foto perfil

Plotino: Biografía, obras y citas

Publicado el 26 febrero, 2024

¿Quién fue Plotino?

Plotino fue un antiguo filósofo romano nacido en Egipto en el año 205 d.C. Los historiadores modernos coinciden en que Plotino fundó la escuela de pensamiento filosófica del neoplatonismo. La obra de Plotino perduró mucho después de su muerte y los estudiosos continúan estudiándola en la actualidad.

Imagen de la estatua de Plotino

Biografía de Plotino

Plotino nació a principios del siglo III d.C. Eunapio, un escritor del siglo IV, registró que Plotino probablemente nació en el Alto Egipto o cerca del río Nilo.

Educación y vida temprana de Plotino

Poco se sabe sobre la vida personal de Plotino, especialmente durante sus primeros años. Existe un registro de su vida, pero se centra en sus últimos años y no en la mayor parte de su vida. Aunque los estudiosos saben poco sobre la vida personal de Plotino, su influencia griega es innegable a pesar de su presencia en todo el mundo antiguo. Dado que la mayor parte de la filosofía de Plotino es esencialmente griega, la mayoría de los historiadores creen que no estuvo en Egipto el tiempo suficiente para identificarse plenamente como egipcio; sin embargo, esto es pura especulación. El idioma y la educación más utilizados por Plotino fueron el griego, por lo que sus escritos y su filosofía indican su influencia griega. Aparte de estos hechos, se sabe poco más sobre la vida de Plotino hasta que comenzó su educación cuando tenía veintitantos años.

La vida de Plotino como filósofo

Cuando Plotino tenía veintiocho años, viajó a Alejandría para estudiar con Ammonius Saccas. Plotino se sintió atraído por Saccas porque era diferente de otros filósofos griegos de la época. De hecho, Plotino se había deprimido bastante después de estudiar con otros filósofos contemporáneos debido a sus filosofías hastiadas.

Después de estudiar con Saccas durante más de una década, Plotino decidió viajar al Este con la expedición militar del emperador Gordiano III para estudiar la filosofía india y persa. Sin embargo, la expedición se vio interrumpida después de que el Emperador fuera asesinado por su propio ejército. Finalmente, Platonio regresó a Roma alrededor del año 245 d.C., donde formó su propia escuela y continuó enseñando y estudiando filosofía hasta su muerte en el año 270 d.C.

Las ideas de Plotino

Plotino aportó muchas ideas filosóficas que siguen siendo relevantes en la actualidad. Por ejemplo, Plotino enseñó sobre “El Único”, aunque nunca utilizó explícitamente ese término. Este concepto resume la comprensión de Plotino de un poder supremo que la lógica humana nunca podrá definir. Plotino argumentó que la única manera de experimentar “El Uno” es a través de una revelación en la que el espectador se topa con su poder o naturaleza. En contraste con la teología cristiana contemporánea, Plotino postuló que “El Único” no es un ser ni un dios, sino una fuente de vida de la que fluyen todas las cosas. Plotino describió esta fuente como completamente desinteresada por la humanidad; por lo tanto, ”El Uno” sólo da el don de la existencia y no juzga lo que el ser humano hace con su propio ser.

Además, Plotino filosofó que la felicidad humana proviene de que la identidad de una persona sea la misma que su yo ideal, específicamente en lo que respecta a su intelectualidad. Las ideas de Plotino sobre la trascendencia intelectual y la felicidad eran la antítesis de las opiniones contemporáneas del gnosticismo, que Plotino conocía bien. Los gnósticos creían que el mundo era inherentemente malo, como cualquier deleite en el mundo material. Plotino estaba explícitamente en contra del gnosticismo, aunque tenía amigos que prescribían la idea. Muchos estudiosos sugieren que su odio también se extendía al cristianismo, que consideraba melodramático.

