foto perfil

Mentalidad fija Vs Mentalidad de crecimiento

Publicado el 22 septiembre, 2020

Dos tipos de mentalidades

Dos hermanos caminan hacia su patio trasero el día después de una gran tormenta. Miran conmocionados su fuerte, que ha sido destrozado por fuertes vientos. Ahora es solo una pila de tablas. Un hermano comienza a quejarse: “¡Esto es horrible! Nos tomó un día construir ese fuerte ”. El otro hermano, sin embargo, comienza a agarrar tablas y apilarlas en una pila. Le dice a su hermano: “¡Esto es genial! Ahora podemos hacer un gran fuego y tostar malvaviscos ”.

¿Puedes ver la diferencia entre las reacciones de los dos niños ante su situación? Para un hermano, la situación representa un fracaso. Pero para el otro representa una oportunidad. Sus diferentes reacciones demuestran la diferencia entre una ‘mentalidad fija’ y una ‘mentalidad de crecimiento’.

¿Qué es una mentalidad fija?

En la disciplina de las ciencias sociales de la psicología, una mentalidad fija se conoce como la creencia de que el cambio no puede ocurrir y no ocurre en el cerebro; el nivel de inteligencia de una persona no puede cambiar. En otras palabras, o tienes un alto nivel de inteligencia o no.

¿Qué es una mentalidad de crecimiento?

Por el contrario, el concepto de una mentalidad de crecimiento considera la opción de que la inteligencia puede cambiar, no solo al aprender cosas nuevas, sino también mediante las diversas experiencias que una persona tiene a lo largo de su vida. Una mentalidad de crecimiento prospera con los desafíos y no ve el fracaso como fatal, sino más bien como una oportunidad para ver el mundo y la vida desde una nueva perspectiva.

Importancia de estas dos mentalidades

Carol Dweck, psicóloga de Stanford, ha realizado una investigación innovadora en esta área. En su libro Mindset: The New Psychology of Success, Dweck escribe que desarrollamos estas mentalidades a una edad muy temprana. El desarrollo de una mentalidad fija o de una mentalidad de crecimiento influye en gran medida en cómo nos comportamos, en la calidad de nuestras relaciones e incluso en nuestra propia felicidad durante toda la vida.

Según Dweck, la visión que adopta una persona afecta profundamente la forma en que lleva su vida. Puede determinar si se convierten en la persona que quieren ser y si logran las cosas que valoran. En efecto, las creencias personales tienen el poder de transformar la psicología de una persona y, como resultado, su vida.

Es importante comprender los conceptos de mentalidad fija y mentalidad de crecimiento porque el concepto de mentalidad fija es potencialmente dañino. La idea de que uno no puede lograr más porque el cerebro no cambia puede ser una línea de razonamiento dañina y podría poner en peligro el nivel de logro de una persona, e incluso su felicidad. Sin embargo, adherirse a la mentalidad de crecimiento le permite a usted, como persona, ver los obstáculos en su vida como un medio para alcanzar un fin. Los obstáculos te harán una persona más fuerte y con ganas de aprender las lecciones que la vida te está enseñando. Otra forma de verlo es esta: en una mentalidad fija, el fracaso tiende a definir quién es usted y qué puede lograr. En una mentalidad de crecimiento, los fracasos son simplemente contratiempos temporales y no definen de ninguna manera quién eres.

Resumen de la lección

En esta lección, exploramos la diferencia entre una mentalidad fija y una mentalidad de crecimiento. Aprendimos que una mentalidad fija se conoce como la creencia de que el cambio no puede ocurrir y no ocurre en el cerebro; su nivel de inteligencia no puede cambiar. Por el contrario, una mentalidad de crecimiento considera la opción de que la inteligencia puede cambiar. El desarrollo de estas mentalidades, que se produce a una edad muy temprana, puede afectar profundamente la vida de una persona. Una mentalidad fija puede ser perjudicial y afectar negativamente el nivel de logro y felicidad de un individuo. Las personas con una mentalidad de crecimiento, sin embargo, prosperan con los desafíos y no ven el fracaso como fatal, sino como una oportunidad para ver el mundo y la vida desde una nueva perspectiva.

Articulos relacionados