foto perfil

Normas de conducta profesional de la CFA

Publicado el 15 septiembre, 2020

Estándares CFA

Los Estándares de Conducta Profesional son estándares redactados por el CFA (Chartered Financial Analyst) Institute para alentar a los administradores de inversiones a invertir de manera ética y profesional. Este instituto ofrece varios programas diferentes para los que los inversionistas pueden calificar y que demuestran que el inversionista está administrando activamente sus inversiones de manera ética y profesional. Los estándares se actualizaron en 2006 para incorporar la forma en que el mundo de las inversiones ha cambiado desde la década de 1990. Los Estándares de Conducta Profesional son en realidad parte de todo el Programa CFA que también incluye el Código de Ética. Sin embargo, esta lección trata específicamente sobre los estándares.

Siete estándares

Hay siete estándares que conforman los Estándares de Conducta Profesional de la CFA:

I. Profesionalismo
II. Integridad de los mercados de capitales
III. Deberes para con los clientes y posibles clientes
IV. Deberes para con los empleadores
V. Análisis, recomendaciones y medidas de inversión
VI. Conflictos de interés
VII. Responsabilidades como miembro del CFA Institute o como candidato a CFA

Razonamiento

El Estándar I establece los conceptos básicos para la conducta como miembros y candidatos del CFA. Cubre todas las situaciones comerciales.

Los estándares II a VII cubren temas más específicos. Estas guían decisiones que pueden afectar la integridad de la profesión inversora.

La razón detrás de todos estos estándares es mantener un alto estándar ético para la profesión. Esto es importante, ya que la historia ha demostrado los efectos negativos de las inversiones no éticas. Por ejemplo, en 2008, se produjo una crisis financiera cuando un prestamista tras otro entraron en quiebra. Los préstamos de dinero y los Estados Unidos y algunas economías extranjeras casi se congelaron. Los estándares CFA tienen como objetivo evitar que sucedan cosas así.

Dentro de los estándares

Profundicemos un poco más en los estándares.

El primer estándar, ‘Profesionalismo’, tiene 4 subcategorías. La primera subcategoría, ‘Conocimiento de la ley’, dice que todos los miembros y candidatos de la CFA deben seguir todas las leyes y reglas aplicables que se relacionen con su negocio de inversión. La segunda subcategoría, “Independencia y objetividad”, sostiene que los miembros y candidatos de la CFA usan el cuidado y el juicio para poder tomar decisiones independientes y objetivas. La tercera subcategoría es “tergiversación”. Esta subcategoría dice que no se permite tergiversar a sabiendas a nadie o cualquier cosa relacionada con el negocio de inversión. La cuarta subcategoría, ‘Mala conducta’, evita que los miembros y candidatos se involucren en cualquier actividad que pueda afectar negativamente sus carreras, como la deshonestidad y el fraude. Entonces,

El segundo estándar, ‘Integridad de los mercados de capitales’, tiene dos subcategorías. La primera subcategoría es ‘Información material no pública’. Esta subcategoría está aquí para evitar que los miembros o candidatos actúen o den consejos basados ​​en información privada que podría cambiar el precio de una acción en particular. La segunda subcategoría, ‘Manipulación del mercado’, evita que los miembros y candidatos se involucren en prácticas que distorsionen artificialmente los precios en el mercado de valores con el propósito de engañar a otros. Entonces, por ejemplo, un miembro de la CFA que sigue el segundo estándar no utilizará información privilegiada para tomar sus decisiones de inversión.

El tercer estándar, “Deberes para los clientes”, tiene cinco subcategorías. El primero, ‘Lealtad, prudencia y cuidado’, dice que los miembros y candidatos son leales a sus clientes y deben actuar con cuidado en beneficio del cliente y no de ellos mismos. El segundo, ‘trato justo’, dice que el trato con los clientes debe ser justo y objetivo al hacer recomendaciones y en cualquier otra acción profesional. El tercero, ‘Idoneidad’, dice que los miembros y candidatos deben investigar lo suficiente para familiarizarse con el estilo y la experiencia de inversión del cliente, y luego realizar inversiones que beneficiarán al cliente. El cuarto es ‘Presentación de rendimiento’. Éste dice que las comunicaciones deben ser completas, justas y precisas. El quinto es ‘Preservación de la confidencialidad’. Este dice que, a menos que lo exija la ley, la información del cliente es confidencial. Por lo tanto, un candidato a CFA que sigue el tercer estándar le comunicará todo lo que necesita saber sobre la inversión en una acción en particular de una manera que pueda comprender, y no le ocultará ninguna información.

