Rodrigo Ricardo

Mapeo de las características físicas y humanas de África y Oriente Medio

Publicado el 8 diciembre, 2020

Geografía que afecta el asentamiento

Mire un mapa físico de África y Medio Oriente. Antes de hacer cualquier otra cosa, sumérjase en esa geografía. Más que cualquier otra cosa, ha afectado el lugar donde se asienta la gente en estas dos regiones. Si se acercara lo suficiente, vería valles fluviales, mesetas fértiles, grandes puertos, selvas y oasis en el desierto. En resumen, vería muchos lugares que parecen maduros para asentamientos humanos. Hace más de 10.000 años, las principales ciudades de África y Oriente Medio estaban lejos de formarse. De hecho, la gran mayoría de los pocos millones de personas que vivían aquí se movían en grupos de cazadores-recolectores. Sin embargo, como veremos pronto, una vez que las personas comenzaron a establecerse, eligieron tan sabiamente que los africanos modernos y los habitantes del Medio Oriente todavía se instalan en esos mismos lugares hoy.

Valles fluviales y agua

¿Has bebido lo suficiente hoy? Una pregunta tonta, pero si tiene sed, es probable que no pueda pensar en otra cosa. Después del oxígeno, los humanos necesitan agua más que nada. Más allá del agua para beber, también es fundamental para el crecimiento de los cultivos. Como resultado, tanto en el Medio Oriente como en África, las sociedades más antiguas eran las cercanas a ríos y arroyos. En África, los primeros asentamientos de Kush, anteriores a los egipcios por miles de años, estaban en el Nilo Azul en el actual Sudán. Aún sin poder controlar las inundaciones que afectarían y beneficiarían a los egipcios, estas Kush simplemente vivían cerca del agua de tal manera que les permitían escapar de las inundaciones. Lo mismo podría decirse de la gente de Catal Huyuk en la Turquía actual: vive lo suficientemente cerca del agua para aprovecharla, pero no tan cerca como para ser su víctima.

A medida que nuestros antepasados ​​se convirtieron en mejores agricultores, se movieron para aprovechar los ríos de una manera más amplia. Las principales civilizaciones surgieron en los ríos Nilo, Tigris, Éufrates y Níger, así como en el bien regado Gran Valle del Rift. Hoy en día, estas siguen siendo las partes más densamente pobladas de Oriente Medio y África.

Mesetas

Sin embargo, no todas las culturas importantes surgieron de estos valles fluviales. Muchos ríos todavía eran susceptibles a las inundaciones, y los valles fluviales bajos eran fáciles de atravesar por los ejércitos conquistadores. Como resultado, algunas de las civilizaciones más perdurables surgieron en las mesetas de Oriente Medio y África. De hecho, las dos culturas continuamente independientes más antiguas de las regiones se basan en la meseta. En el Medio Oriente, Irán ha mantenido una cultura persa muy distintiva desde la época de los antiguos griegos. De hecho, los documentos escritos en persa por Ciro el Grande hace 2.500 años suenan tan extraños pero reconocibles para los hablantes de persa modernos como nos suena Shakespeare. Asimismo, la misma cultura etíopeque una vez envió a la reina de Saba a reunirse con el rey Salomón, rey de los israelitas en la Biblia, continúa prosperando en las tierras altas de África oriental. En ambas áreas, la población está más dispersa que en los valles fluviales de otras culturas, pero sin embargo es muy perdurable.

Puertos y comercio

Si tuviera que hacer una lista de las veinte ciudades más grandes de Oriente Medio y África, más de la mitad serían hogares de puertos impresionantes. Esto se debe a que, después de asegurar el agua y los alimentos, el comercio es vital para el crecimiento de las ciudades y las culturas. La ciudad más grande de Oriente Medio, Estambul, fue una vez el puesto comercial más importante del mundo, y gran parte de esto tenía que ver con su impresionante puerto o lugar seguro para los barcos. Cientos de barcos podían caber en él a la vez, y todos estaban relativamente a salvo de tormentas y piratas. En África, Mogadiscio se construyó hace cientos de años para aprovechar el amplio puerto conveniente para el Medio Oriente, África Oriental y el Sur de Asia. Antes del estallido de la guerra civil allí, era uno de los puertos más importantes de toda África.

Otros recursos se hacen cargo

Sin embargo, en las últimas décadas, el patrón antes predecible de agua, alimentos y comercio para fundar una ciudad ha fracasado. En cambio, el acceso a los recursos naturales ha demostrado ser vital. Como resultado, han surgido ciudades en el desierto de Arabia para aprovechar el petróleo , mientras que las plantas desalinizadoras que convierten el agua de mar en agua potable se han vuelto cada vez más comunes en las regiones más ricas en petróleo. En África, las minas de oro y diamantes también han experimentado un aumento en los asentamientos cercanos.

Sin embargo, con estas nuevas riquezas viene un nuevo conflicto. Así como los antiguos lucharon por un buen puerto o un fértil valle fluvial, hay mucha disputa por los nuevos recursos. Hace casi 30 años, Saddam Hussein de Irak invadió Kuwait con la razón declarada de obtener sus reservas de petróleo. Hoy en día, en gran parte de África, los grupos de milicias armadas controlan el acceso a muchas de las minas de diamantes de África central, lo que causa mucho daño a los civiles en el proceso.

Resumen de la lección

En esta lección, analizamos cómo las características físicas y humanas han afectado los asentamientos en el Medio Oriente y África. Vimos que la característica física más importante, el agua, ha mantenido a muchos asentamientos cerca de fuentes confiables, mientras que los aspectos combinados de puertos y mesetas han utilizado características físicas tanto para proteger de los elementos humanos de agresión e invasión como para alentar las características humanas del comercio y el comercio. Finalmente, vimos cómo los recursos naturales como el petróleo y los diamantes están influyendo ahora en la ubicación de nuevos asentamientos que los antiguos habrían ignorado por completo.

Lección de un vistazo

No solo es una fuente de vida, sino que el agua también ha facilitado el desarrollo de civilizaciones en Oriente Medio y África. De hecho, los ríos ayudaron a proporcionar recursos, comercio y comercio a los asentamientos en desarrollo, mientras que las mesetas planas alentaron la supervivencia de la cultura para al menos dos grupos principales. Hoy en día, las minas de oro y diamantes, así como el petróleo, han desplazado los asentamientos hacia estas regiones.


En los tiempos modernos, los recursos naturales han causado contención entre naciones que buscan posesión y control.
medio este

Los resultados del aprendizaje

Debido a que ha estudiado los primeros asentamientos en el Medio Oriente y África en esta lección, podría ser fácil para usted:

  • Indicar la importancia de que los agricultores se establezcan cerca de los valles de los ríos y el agua.
  • Reconocer las culturas que sobrevivieron más tiempo viviendo en mesetas
  • Comprender las formas en que los recursos naturales actuales han influido en la ubicación de los nuevos asentamientos.

¡Puntúa este artículo!