Motivadores intrínsecos: ejemplos y descripción general

Publicado el 22 septiembre, 2020 por Rodrigo Ricardo

¿Qué son los motivadores intrínsecos?

Imagínese esto: se le ofrecen dos trabajos diferentes. En uno, estarás haciendo lo que te encanta hacer. No se le pedirá que haga nada que no le guste y la gerencia no lo presionará. El otro trabajo implica tareas que odias hacer. Podrá hacer algunas cosas que le gusten, pero la mayor parte de su tiempo estará ocupado con cosas que le resulten tediosas y molestas; sin embargo, este segundo trabajo paga muy bien, mucho mejor que el primer trabajo. ¿Qué trabajo tomas?

Los psicólogos han descubierto que las personas se mueven por dos tipos básicos de motivadores: motivadores intrínsecos y motivadores extrínsecos . La motivación intrínseca implica hacer algo porque quieres hacerlo, mientras que la motivación extrínseca implica hacer algo debido al resultado, como recibir una recompensa.

En el ejemplo anterior, estás intrínsecamente motivado para hacer el primer trabajo y extrínsecamente motivado para hacer el segundo. Dicho de otra manera, lo que te impulsa a hacer el primer trabajo (pasión por el trabajo) es un motivador intrínseco. Compare eso con la recompensa que lo impulsa a hacer el segundo trabajo (salario alto), que es un motivador extrínseco.

¿Por qué son importantes los motivadores intrínsecos?

Si observa el ejemplo anterior, podría decir: ‘Está bien, entonces el primer trabajo tiene un motivador intrínseco y el segundo trabajo tiene un motivador extrínseco. ¿Y qué? ¡El dinero es suficiente motivación para mí! ‘

Quizás, pero considere esto: los psicólogos han descubierto que los motivadores intrínsecos tienen todo tipo de beneficios. Las personas valoran más la satisfacción laboral cuando están intrínsecamente motivadas, son más productivas y se agotan con menos frecuencia que aquellas que tienen trabajos que están principalmente motivados de forma extrínseca. Además, los estudiantes que se guían por motivadores intrínsecos, como el amor por el aprendizaje, generalmente tienen calificaciones más altas, menores incidentes de depresión e incluso una mejor salud física.

¿Cuáles son algunos de los motivadores intrínsecos comunes?

Hay muchos ejemplos de motivadores intrínsecos. Veamos algunos de ellos, junto con escenarios del mundo real de cada uno:

1. Pasión por el tema. A Katie le encanta jugar al fútbol. Le apasiona el deporte y, a menudo, pasa su tiempo libre haciendo ejercicios o viendo partidos. Ella es muy diferente a su compañera Jessie, quien solo juega en el equipo de fútbol para poder obtener una beca.

2. Una sensación de bienestar. Leslie trabaja en una organización sin fines de lucro que ayuda a las niñas de África a obtener una educación. Tiene muchas horas de trabajo y no le pagan mucho, pero le encanta ayudar a los demás. Su amigo Bobby hace el mismo trabajo, pero lo hace porque tiene mucho tiempo de vacaciones.

3. El desafío. Jerry es un detective que ama lo que hace porque le gusta el desafío de averiguar quién es el malo y hacer que confiesen. Su compañera Kamila, por otro lado, es detective porque es una posición de poder y la gente respeta a los detectives.

Resumen de la lección

Un motivador intrínseco te hace querer hacer algo, incluso si no hay recompensa. Los motivadores intrínsecos juegan un papel clave en la felicidad y el éxito. Son muy diferentes de los motivadores extrínsecos, que te dan ganas de hacer algo porque estás siendo recompensado.

Los resultados del aprendizaje

Utilice esta lección para ampliar su conocimiento de los motivadores intrínsecos, luego asegúrese de que puede:

  • Distinguir entre motivadores intrínsecos y extrínsecos
  • Enfatizar la importancia de los motivadores intrínsecos.
  • Señale los motivadores intrínsecos comunes

Articulos relacionados