foto perfil

Papa León XIII: Biografía y significado

Publicado el 4 abril, 2024

¿Quién fue el Papa León XIII?

El Papa León XIII fue un católico romano reformista que sirvió como el Papa número 256 de la Iglesia Católica Romana a finales del siglo XIX y principios del XX. Nació a principios del siglo XIX y durante su vida fue un firme defensor de los derechos de los pobres y de los trabajadores. Murió a principios del siglo XX, a la edad de 93 años. El Papa León XIII es recordado como alguien reflexivo e intelectual, que disfrutaba escribiendo poemas en latín y como alguien cuyas habilidades diplomáticas y capacidad para comunicar eficazmente mejoraron las relaciones entre los católicos romanos. Iglesia y el mundo.

Una fotografía en blanco y negro de un anciano sentado con cabello blanco y túnica blanca con un rosario alrededor del cuello.

Biografía del Papa León XIII

El Papa León XIII, de Italia, tuvo un impacto en la Iglesia católica a través de sus diversos roles en el clero.

Vida temprana del Papa León XIII

El nombre de nacimiento del Papa León XIII era Gioacchino Vincenzo Raffaele Luigi Pecci. Nació el 2 de marzo de 1810 en Carpineto, Romano, Italia. Los nombres de sus padres eran el Conde Ludovico Pecci y Anna Buzzi y era uno de siete hijos de una familia noble. Cuando era niño, Gioacchino Pecci fue enviado a asistir a la escuela en el Colegio Jesuita de Viterbo, donde permanecería hasta 1824. Regresó a casa cuando la salud de su madre empeoró y comenzó a asistir al Jesuit Collegium Romanum y más tarde a la Accademia dei Nobili Ecclesiastici. Gioacchino Pecci obtuvo doctorados en las áreas de derecho canónico (leyes eclesiásticas o papales), teología y derecho civil.

Carrera temprana del Papa León XIII

La carrera inicial de Gioacchino Pecci transcurrió como clérigo secular, que era clérigo al que no se le exigía prestar juramento y se le permitía vivir en la comunidad en su propia tierra. En su mayor parte, el clero secular podía ejercer su propia voluntad. Sin embargo, se esperaba que fueran célibes y obedientes al obispo local. Mientras actuaba como clérigo secular, Gioacchino ayudó al cardenal Sala a combatir una epidemia de cólera que azotó Roma en 1837. El 31 de diciembre de 1837, prestó juramento y fue ordenado oficialmente sacerdote católico romano.

Después de entrar formalmente al servicio de la Iglesia Católica Romana, Gioacchino Pecci ocupó numerosos cargos. En 1838, el Papa Gregorio XVI lo nombró delegado en Benevento, en el sur de Italia. Como delegado, se le consideraba que ocupaba un cargo similar al de gobernador provincial. Benevento era entonces conocido por su anarquía. Pecci se propuso poner orden en la región y convenció a la policía de la cercana Nápoles para que trabajara con él en la represión del crimen. Mientras estuvo en Benevento, Pecci también trabajó para mejorar infraestructuras como carreteras y garantizar una administración tributaria más justa.

En 1843, Gioacchino Pecci fue nombrado diplomático del Papa, llamado nuncio apostólico y enviado a Bélgica. Mientras actuaba como nuncio apostólico, Gioacchino Pecci logró convencer a los gobernantes de Bélgica del beneficio de la educación católica; gracias a sus esfuerzos, en 1844 se fundó en Roma el Colegio de Bélgica. En 1846, Gioacchino Pecci aceptó el cargo de arzobispo de Perugia, que ocupó durante más de 20 años. Como arzobispo de Perugia, Gioacchino Pecci atendió las necesidades de la gente común y estableció comedores sociales, así como refugios para personas sin hogar.

