Rodrigo Ricardo

Inmunoterapia y condiciones patológicas

Publicado el 3 febrero, 2022

Inmunoterapia

Las inmunoterapias representan una amplia categoría de tratamientos para diversas enfermedades que actúan para mejorar o inhibir el sistema inmunológico. Las que están diseñadas para aumentar la función del sistema inmunológico se denominan inmunoterapias de activación , mientras que las que actúan suprimiendo las respuestas del sistema inmunológico se denominan inmunoterapias de supresión . La inmunoterapia puede ser muy prometedora en el tratamiento del cáncer y otras enfermedades caracterizadas por disfunción del sistema inmunológico. El beneficio de la inmunoterapia frente a los antimicrobianos es que hay menos probabilidades de seleccionar microorganismos resistentes.

En el tratamiento del cáncer, se han empleado inmunoterapias basadas en células. Estos incluyen células como:

  • Linfocitos B y T
  • Linfocitos T citotóxicos (CD8 +) que forman parte de la inmunidad mediada por células y se dirigen a células extrañas, incluidas células cancerosas, y células infectadas para su destrucción.
  • Macrófagos
  • Células dendríticas que son células presentadoras de antígenos y muestran antígenos de enfermedades a los linfocitos B y T para estimularlos a responder a un patógeno.
  • Células asesinas naturales

La característica común de estas células es que todas trabajan juntas para atacar células que no son propias, es decir, aquellas que expresan antígenos extraños, para la destrucción celular.

Otras inmunoterapias que podrían usarse incluyen proporcionar factores que estimulen el desarrollo de estas poblaciones de células mencionadas, como el factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF), interferones, imiquimod o porciones de la membrana celular de ciertas bacterias. Otro enfoque es tratar al paciente con formas purificadas de citocinas producidas por estas células que reclutan otros glóbulos blancos, como interleucinas (IL-2, -7, -12), quimiocinas (CCL3, CCL7 o CCL26), oligodesoxinucleótidos especializados. (citosina fosfato-guanosina, CpG), fármacos inmunomoduladores (p. ej., talidomida, aunque este fármaco puede provocar anomalías del desarrollo si se administra a mujeres embarazadas) o glucanos.

Ejemplos de usos de inmunoterapias para tratar afecciones patológicas

Las inmunoterapias de activación se han utilizado para tratar el cáncer, la hepatitis C y el síndrome de fatiga crónica. Las inmunoterapias de supresión se utilizan para tratar trastornos autoinmunes y prevenir el rechazo de un injerto de tejido o un trasplante de órgano. En esta sección, sin embargo, nos centraremos en las inmunoterapias que se están probando actualmente para tratar varios tipos de cáncer. Entre los ejemplos de inmunoterapias que se utilizan para tratar varios cánceres se incluyen:

  • Vacuna BCG que se usa para tratar el cáncer de vejiga urinaria, aunque el mecanismo sigue siendo incierto.
  • Anticuerpos monoclonales, por ejemplo, rituximab, que es un anticuerpo anti-CD20 para el tratamiento de linfomas de células B
  • Linfocitos sanguíneos G-CSF para destruir células tumorales
  • Imiquimod tópico, que conduce a la producción de interferón para destruir verrugas, carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas, linfoma cutáneo, melanomas malignos y ciertos tumores vaginales
  • Vacuna contra el VPH para tratar las verrugas que se deben al virus del papiloma humano.
  • Células dendríticas que actúan como células presentadoras de antígenos para estimular las respuestas inmunitarias adaptativas.
  • Linfocitos T o aquellos que han sido modificados genéticamente para expresar un receptor de células T capaz de reconocer antígenos tumorales. Estos enfoques se están probando contra melanomas malignos.
  • Inhibidores de puntos de control, como los anticuerpos anti-PD-1 y anti-CTA-4, que pueden afectar la activación o apoptosis de las células T y la tolerancia inmunológica periférica. Dichas terapias están aprobadas para tratar el melanoma, la mama, la vejiga urinaria, el cuello uterino y el colon. y cánceres de cabeza / cuello, así como linfoma de Hodgkin.

Resumen de la lección

Las inmunoterapias son tratamientos para diversas enfermedades que actúan para mejorar o inhibir el sistema inmunológico. Las que están diseñadas para aumentar la función del sistema inmunológico se denominan inmunoterapias de activación , mientras que las que actúan suprimiendo las respuestas del sistema inmunológico se denominan inmunoterapias de supresión.. Las inmunoterapias son las más prometedoras en el tratamiento del cáncer. Tales terapias pueden incluir la administración de células purificadas del sistema inmunológico, tales como linfocitos B / T, macrófagos, células asesinas naturales o células dendríticas. Las inmunoterapias también incluyen proporcionar citocinas, quimiocinas u otros productos que pueden mejorar o inhibir la función del sistema inmunológico. Las inmunoterapias de activación se han utilizado para tratar el cáncer, la hepatitis C y el síndrome de fatiga crónica. Las inmunoterapias de supresión se utilizan para tratar trastornos autoinmunes y prevenir el rechazo de un injerto de tejido o un trasplante de órgano. Las inmunoterapias de ejemplo usadas para tratar varios cánceres incluyen vacuna BCG o HPV, anticuerpos monoclonales, linfocitos no modificados genéticamente o genéticamente, agentes tópicos que afectan la función del sistema inmunológico, células dendríticas e inhibidores de puntos de control.

¡Puntúa este artículo!