foto perfil

La tecnología detrás del caballero acorazado

Publicado el 4 octubre, 2020

El caballero acorazado: símbolo de una época

Cuando escuchas la palabra ‘medieval’, ¿qué es lo primero que te viene a la mente? Si eres como yo, pensarás en caballeros con armadura que cargan contra un campo con lanzas bajadas. El caballero con armadura encapsula gran parte de la sociedad medieval. En un mundo de analfabetismo y miseria, el caballero fue el mayor logro tecnológico de su época. Fue el colmo de la tecnología militar medieval, combinando la protección de la armadura con la velocidad y maniobrabilidad del caballo.

En una época en la que el poderío militar era el vehículo principal del poder político, los caballeros estaban cerca de la cima de la escala socioeconómica. Fueron la aristocracia de su tiempo. Se concedieron tierras y títulos a los caballeros a cambio del servicio militar. Se podría decir que Carlomagno creó el sistema feudal con el único propósito de producir estas increíbles máquinas de combate. Así que examinemos la tecnología detrás de estos increíbles guerreros.

Tácticas de caballería pesada

Para comprender la tecnología militar del caballero con armadura, primero debemos tener una idea clara de para qué fueron diseñados estos caballeros. El objetivo del caballero es cargar contra la línea enemiga empuñando una lanza larga o una lanza. Si se hiciera solo, esta táctica sería suicida. Pero si toma unos cientos de caballeros, puede formarlos en una cuña. Luego envías esa cuña de caballeros cargando contra el enemigo con sus lanzas bajadas. Por lo general, la mera visión de toneladas de acero y carne asesina lanzándose hacia ellos es suficiente para hacer huir a los defensores. De lo contrario, los caballeros chocarían contra las filas enemigas, rompiendo su formación y dando a tus soldados de infantería la oportunidad de acercarse y acabar con ellos.

Esta táctica requiere la solución de varios problemas técnicos. La primera es obvia: ¿cómo mantienes a tu caballero y su montura con vida? El enemigo no solo va a esperar a que tus caballeros los golpeen. Les dispararán flechas y formarán un muro de lanzas para resistir la carga. Entonces, ¿Qué haces? La respuesta a este problema es la armadura.

Armadura: Cota de malla a placa

La armadura pasó por muchos cambios en la Europa medieval. Después del colapso del Imperio Romano, el metal se volvió mucho más escaso. La minería es un proceso intensivo en mano de obra, y los señores medievales tenían mucha menos mano de obra a su disposición en comparación con los ejércitos de esclavos disponibles para el Imperio Romano. Los herreros medievales tenían que encontrar formas de aprovechar al máximo los pequeños trozos de metal.

La primera solución fue la cota de malla, una especie de armadura hecha de anillos de metal entrelazados. Esto creó una especie de tejido metálico, que era flexible y maniobrable. Esta flexibilidad hizo que la cota de malla fuera ideal para proteger las articulaciones y las extremidades, pero también resultó ser una debilidad. La cota de malla actuó como una especie de piel dura. Esto lo convirtió en una excelente protección contra pequeños ataques penetrantes de flechas y ataques cortantes de espadas. Sin embargo, hizo poco para proteger a su portador de la perforación de una lanza, ya que los eslabones se juntarían o se romperían bajo la tremenda fuerza. La cota de malla también era inútil contra la fuerza contundente, ya que la cota flexible se formaría con la misma facilidad alrededor de su cráneo colapsado.

A medida que el metal se hizo más abundante y nuevas técnicas llegaron a Europa, los europeos comenzaron a complementar la cota de malla con armaduras de placas. La naturaleza larga y rígida de las placas ayudó a superar algunas de las limitaciones de la cota de malla. En lugar de simplemente arrugarse con el impacto como una malla, una placa puede desviar o girar un golpe. De lo contrario, una placa al menos distribuye el daño en un área más grande en lugar de pasar un impacto directamente a su portador como lo haría el correo.