Las obras de Plotino

Las enseñanzas de Plotino se pueden encontrar en él y en otros escritos contemporáneos de la época. Uno de los tratados más notables de Plotino fue Contra los gnósticos, en el que expresa su desdén por las crecientes prácticas del gnosticismo. Además, Plotino escribió Las Enéadas, su colección más importante de filosofías fundamentales, en los últimos años de su vida. Fueron editados póstumamente por su aprendiz Porphyry. Las Enéadas constan de seis libros, cada uno de los cuales contiene nueve tratados divididos en capítulos.

La Primera Enéada se centra en la búsqueda de la felicidad, y la Segunda Enéada es más metafísica y se centra en lo potencial y lo real. La Tercera Enéada explora la capacidad de la humanidad para tener libre albedrío, mientras que la Cuarta Enéada se centra en ideas sobre la eternidad y el más allá. La Quinta Enéada profundiza en algunas de las filosofías más conocidas de Plotino, incluidos sus pensamientos sobre “El Uno”. La Sexta y última Enéada filosofa sobre la moralidad de “El Uno”.

La influencia de Plotino

Más celebrada por los estudiosos como la filosofía fundadora del neoplatonismo, la influencia de Plotino todavía es analizada por los historiadores modernos como su fuente principal de información sobre las filosofías de Platón. Las ideas de Plotino influyeron en otros filósofos, metafísicos, místicos y otras religiones como el cristianismo, el islam y el judaísmo. Plotino ayudó a dar forma a las visiones cristianas primitivas sobre la vida futura y la perfección del alma después de la muerte. De manera similar, las ideas místicas de Plotino echaron raíces en la ideología islámica de la ciencia, el intelecto y la metafísica. La influencia de Plotino en el judaísmo llegó unos siglos más tarde, en los siglos IX y X, pero también incluyó influencias en conceptos metafísicos como el más allá y los reinos celestiales.

Las filosofías de Plotino continuaron entrando y saliendo de las ideologías contemporáneas durante siglos. Por ejemplo, los pensadores del Renacimiento italiano recurrieron a sus traducciones de Plotino para resistir el cambio hacia una filosofía de base científica. Luego, a finales del siglo XVIII, las ideas de Plotino revivieron en Occidente cuando Tomás las tradujo al inglés.

Citas de Plotino

A través de Las Enéadas, tanto los filósofos como los lectores modernos pueden estudiar las ideas de Plotino. A continuación se detallan algunas de las citas más notables de Plotino:

  • “Me estoy esforzando por devolver lo Divino en mí mismo a lo Divino en el Todo”. Aquí, Plotino fomenta el servicio compartiendo la divinidad interior de uno con otros que también contienen divinidad interior.
  • “Retírate a ti mismo y mira”. En esta cita, Plotino expone su idea de encontrar el yo más auténtico cuando se conecta con su intelectualidad interior e ideal.
  • “El mundo es cognoscible, armonioso y bueno”. Aquí, Plotino declara explícitamente su creencia en un mundo inherentemente bueno, a diferencia de las ideas del gnosticismo que despreciaba profundamente.

Resumen de la lección

El filósofo griego antiguo, Plotino, es bien conocido como una de las mejores fuentes sobre Platón y sus filosofías, que provocaron el movimiento neoplatonista. Plotino nació a principios del siglo III en Egipto. No se sabe mucho más sobre sus primeros años de vida hasta que se mudó a Alejandría a los veintiocho años para comenzar su educación. Después de estudiar con varios filósofos, Plotino finalmente se conectó con Ammonius Saccus, de quien aprendió durante más de una década. Después de un viaje fallido a Persia, Plotino se instaló en Roma, donde estudió y enseñó hasta su muerte en el año 270 d.C.

Una de las filosofías metafísicas más centrales de Plotino describe lo que los eruditos modernos llaman “El Uno”. Explicado en su influyente colección de obras llamada Las Enéadas, el concepto de Plotino de “El Uno” es la fuente de todo ser. aunque no un ser en sí mismo. Plotino vio una conexión con “El Único” como posible a través de la conexión con el yo interior y auténtico. A través de esta conexión, uno podría alcanzar la verdadera felicidad.

Articulos relacionados