Para el siguiente estándar, el cuarto, ‘Deberes para los empleadores’, hay tres subcategorías. ‘Lealtad’ es la primera subcategoría, y dice que los miembros y candidatos deben brindar a sus empleadores lo mejor de sus habilidades y no dar información confidencial. El segundo, ‘Arreglos de compensación adicional’, no permite obsequios ni ningún otro tipo de compensación que pueda resultar en un conflicto de intereses a menos que exista un consentimiento por escrito. En la tercera subcategoría, ‘Responsabilidades de los supervisores’, los gerentes deben encontrar y evitar que cualquier persona bajo su supervisión actúe de manera ilegal. Un miembro de la CFA que sigue el cuarto estándar no entrará en un trabajo que cree un conflicto de intereses a menos que su empleador lo haya aprobado.

El quinto estándar, ‘Análisis de inversiones, recomendaciones y acciones’, tiene tres subcategorías. El primero, ‘Diligencia y base razonable’, dice que las recomendaciones y cualquier otra decisión de inversión deben tener bases adecuadas y razonables, y cualquier investigación realizada debe realizarse con diligencia. El segundo, ‘Comunicación con clientes y posibles clientes’, dice que los miembros y candidatos deben comunicar toda la información que sus clientes necesitan para tomar una decisión informada. El tercero, ‘Retención de registros’, requiere que se mantengan registros para respaldar las recomendaciones y cualquier otra decisión profesional que se tome. Por ejemplo, un candidato a CFA que sigue el quinto estándar solo hará recomendaciones que haya investigado cuidadosamente y haya encontrado adecuadas para su estilo de inversión.

El sexto estándar, “Conflictos de intereses”, también tiene tres subcategorías. La primera subcategoría, ‘Divulgación de conflictos’, dice que cualquier conflicto de intereses debe comunicarse claramente en un lenguaje sencillo a los clientes y empleadores. El segundo, “Prioridad de las transacciones”, dice que las transacciones de los clientes se anteponen a las transacciones personales. El tercero, ‘Tarifas de referencia’, dice que cualquier tarifa de referencia recibida por las recomendaciones de productos o servicios debe ser divulgada a los clientes y empleadores. Según este sexto estándar, un miembro de la CFA le dirá que al comprar una acción, se beneficiará personalmente y, si está involucrado en un negocio competidor, también se lo dirá a su empleador. Esto no significa que sus transacciones de inversión personal tengan prioridad. Las transacciones del cliente siguen teniendo prioridad.

El último y séptimo estándar, ‘Responsabilidades como miembro del CFA Institute o CFA Candidate’, tiene dos subcategorías. El primero, ‘Conducta como miembros y candidatos en el programa CFA’, dice que los miembros y candidatos no deben comprometer al Instituto CFA de ninguna manera ni afectar la validez de los exámenes CFA. El segundo, ‘Referencia al CFA Institute, la designación CFA y el programa CFA’, dice que al referirse a estas entidades, los miembros y candidatos no deben exagerar o tergiversar el significado de una membresía o candidatura. Según el último estándar, un candidato a CFA actuará profesionalmente para representar bien y con precisión el nombre de CFA.

Resumen de la lección

Revisemos. Los Estándares de Conducta Profesional son estándares redactados por el CFA (Chartered Financial Analyst) Institute para alentar a los administradores de inversiones a invertir de manera ética y profesional. Fue reescrito en 2006 para incorporar cómo ha cambiado el mundo de las inversiones desde la década de 1990.

Los siete estándares son:

I. Profesionalismo
II. Integridad de los mercados de capitales
III. Deberes para con los clientes y posibles clientes
IV. Deberes para con los empleadores
V. Análisis, recomendaciones y medidas de inversión
VI. Conflictos de interés
VII. Responsabilidades como miembro del CFA Institute o como candidato a CFA

El primer estándar es el más amplio, mientras que los otros son más específicos. Cada uno tiene una serie de subcategorías que entran en más detalle.

Articulos relacionados