El arzobispo Gioacchino Pecci también trabajó con su clero para garantizar que no sólo se enseñara a los jóvenes sobre la fe cristiana sino que también se incluyera a los adultos. Además, quería que el clero tuviera una buena educación y tuviera oportunidades de aprender sobre el mundo que los rodeaba. Pecci estaba decidido a ayudar al clero a aprender, estudiar y convertirse en personas moralmente rectas. Se aseguró de que les enseñaran los mejores eruditos que pudo encontrar y de que tuvieran los mejores materiales, incluido el equipo científico, a su disposición. En 1872, fundó la Accademia di S. Tommaso para proporcionar al clero los recursos y la orientación que necesitaba basándose en la teología promovida por Santo Tomás de Aquino, un filósofo a quien admiraba mucho.

En 1877, el Papa Piux transfirió a Gioacchino Pecci de su puesto en Perugia a Roma para actuar como camarlengo, un puesto de alta confianza que implicaba la administración de los dineros y propiedades papales. Estuvo en este puesto durante menos de un año cuando el Papa Pío murió en febrero de 1878.

Papado del Papa León XIII

El 20 de febrero de 1878, tras la muerte del Papa Pío, el Colegio Cardenalicio eligió Papa a Gioacchino Pecci; eligió el nombre de Papa León XIII. El Papa León XIII guió a la Iglesia Católica Romana hacia la era moderna, fomentando un enfoque más progresista de la fe y la reforma social. Quería que la Iglesia Católica Romana fuera más activa en la comunicación con el mundo y más accesible y abierta a explorar temas seculares y científicos.

Debido a que su predecesor, el Papa Pío IX, fue autoritario en su gobierno de la Ciudad del Vaticano y la Iglesia Católica Romana, hubo relaciones tensas entre la Santa Sede (gobierno del Vaticano) y muchos otros países. El Papa León XIII abrió relaciones diplomáticas con gobiernos cristianos y no cristianos y alentó interacciones positivas entre la Santa Sede y los gobiernos de otras naciones. Por ejemplo, el Papa León XIII estableció una relación entre la Ciudad del Vaticano y Alemania, la última de las cuales era principalmente protestante. Sus esfuerzos por promover la diplomacia y la paz dieron como resultado que Alemania le pidiera que mediara entre ellos y España en una disputa. Alemania también le pidió que interviniera ante su población católica cuando ésta se opuso a algunas de las maniobras políticas de Alemania.

Otros casos en los que el Papa León XIII estuvo involucrado en asuntos exteriores incluyen un acuerdo con el zar Alejandro III para permitir que se fundaran algunas Santas Sedes dentro de Rusia para la población católica rusa. Los católicos rusos eran rutinariamente oprimidos y perseguidos, y el Papa León defendió sus derechos ante el zar Alejandro. Esto tuvo un efecto limitado en su trato, pero el Papa León XIII trabajó para convencer al zar de que el catolicismo y la Santa Sede no eran una amenaza para su poder, alentando a los católicos de la región a ser “súbditos leales”.

Muerte del Papa León XIII

Aunque algunas fuentes mencionan que el Papa León XIII pudo haber tenido neumonía durante los últimos días de su vida, la mayoría parece estar de acuerdo en que la causa de la muerte del Papa se debió más a la vejez. El Papa León XIII tenía 93 años cuando murió el 20 de julio de 1903 en el Palacio Apostólico de Roma. El Papa León XIII yacía en San Pedro, pero luego fue llevado a San Juan de Letrán para ser enterrado según sus últimos deseos.

Importancia del Papa León XIII

La importancia del papado de León XIII radica en sus esfuerzos por reconocer que la ciencia tiene un lugar en la iglesia al igual que la teología y que la ciencia no reemplaza la fe. Creía firmemente en la educación y la búsqueda del conocimiento y en que la ciencia, junto con lo que se considera secular, puede coexistir con la religión. El papado de León XIII también fue importante porque centró la atención de la Iglesia Católica Romana en los necesitados. Gran parte del impacto del Papa León XIII en la Iglesia Romana se puede encontrar en las encíclicas o cartas que escribió para expresar sus pensamientos sobre temas específicos a los obispos de todo el mundo. Ejemplos de algunas de las encíclicas más notables incluyen:

