foto perfil

Mártires: Definición, historia y ejemplos

Publicado el 31 enero, 2024

¿Qué es el martirio?

El martirio se refiere a cuando alguien se sacrifica por una causa mayor, y a esa persona se le llama mártir Este concepto se utiliza con mayor frecuencia en religión, ya que los miembros de su fe a menudo conceden a los mártires religiosos un importante respeto y honor póstumos.

Pintura de un hombre crucificado.

Historia de los mártires

La palabra mártir tiene su origen en el griego. En los primeros tiempos del cristianismo se utilizaba para referirse a quienes, según el Nuevo Testamento de la Biblia, presenciaban las obras de Jesucristo. A lo largo de los años de persecución de los cristianos por parte del Imperio Romano, la palabra mártir evolucionó hasta adquirir su significado actual. Luego se aplicó retroactivamente a figuras del judaísmo que se sacrificaron. Bajo diferentes nombres, muchas otras religiones fundadas a lo largo de los siglos han presentado mártires.

Mártires en toda la religión

El martirio es un tema común en la religión. Las religiones generalmente requieren una devoción significativa por parte de sus seguidores, por lo que aquellos que se han martirizado ante la opresión o la persecución son vistos como la cima de la devoción. Generalmente, el martirio religioso se refiere a aquellos que se negaron a convertirse incluso ante la muerte, o que murieron mientras luchaban por promover su fe. El martirio en las principales religiones del mundo se detalla en las secciones siguientes.

judaísmo

Más que cualquier otra religión en la historia, el judaísmo ha sufrido persecución. El pueblo judío enfrentó la destrucción bajo el gobierno de los imperios asirio y babilónico y enfrentó una importante persecución bajo el Imperio Romano y las monarquías cristianas europeas en la Edad Media. La Alemania nazi perpetró el mayor asesinato en masa de judíos durante el Holocausto, matando a millones.

Sin embargo, el pueblo judío no se quedó de brazos cruzados mientras sufría. Más bien, muchos seguidores del judaísmo lucharon contra la opresión y continuaron practicando su fe; muchos fueron asesinados por esto. A lo largo de los siglos, las comunidades judías desarrollaron listas de mártires, llamadas martirologios, mientras que los mártires eran conmemorados y honrados en los templos. Esta tradición continúa en la actualidad en forma de listas de quienes fueron asesinados en el Holocausto.

El martirio también juega un papel temático en la Biblia hebrea, el texto fundacional del judaísmo. Por ejemplo, el niño Isaac consintió en ser sacrificado por su padre, Abraham, por orden de Dios. Sin embargo, Dios se retracta de este mandato en el último momento; estaba probando la voluntad de Abraham de obedecerlo.

cristiandad

Si bien la palabra “mártir” no se usaba de esta manera en su época, pronto sus seguidores consideraron a Jesucristo como el primer y más grande mártir. En represalia por promulgar una nueva religión, Jesucristo fue crucificado y asesinado por las autoridades romanas en Palestina.

Después de la muerte de Jesucristo, muchos otros cristianos enfrentaron persecución por parte del Imperio Romano. Los primeros de estos mártires posteriores a Jesús fueron San Esteban y Santiago, quienes fueron ejecutados en Roma por su fe cristiana. Finalmente, los emperadores romanos se convirtieron al cristianismo, aunque las sectas cristianas en competencia continuaron persiguiéndose y matándose entre sí. Estas víctimas de la violencia sectaria cristiana también pueden ser consideradas mártires.

islam

El Islam tiene su propio concepto de mártir, que se llama “shahid”. La palabra tiene un origen similar a mártir, que significa testigo en árabe. Desde sus inicios, el Islam fue un proyecto tanto religioso como político. El profeta Mahoma organizó una sociedad de sus seguidores, llamados musulmanes, y tenía como objetivo crear una nueva sociedad santa. Con este fin, la primera comunidad musulmana chocó con los pueblos politeístas de la Península Arábiga. Después de la muerte de Mahoma, los musulmanes establecieron el califato, un estado teocrático que conquistó todo Oriente Medio y el norte de África. Los que murieron en esta guerra santa de expansión, llamada yihad, fueron llamados mártires.

La rama chiita del Islam tiene sus orígenes en Ali, el yerno del profeta Mahoma que buscó el poder pero fue asesinado en las luchas dinásticas del califato. Los dos hijos de Ali, Hasan y Husayn, también sufrieron muertes trágicas. Todos ellos son venerados en el Islam chiíta como los herederos legítimos de Mahoma. Husayn es ampliamente reconocido como mártir desde que murió en batalla.

El título de shahid, o mártir, también se otorga a quienes murieron en circunstancias desafortunadas, como durante el parto.

