foto perfil

Infección del tracto urinario (ITU): síntomas, causas y tratamiento

Publicado el 5 septiembre, 2020

¿Qué es una infección urinaria?

Una infección del tracto urinario o infección urinaria (comúnmente conocida como UTI ) es una infección que afecta los órganos y estructuras del cuerpo responsables del paso de la orina, como la vejiga, los riñones, los uréteres y la uretra. Las infecciones urinarias más bajas afectan la vejiga y también se pueden llamar cistitis simple. Las infecciones urinarias superiores afectan los riñones y también se conocen como pielonefritis. Si bien una UTI le puede pasar a cualquiera, hay algunas cosas que pueden aumentar su riesgo de contraer una.


Estructuras del sistema urinario
componentes urinarios

Causas y factores de riesgo

Las infecciones urinarias son causadas por bacterias. Entran en el sistema urinario a través de la uretra y pueden viajar hacia la vejiga y los riñones. El organismo más común que causa una UTI es la bacteria Escherichia coli ( E. Coli ). Normalmente se encuentra en la parte inferior del colon, pero a veces puede llegar al tracto urinario.


Bacterias E. Coli
e. coli

Cualquier cosa que obstruya el flujo normal de orina desde los riñones hasta la vejiga y el exterior del cuerpo puede aumentar el riesgo de una infección urinaria. Cosas como cálculos renales, agrandamiento de la próstata en los hombres, catéteres urinarios (tubos especiales colocados para drenar la orina en personas que están gravemente enfermas o que no pueden orinar por sí mismas) y anomalías genéticas en el tracto urinario pueden interferir con el flujo de orina.

Las mujeres tienen más infecciones urinarias que los hombres y, a medida que las mujeres envejecen, el riesgo aumenta. Hay algunas líneas de pensamiento sobre esto. Algunos creen que, dado que las mujeres tienen una uretra más corta (el tubo que conecta la vejiga con el exterior del cuerpo), las bacterias pueden ingresar al tracto urinario y viajar hasta la vejiga más rápidamente. Algunos piensan que se desencadena por las relaciones sexuales y un aumento de bacterias en la vagina. Dado que la abertura de la uretra está muy cerca de la vagina, las bacterias tienen que recorrer una corta distancia. El embarazo también puede aumentar el riesgo, ya que todo el peso adicional ejerce presión sobre la vejiga y los riñones, lo que facilita que las bacterias se establezcan. Y por último, pero no menos importante, las mujeres que usan diafragmas o espermicidas para el control de la natalidad tienen más probabilidades de contraer una infección urinaria.

Si bien parece que las mujeres son el objetivo principal de una infección urinaria, hay algunos otros factores de riesgo a tener en cuenta, ¡y estos también pueden afectar a los hombres! Las personas que no beben suficientes líquidos (el agua es lo mejor) y las que son menos activas físicamente están en riesgo. Una ingesta elevada de cafeína y / o alcohol también puede provocar infecciones del tracto urinario. Las personas que tienen el sistema inmunológico debilitado también están en riesgo.

Síntomas

Lo irritante de las infecciones urinarias es que a menudo no causan síntomas de inmediato. Si bien algunas personas reconocen de inmediato que algo anda mal, algunas ni siquiera saben que tienen uno. Las infecciones urinarias más bajas pueden causar una necesidad urgente y frecuente de orinar, dolor o ardor al orinar, orina de apariencia turbia (la orina normal generalmente es de color pajizo y transparente), sangre en la orina y orina con un olor fuerte. Las UTI superiores pueden tener todos esos mismos síntomas, pero también pueden incluir escalofríos, fiebre, vómitos y dolor en la zona superior de la espalda.

Tratamiento

El primer paso del tratamiento son los antibióticos. Por lo general, se recetan durante 7 a 10 días y generalmente son efectivos para eliminar las bacterias dañinas. Además, es posible que le receten medicamentos para el dolor, o su médico puede indicarle que tome un analgésico suave de venta libre. Si sus síntomas son graves o no desaparecen con un tratamiento regular, es posible que deba ser hospitalizado para recibir antibióticos por vía intravenosa. Las personas que tienen infecciones urinarias frecuentes pueden necesitar tomar un antibiótico de mantenimiento hasta por seis meses.

También existen numerosas formas de reducir el riesgo de desarrollar una infección urinaria. Beba mucha agua, aumente los niveles de actividad y ¡manténgase alejado del alcohol y la cafeína! Practicar una buena higiene antes y después de las relaciones sexuales disminuirá la presencia de bacterias y también ayudará a prevenir su aparición. Sea consciente de sus patrones normales de micción, incluidos el color y el olor. Si tiene fiebre, dolor de espalda o sangre en la orina, notifique a su médico.

Resumen de la lección

Las infecciones urinarias inferiores y superiores son causadas por bacterias que infectan el tracto urinario. También pueden ser causados ​​por una obstrucción, ciertas formas de control de la natalidad y un aumento en la ingesta de cafeína / alcohol. Las mujeres tienen un mayor riesgo de contraer una infección urinaria que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria baja incluyen una necesidad frecuente de orinar, dolor o ardor al orinar, orina turbia, orina con sangre y orina con mal olor. Las infecciones urinarias superiores también pueden causar fiebre, vómitos, escalofríos y dolor lumbar. Los antibióticos son la clave del tratamiento. Además de los antibióticos, su médico también puede recetarle un analgésico. Las infecciones urinarias pueden prevenirse bebiendo muchos líquidos y practicando una buena higiene.

Descargo de responsabilidad médica: la información de este sitio es solo para su información y no sustituye el consejo médico profesional.

Articulos relacionados