la comunidad.


Ejemplo 2

Entradas para eventos

La empresa A vende entradas para eventos como conciertos y eventos deportivos. Estos boletos solo son válidos para una fecha y hora específicas, luego de lo cual caducan. La empresa A utiliza una serie de métodos diferentes para maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas por el vencimiento de estos boletos. Una estrategia que utilizan es emitir advertencias de boletos bajos cuando un evento está cerca de realizarse y de agotarse. Esto ayuda a aumentar la demanda y hacer subir los precios. Otra estrategia que utilizan es ofrecer descuentos en la compra de entradas para grupos. Esto ayuda a aumentar la cantidad promedio de boletos vendidos por cliente y también ayuda a reducir la cantidad de boletos sin vender. Una estrategia final que utilizan para recuperar las pérdidas de las entradas no vendidas es venderlas a los corredores de entradas con descuento.

Resumen de la lección

La caducidad es un concepto importante en marketing que se refiere al hecho de que algunos productos y servicios tienen una cantidad limitada de tiempo para almacenarse, usarse y/o venderse. Los ejemplos de artículos perecederos incluyen alimentos, boletos para eventos y citas de servicio. Esto contrasta con los artículos no perecederos, que pueden almacenarse, usarse y/o venderse indefinidamente. Ejemplos de artículos no perecederos incluyen muebles, libros y ropa. Existe una diferencia significativa entre los dos tipos de artículos en términos de cómo se comercializan.

Las empresas que se ocupan de productos y servicios que son perecederos se ven obligadas a tener esto en cuenta al fijar precios, comercializar sus productos y posicionarlos en el mercado. Los artículos perecederos deben cotizarse y comercializarse teniendo en cuenta el hecho de que eventualmente caducan y pierden su valor. Como resultado, las empresas a menudo usan estrategias como precios variables, descuentos, cupones y asociaciones con organizaciones benéficas para maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas por vencimiento.

Articulos relacionados