  • La Rerum Novarum mostró la dedicación del Papa León XIII a la justicia social y a ayudar a los oprimidos, como la clase trabajadora.
  • El Providentissimus Deus, que se traduce como “El Dios más providente”, proponía que la iglesia y el estado pudieran coexistir pacíficamente entre sí.
  • En el Testem Benevolentiæ, el Papa León XIII argumentó que el americanismo era una forma de herejía debido a su énfasis en la separación de la Iglesia y el Estado, su inclinación filosófica liberal que buscaba modificar el catolicismo en Estados Unidos y su defensa de la libertad de prensa, todo ello. de lo cual disminuyó la autoridad de la Iglesia Católica Romana.
  • La encíclica Æterni Patris promovió las enseñanzas de Tomás de Aquino como base para la exploración académica.

El papado del Papa León XIII también fue significativo por las siguientes razones:

  • Su creencia en el poder de la diplomacia mejoró enormemente las relaciones entre la Iglesia Católica Romana y los países extranjeros.
  • Promovió el valor de la ciencia y su capacidad para convivir con la fe.
  • Abrió los Archivos Secretos del Vaticano a los investigadores.
  • Construyó el Observatorio Vaticano para animar a los estudiantes a explorar la astronomía.
  • Apoyó la democracia pero no apoyó ni al capitalismo ni al comunismo.
  • Abogó por que la iglesia fuera defensora y protectora de la clase trabajadora.
  • Abogó por que la Santa Sede fuera totalmente independiente del gobierno italiano.
  • Las reformas que implementó en la Iglesia Católica Romana incluyeron un entorno más estructurado y el fin de las sinecuras, que eran trabajos que requerían poco o ningún esfuerzo pero que venían con un título y beneficios económicos. El Papa León XIII impulsó un papado más frugal y financieramente conservador.

Resumen de la lección

Nació el Papa León XIII Gioacchino Vincenzo Raffaele Luigi Pecci. Asistió a escuelas católicas cuando era niño y joven y obtuvo títulos en teología, derecho civil y derecho canónico. Antes de ser ordenado sacerdote, era clero secular, un tipo de clero que no tenía que prestar juramento a la Iglesia Católica Romana y se le permitía conservar la propiedad privada, pero al que se le exigía, como los sacerdotes, que fueran célibes. Después de ordenarse sacerdote, Gioacchino Pecci fue nombrado delegado, una especie de gobernador provincial, en Benevento, en el sur de Italia. Fue un administrador eficaz que coordinó con la policía de Nápoles para reducir el impacto de los forajidos en la región. En 1846, Gioacchino Pecci fue nombrado arzobispo de Perugia. Mientras que el arzobispo de Perugia, Gioacchino Pecci, destacó la importancia de enseñar el cristianismo a niños y adultos, así como la necesidad de que el clero esté educado y tenga conocimientos de ciencias y otras materias. Se esperaba que el clero aprendiera sobre diferentes temas pero se basara en las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino para no perder de vista que la fe y la ciencia pueden coexistir, pero que la fe es lo más importante. Durante su estancia en Perugia, Gioacchino Pecci también se dedicó a centrar la atención de la Iglesia en los necesitados y creó refugios para personas sin hogar y comedores sociales.

Gioacchino Pecci, tras su elección como Papa, cambió su nombre por el de Papa León XIII. Como Papa, utilizó sus habilidades diplomáticas para reparar y fomentar las relaciones con naciones cristianas y no cristianas. El Papa León XIII también escribió encíclicas o cartas a los obispos que describían sus pensamientos y creencias sobre numerosos temas. Una de las encíclicas más notables, Rerum Novarum, alentó reformas sociales, especialmente aquellas que podrían beneficiar a la clase trabajadora. Además de las encíclicas, el Papa León XIII reestructuró la Iglesia y la Ciudad del Vaticano para que fueran más frugales y ordenadas. El Papa León XIII murió a la edad de 93 años en 1903.

Articulos relacionados