La Noche Boca Arriba de Julio Cortazar: Resumen y análisis

Publicado el 2 mayo, 2021

La Noche Boca Arriba

¿Quién ha tenido un sueño tan vívido que se sintió real? Es una experiencia común y que ha inspirado a varios autores a preguntarse: ¿y si el sueño fuera real? ¿Y si este es el sueño y eso es la realidad? Habla de una idea para meterte en la cabeza …

Mucha gente se ha hecho esta pregunta, pero ninguna como Julio Cortázar , un autor argentino del siglo XX. En 1956 publicó un cuento titulado ” La Noche Boca Arriba ”, que básicamente se traduce como ” La noche boca arriba ”. En él, Cortázar pregunta como muchos antes que él: ¿qué es el sueño y qué es la realidad? Su respuesta, sin embargo, es única: ¿Pueden ambos ser realidad y ambos pueden ser el sueño?

Resumen de la historia

” La Noche Boca Arriba ” cuenta la historia de un hombre que conduce su motocicleta por una concurrida calle urbana. Realmente no importa qué ciudad sea; el caso es que podría ser cualquiera, en cualquier lugar. Él está disfrutando de su paseo tal vez demasiado y se distrae, dándose cuenta en el último minuto que está a punto de golpear a un peatón y se desvía para evitarla. Como resultado, choca su motocicleta y termina en el hospital.

En el hospital, el hombre es drogado antes de un procedimiento y cae en un sueño profundo. En él, ya no es un habitante del mundo urbano moderno. En cambio, está en el México precolombino. Pertenece a la tribu Moteca (un nombre ficticio basado en la palabra española para motocicleta, motocicleta ). Pero este no es un juego divertido a través de la historia. Está siendo perseguido por los aztecas, que pretenden capturarlo y usarlo como sacrificio humano.

Durante el resto de la historia, el personaje entra y sale de la conciencia. Es consciente de despertarse en el hospital, con el brazo enyesado, pero cuando duerme recorre caminos que se sabe de memoria a través de la jungla. Entre estos dos mundos, las historias paralelas se reflejan entre sí, y él se vuelve cada vez más consciente de la creciente oscuridad de cada uno. En ambos mundos, termina de espaldas, boca arriba cuando alguien se le acerca con un cuchillo. En uno, presumiblemente está en una mesa de operaciones, y el cuchillo es un bisturí; y en el otro, está en el altar de sacrificios de un templo azteca. El sacerdote azteca se acerca a él con el cuchillo de piedra y el hombre se da cuenta de que esta vez no va a despertar. Su vida como Moteca fue la realidad y su vida en la ciudad fue el sueño.

Análisis de la historia

Entonces, ¿cuál era realmente real? ¿Estaba el hombre alucinando al final y todavía soñaba con ser un Moteca capturado por los aztecas, o en realidad estaba soñando con ser un motociclista del siglo XX en el hospital? ¿Cuál fue real? El objetivo de Cortázar no era hacernos decidir cuál es real, sino rendirnos a la posibilidad de que ambos sean reales y ambos sean sueños a la vez.

Se sabía que Cortázar escribía a menudo en el género literario claramente latinoamericano del realismo mágico , en el que las líneas entre la fantasía y la realidad están muy borrosas, a menudo con resultados dramáticos. Eso es definitivamente lo que vemos aquí. Cortázar no deja claro qué realidad es la verdadera y cuál es el sueño, y de hecho, brinda evidencias para hacerlos cuestionar a cada uno.

Esto se hace principalmente a través del tratamiento de Cortázar de los sentidos humanos. En ambos mundos, hay signos de un estado de ensueño. En el mundo moderno, el conductor de la motocicleta sufre un accidente porque se abandona a la suavidad del andar y deja de prestar atención. Es una euforia casi de ensueño. Más tarde, cuando lo llevan al hospital, también comenta que su brazo roto ya no le duele. En el mundo de Moteca, está constantemente rodeado por el silencio y la oscuridad, sin embargo, se ve abrumado por el conocimiento innato de que está siendo perseguido, perseguido por villanos sin rostro como en un sueño.

Al mismo tiempo, Cortázar describe al hombre de ambos mundos como muy despierto. En el mundo moderno se le describe específicamente como lúcido. En el mundo Moteca, se da cuenta de que el mundo moderno era un sueño y no puede despertar. En ambos mundos, se ve muy afectado por los olores del hospital, la jungla, la ciudad, el templo, etc. Esto es notable, ya que el olfato no es un sentido que la mayoría de la gente experimenta vívidamente mientras sueña.

A través de su tratamiento de los sentidos, el desarrollo paralelo de cada historia y los esfuerzos por confundir la distinción entre ellos, Cortázar presenta una obra de realismo mágico en la que la fantasía y la realidad son intercambiables. Al final, el hombre yace boca arriba en la noche, reflexionando sobre la ” mentira infinita del sueño ”. ¿Va a vivir de la mano del cirujano o morirá de la mano del sacerdote? ¿Pueden ser ambos?

Resumen de la lección

Publicado por el autor argentino Julio Cortázar en 1956, La Noche Boca Arriba describe a un hombre que sufre un accidente de motocicleta y pasa el resto de la trama pasando entre realidades y sueños. En uno, es un hombre moderno a punto de ser operado, y en el otro, es un hombre moteco perseguido por aztecas. Al final, se da cuenta de que el mundo Moteca es la realidad y el mundo moderno es el sueño, pero el lector se queda cuestionando cuál es real, o incluso si cualquiera o ambos podrían serlo. Cortázar borra deliberadamente la línea entre la fantasía y la realidad, un tropo común en el realismo mágico . Al final, no se le pide al lector que concluya definitivamente qué mundo era real, sino que cuestione el concepto de realidad en sí.

¡Puntúa este artículo!