Los europeos experimentaron con una variedad de métodos, incluida la armadura de escamas, un tipo de armadura hecha de placas superpuestas y la capa de placa, o bergantín, en la que las placas de metal se cosían en una tela resistente. Aunque estas armaduras todavía ofrecían algo de flexibilidad, sus muchas costuras significaban que estaban plagadas de puntos débiles, y sus placas pequeñas solo podían hacer mucho para dar un golpe. La solución final fue una armadura de placa completa.

Estas son las armaduras que ves en los museos. A diferencia del correo, la armadura de placas tiene una estructura propia. Eso significa que un golpe se extiende por toda la placa, amortiguando su impacto en el usuario. Más importante aún, esta estructura significa que puede diseñar una armadura de placas de tal manera que evite un golpe en lugar de tener que absorberlo.

Por supuesto, el plato lleno también tiene sus limitaciones. En primer lugar, no es muy flexible. No se puede poner plato sobre un porro sin limitar severamente el movimiento de un caballo. Sin embargo, un caballero que carga en realidad no necesita tanto rango de movimiento. No necesita hacer volteretas hacia atrás. Demonios, ni siquiera necesita caminar, de verdad. Solo necesita sentarse en un caballo y apuntar su lanza en la dirección correcta.

La segunda desventaja del plato es que hace que los caballeros sean aún más pesados. La placa no reemplazó la cota de malla, sino que la complementó. La mayoría de los caballeros todavía usaban una cota de malla completa debajo de su plato para proteger los pocos lugares vulnerables del plato, especialmente alrededor de las articulaciones. Estas limitaciones se combinaron para hacer que el propio caballero fuera increíblemente pesado y casi inmóvil. Dependería de su caballo para su movilidad y maniobrabilidad.

Permanecer en el caballo: el estribo y la silla de montar alto

Sin embargo, la dependencia del caballo planteó nuevos problemas técnicos. ¿Cómo evitas que este guerrero torpe y con una armadura pesada se caiga de su caballo? Tiene que sostener una lanza pesada de varios metros de largo sobre un caballo que carga. ¿Cómo mantendrá el equilibrio? Va a cargar esa lanza contra una multitud de hombres. ¿Cómo evitas que se caiga de la silla en el impacto? Y luego se lanzará sobre el enemigo con una espada. ¿Cómo evitas que pierda el equilibrio y se caiga?

Afortunadamente para los caballeros, a lo largo de los siglos se había desarrollado una serie de tecnologías que, combinadas, permitirían a los caballeros permanecer en sus caballos. Todas estas tecnologías se centraron en la silla de montar, donde el jinete se encuentra con el caballo.

La silla de montar ha adoptado muchas formas a lo largo de la historia. Comenzó como una almohadilla para el lomo del caballo. Alrededor del 500 a. C., los nómadas de la estepa euroasiática comenzaron a fabricar sillas de montar con una cresta elevada en la parte posterior, llamada cantle, para evitar que los jinetes se resbalaran por la espalda. También desarrollaron el pomo para dar a los ciclistas algo a lo que agarrarse para mantener el equilibrio. Alrededor del 200 a. C., los chinos comenzaron a fabricar sillas de montar con un núcleo de madera maciza, o árbol de silla, para distribuir mejor el peso sobre el lomo del caballo. En algún momento de los siglos siguientes, alguien, probablemente otro nómada de las estepas asiáticas, se acercó con el estribo. El estribo es un lazo sólido que cuelga de cada lado de la silla donde un jinete podría poner sus pies.

Estas tecnologías habían llegado a Europa del Este ya en el siglo VI, donde los bizantinos las utilizaron con gran efecto. Un par de siglos más tarde, los europeos occidentales comenzaron a adaptar estas tecnologías para sus caballeros. Para ayudar al caballero a mantener el equilibrio durante la carga, levantaron el pomo y el peralte. Esto también evitó que el caballero fuera destronado por el impacto.

Los estribos también fueron útiles en ambos aspectos. Sin embargo, la fuerza real del estribo surgió después del impacto, cuando los caballeros se tendían alrededor del enemigo con sus espadas y los soldados de infantería intentaban derribarlos. El estribo le dio al caballero una sólida plataforma para meter los pies. Esto le permitió empuñar sus armas con precisión mortal sin perder el equilibrio y evitó que los soldados de infantería lo tiraran de su silla.

