Medicina alternativa para la enfermedad de Graves

Publicado el 28 mayo, 2021 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es la enfermedad de Graves?

June está siendo atendida por su médico para hablar más sobre su reciente diagnóstico de enfermedad de Graves. Su médico le explica nuevamente que la enfermedad de Grave hace que la glándula tiroides produzca demasiada hormona tiroidea. Él describe esto como una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca los tejidos sanos y causa enfermedades. El médico explica cómo June ha experimentado síntomas como pérdida de peso, intolerancia al calor, palpitaciones en el pecho, dificultad para respirar, períodos menstruales irregulares, debilidad muscular y dificultades de visión debido a esta enfermedad.

Medicina alternativa para la enfermedad de Graves

June quiere saber si existe alguna medicina alternativa para ayudar a tratar la enfermedad de Graves. El médico le informa que hay algunas cosas que puede hacer, como cambiar su dieta, reducir el estrés, hacer ejercicio, dejar de fumar y tratar la sensibilidad de los ojos y la piel. Las siguientes son algunas de las cosas que June puede hacer para tratar su condición:

Consuma una dieta antiinflamatoria

Una dieta antiinflamatoria ayuda a reducir la inflamación y aumenta la función inmunológica. El médico le dice a June que debe mantenerse alejada de los siguientes alimentos, ya que pueden agravar la enfermedad de Graves:

  • productos lácteos
  • gluten
  • azucar agregada
  • aromas artificiales

June se entera de los alimentos que debería consumir más. Ellos son:

  • frutas y verduras frescas
  • hierbas como romero, albahaca y orégano
  • cúrcuma, jengibre y ajo
  • caldo de hueso
  • grasas saludables omega-3
  • probióticos

Las frutas y verduras son opciones de alimentos incluidas en una dieta antiinflamatoria.
Frutas y vegetales

Reduce el estres

El médico le dice a June que el estrés agrava la enfermedad de la tiroides, por lo que debería probar prácticas para aliviar el estrés a lo largo del día. Sugiere meditación, oración, pasar tiempo al aire libre, usar aceites esenciales, terapia de masajes o ser voluntario por una buena causa.

¡Ejercicio!

June le informa al médico que no hace ejercicio con regularidad. El médico le dice que comience a hacer ejercicio todos los días porque esto controla el estrés y reduce la inflamación siempre que no se exceda. El médico sugiere caminar, ejercicios aeróbicos de bajo impacto, yoga y ejercicios con el peso corporal.


El ejercicio ayuda a controlar el estrés y a reducir la inflamación.
Ejercicio

No Fumar

El médico se alegra de saber que June no fuma, pero le advierte que se sabe que la exposición al tabaco o las drogas recreativas es un desencadenante de trastornos autoinmunes como la enfermedad de Graves. Las toxinas de estos cigarrillos y medicamentos estimulan la inflamación y activan el sistema inmunológico. June le asegura que evitará estas sustancias.

Sensibilidad a los ojos y la piel.

La enfermedad de Graves puede causar sensibilidad y dolor en los ojos y la piel. Las compresas frías y las gotas lubricantes para los ojos ayudan a aliviar cualquier dolor ocular. Usar gafas de sol cuando está al aire libre ayuda a evitar daños por las luces ultravioleta. El médico también menciona a June que es beneficioso usar aceites esenciales junto con aceite de coco para ayudar a combatir la piel seca, con picazón y enrojecida. Los aceites esenciales que sugiere incluyen lavanda, incienso, rosa y aceite de árbol de té.

Resumen de la lección

La enfermedad de Grave hace que la glándula tiroides produzca demasiada hormona tiroidea.

Las personas con la enfermedad de Grave deben evitar los productos lácteos, el gluten, el azúcar agregada y los aromatizantes artificiales.

La meditación, pasar tiempo al aire libre, el uso de aceites esenciales, la terapia de masajes y el voluntariado son buenas formas de aliviar el estrés (que también ayuda al sistema inmunológico).

El ejercicio diario controla el estrés y reduce la inflamación, siempre y cuando el individuo no se exceda.

Las compresas frías y las gotas lubricantes para los ojos ayudan a aliviar cualquier dolor ocular asociado con la enfermedad de Graves. Los aceites esenciales como el aceite de lavanda, rosa y árbol de té junto con aceite de coco se pueden usar para ayudar a combatir la piel seca, enrojecida y con picazón.

Descargo de responsabilidad médica: La información de este sitio es solo para su información y no sustituye el consejo médico profesional.

Articulos relacionados