Motivo en la literatura: definición y ejemplos

Publicado el 17 septiembre, 2022 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es un Motivo?

Un motivo es un símbolo recurrente que adquiere un significado figurativo. Los vemos en libros, películas y poemas. De hecho, casi todos los textos utilizan comúnmente el recurso literario del motivo. Un motivo puede ser casi cualquier cosa: una idea, un objeto, un concepto, un arquetipo de personaje, el clima, un color o incluso una declaración. Los motivos se utilizan para establecer un tema o un cierto estado de ánimo; tienen un significado simbólico.

Por lo general, es bastante claro cuando un escritor está usando un motivo. Por lo general, no están asociados con significados ocultos porque el escritor quiere que los reconozcas. Desempeñan un papel en la definición de la composición de una narrativa. Piensa en el cuento de hadas y su lista casi interminable de motivos: felices para siempre, el apuesto príncipe, la damisela en apuros, el hada madrina, la bruja malvada, la madrastra malvada, los animales que hablan, las hadas mágicas y los ogros.

Considere el popular cuento de hadas ‘Blancanieves’ y cómo utiliza un espejo como motivo destacado a lo largo de la historia. La malvada madrastra de Blancanieves, la reina, se mira constantemente en el espejo, incluso preguntando: ‘Espejo, espejo, ¿quién es la más bella de todas?’ El problema comienza cuando Blancanieves cumple siete años y el espejo le informa a la reina que ya no es la más bonita porque Blancanieves se ha adueñado de ese título. El rostro de la reina se pone verde para indicar sus celos y envidia.

Los espejos sirven para que una persona sepa cómo te ven los demás. Ellos, en esencia, representan la verdad honesta, simple y clara. Cuando el espejo de la reina le informa que ella es la segunda mejor, finalmente se ve a sí misma y eso la enfurece hasta el infinito.

Ejemplos populares de motivos en la literatura

Aquí hay algunos ejemplos clásicos de motivos de tres libros del siglo XX.

El maravilloso mago de Oz de L. Frank Baum (1900)

Piense en las pruebas y tribulaciones de Dorothy en El maravilloso mago de Oz y el concepto del viaje como motivo. Dorothy es arrastrada por un ciclón y aterriza en la tierra más extraña, muy, muy lejos de Kansas. Durante su viaje, tiene que crecer como persona y aprender a confiar en sí misma para poder sobrevivir y, con suerte, volver a casa. De hecho, todos los que conoce en el camino de baldosas amarillas (el león cobarde, el espantapájaros y el leñador de hojalata) están todos en un viaje. El León busca coraje, el Espantapájaros quiere un cerebro, el Leñador de Hojalata desea un corazón y Dorothy solo quiere irse a casa.

El señor de las moscas de William Golding (1954)

Un avión se estrella en una isla. Los sobrevivientes son todos niños pequeños. Rápidamente surge una lucha por el poder cuando la supervivencia triunfa sobre la sociedad educada. Los chicos encuentran una caracola. Un objeto es uno de los ejemplos más populares de un motivo. Si un niño tiene la caracola en la mano, tiene la palabra. Es su turno de hablar. Vemos mucho la caracola a lo largo de la historia; rápidamente representa orden y comunicación. Cuando se destruye el caparazón, el orden se convierte en caos y las líneas de comunicación se rompen por completo al igual que las reglas de la sociedad.

El club de la lucha de Chuck Palahniuk (1996)

La línea, ‘Sé esto porque Tyler sabe esto’, es declarada por el narrador anónimo varias veces a lo largo de la novela El club de la lucha de Palahniuk. La cita como motivo resulta ser especialmente importante en Fight Club porque es un presagio del giro final de la novela. El narrador habla sobre todos los intrincados detalles de la vida de Tyler: dónde trabaja, cómo estropea la comida de los clientes, con quién se acuesta y cómo vive. Por supuesto, como descubrimos al final de la novela, Tyler Durden ni siquiera existe. No era más que la ilusión del narrador, un alter ego inventado para luchar contra el hombre estadounidense moderno, centrado en el consumidor y supuestamente antimasculino.

Resumen de la lección

Un motivo es un símbolo recurrente. Es un dispositivo literario común que ayuda a establecer un tema o estado de ánimo. Los motivos pueden ser casi cualquier cosa: una cita repetida como en El club de la lucha, un objeto como en El señor de las moscas o un tema como en El maravilloso mago de Oz. Son especialmente frecuentes en los cuentos de hadas. Piensa en todas las historias en las que aparece un príncipe apuesto o una madrastra malvada y malvada.

Los resultados del aprendizaje

Cuando complete la lección, podrá:

  • Explicar qué es un motivo y para qué sirve.
  • Recitar algunos ejemplos de motivos en la literatura.

Articulos relacionados