Conduce con tus piernas, lucha con tus manos

Entonces, tenemos a nuestro caballero protegido. Lo tenemos en el caballo. Solo quedaba un pequeño problema técnico: ¿cómo se puede hacer que un caballo cargue contra una pared de picas? Los caballos tienen un cierto sentido de autoconservación. Puedes cubrirlos con todas las armaduras que quieras; el caballo no es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que está protegido. Para persuadir a un caballo de que corra de cabeza hacia una línea de lucios, debes empujarlo hacia adelante. Un caballero que carga no puede ser molestado con un mayal, ni puede molestarse en dirigir su caballo con riendas. Sus manos están ocupadas matando gente. La solución fue el acicate.

Una espuela es una cosa puntiaguda unida a los talones de un ciclista. Vienen en varias formas, comenzando con un pico y culminando en el espolón redondo de Rowel que vemos en las películas del oeste. Cualquiera que sea su forma, las espuelas permiten al jinete darle a su caballo un golpe fuerte con cualquiera de los pies. Un caballero podría usar sus espuelas para impulsar su montura hacia adelante y dirigir su montura sin usar sus manos. Los Spurs eran tan importantes para la caballería que se convirtieron en un símbolo de estatus. Los caballeros llevaban espuelas doradas y sus escuderos llevaban espuelas de plata. Un caballero deshonrado haría que le arrancaran las espuelas de las botas.

Implicaciones sociales del caballero acorazado

Entonces, hemos visto las innovaciones técnicas que hicieron posible al caballero medieval. Hemos seguido el desarrollo de la armadura desde la cota de malla hasta la placa. Hemos visto cómo la silla inclinada y el estribo mantuvieron a estos caballeros fuertemente armados en sus caballos. Y hemos visto cómo las espuelas llevaron a los caballos a la batalla y liberaron las manos de los caballeros para que se concentraran en matar. Estas innovaciones tecnológicas tendrían enormes implicaciones socioeconómicas para la sociedad medieval.

Crear un caballero con armadura requirió muchísimos recursos: metal para la armadura, caballos, comida para los caballos, todo suma. Y eso ni siquiera tiene en cuenta la década de entrenamiento que se necesitó para convertir a un escudero en un caballero. Teniendo en cuenta los recursos relativamente limitados disponibles para la Europa medieval, el caballero acorazado fue uno de los guerreros más caros de la historia de la humanidad. El increíble costo de los caballeros consumiría gran parte de los recursos y la energía de Europa durante muchos siglos. Ese elevado costo formaría una clara delimitación entre la aristocracia, que podía permitirse armas, armaduras y caballos, y el campesinado, que no podía hacerlo.

De hecho, toda la estructura feudal fue diseñada para canalizar los recursos de un área a unos pocos individuos para que pudieran producir estas imparables pero costosas máquinas de guerra. Un rey otorgaría tierras y títulos y, a cambio, su vasallo proporcionaría caballeros con armadura y soldados de infantería. Este sistema permitía que un rey recurriera a una gran cantidad de caballeros con armadura sin tener que apoyar y equipar a esos caros guerreros él mismo.

Esta fue una buena estrategia en ese momento. Teniendo en cuenta los recursos limitados de los primeros reyes, aún podían dar un gran golpe. Sin embargo, todo este poder militar tuvo un precio para el rey. Mientras los reyes dependían de los caballeros de los señores feudales para el poder militar, su propio poder político era bastante limitado, porque, parafraseando a Mao, “el poder político surge de la punta de una lanza”. Para bien o para mal, la dependencia de los reyes de los caballeros con armadura sirvió para descentralizar el poder en Europa durante muchos siglos.

Los resultados del aprendizaje

Después de completar esta lección, debería poder:

  • Date cuenta de lo que hacían los caballeros durante las batallas medievales.
  • Evaluar la importancia de los desarrollos tecnológicos de armaduras, sillas de montar y espuelas para el caballero.
  • Reconocer el gasto que implica la preparación de un caballero con armadura.
  • Declare la razón por la que el sistema feudal fue importante para producir caballeros.

Articulos relacionados