El Islam está lejos de ser una fe unificada; la rivalidad entre el Islam chiita y el Islam sunita lo demuestra. A lo largo de su historia, ha habido extremistas islámicos que abrazaron una forma más agresiva de martirio basada en el autosacrificio. El primer grupo de extremistas islámicos fueron los jarijitas, que asesinaron a muchos líderes políticos. Hoy en día, el extremismo islámico se manifiesta mejor en grupos terroristas como Al Qaeda e ISIS, que utilizan medios violentos, incluido el autosacrificio, para matar a un gran número de personas en un intento de promover su versión del Islam y dañar a quienes se oponen a ella.

Budismo

Si bien el martirio es un concepto bien definido en las religiones abrahámicas del judaísmo, el cristianismo y el islam, no lo es en la religión asiática del budismo. De hecho, el autosacrificio extremo está explícitamente condenado en las enseñanzas de Buda, quien rechazó la autotortura del ascetismo extremo. La práctica de la autoinmolación, que es una forma de autosacrificio, se ha vuelto notable en las últimas décadas como una forma de protesta política entre los monjes budistas que se oponen a la invasión estadounidense de Vietnam o la ocupación china del Tíbet. Lo más parecido al martirio que se puede encontrar en el budismo es el concepto del budismo mahayana de que aquellos que rechazan la oportunidad de convertirse en Buda para centrarse en ayudar a los demás son una especie de mártires.

hinduismo

Al igual que el budismo, en el hinduismo no existe un concepto claro de martirio. De hecho, la religión promueve ahimsa o no violencia. La fe estrechamente ligada al jainismo promueve la no violencia extrema, aunque en algunas ocasiones la violencia está permitida, como en la autodefensa, en el hinduismo.

sijismo

Si bien las religiones indias del budismo y el hinduismo no tienen el martirio como tema principal, el sijismo sí lo tiene. Surgido en la región de Punjab en la India en el siglo XVI, el sijismo pronto enfrentó la persecución del Imperio Mughal. El primer líder importante sij asesinado fue Guru Arjan, quien se negó a convertirse del sijismo. Guru Tegh Bahadur también fue martirizado. Estos hombres, y los demás asesinados, son considerados mártires por el sijismo. Como resultado de los años de persecución, el sijismo ha desarrollado el concepto de autodefensa militar; Los hombres sikh deben llevar el cuchillo kirpan en todo momento, por ejemplo.

Ejemplos de mártires

Los siguientes son tres de los mártires más importantes de las religiones del mundo:

  • Jesucristo, el fundador del cristianismo, fue crucificado por Roma aproximadamente en el año 33 d.C. Los cristianos sostienen que él voluntariamente se sometió a tortura y ejecución para borrar a la humanidad de sus pecados; A partir de entonces, los humanos pudieron ascender al cielo.
  • Husayn ibn Ali, nieto del profeta Mahoma, se rebeló contra el califato omeya y fue asesinado en la batalla de Karbala en 680. Los musulmanes chiítas lo veneran como un mártir y el tercer imán de su fe.
  • Guru Arjan, el quinto gurú del sijismo, fue torturado y asesinado por las autoridades mogoles en 1606. Bajo su liderazgo, la comunidad sij construyó su Templo Dorado en Amritsar, el lugar más sagrado del sijismo. El emperador Jahangir exigió que Arjan abandonara su fe y, cuando él se negó, fue torturado hasta la muerte.

Así, los líderes de las principales religiones del mundo, el cristianismo, el islam y el sijismo, fueron asesinados como mártires de su fe. Los líderes del judaísmo también fueron asesinados a lo largo de los siglos. Todos estos mártires son venerados hasta el día de hoy como hombres santos que se sacrificaron por una causa santa.

Resumen de la lección

Martirio se refiere a cuando alguien se sacrifica por una causa mayor, mientras que mártir es la persona que se sacrifica. Es un tema importante en las tres religiones abrahámicas del judaísmo, el cristianismo y el islam. También es un tema importante en la religión india del sijismo, pero no en las religiones indias del budismo y el hinduismo. Los siguientes son los principales mártires:

  • Jesucristo, el fundador del cristianismo, fue crucificado por las autoridades romanas aproximadamente en el año 33 d.C.
  • Husayn ibn Ali, nieto del profeta Mahoma, murió en batalla y es venerado por los musulmanes chiítas.
  • Guru Arjan, el quinto gurú del sijismo, fue torturado y asesinado por las autoridades mogoles en 1606.

La religión del judaísmo ha visto muchos mártires durante siglos de persecución, y las comunidades judías desarrollaron listas de mártires llamadas martirologios. El hinduismo y el budismo no tienen un concepto tan desarrollado del martirio, aunque, en las últimas décadas, la autoinmolación se ha convertido en una forma de protesta política por parte de los monjes budistas.

Articulos relacionados