foto perfil

Principios de Ética: Definición, lista y ejemplos

Publicado el 26 febrero, 2024

¿Cuáles son los principios de ética?

La ética empresarial se refiere al estudio de cómo deben comportarse las empresas si pretenden actuar moralmente. Al trabajar dentro de un subconjunto de ética aplicada, un especialista en ética empresarial identifica un problema particular en una organización y luego aplica principios de ética (es decir, justificación básica para proscribir el valor moral de la conducta humana) para resolver ese problema, promoviendo valores éticos distintos en esa organización. Un especialista en ética empresarial podría decir que un gerente que miente acerca de promover a sus amigos actúa de manera deshonesta al crear la ilusión de justicia y reforzar la desigualdad en el lugar de trabajo. En este caso, podrían abogar por cambios institucionales centrándose en el comportamiento individual. Sin embargo, también podrían evaluar la función de una política particular o del mercado en su conjunto.

Para resolver problemas, los especialistas en ética deben apelar a principios como la justicia, la honestidad y la integridad. Sin embargo, la ética empresarial requiere encontrar valores comunes entre diferentes profesiones. Por ejemplo, los profesionales de negocios deben obtener apoyo público para la investigación médica. Al mismo tiempo, los investigadores están obligados a mantener la confidencialidad de los sujetos de la investigación y a presentar investigaciones creíbles. Deben encontrar un valor común para seguir trabajando juntos, como la justicia o la honestidad.

Los principios de ética son mucho más amplios que cualquier código de conducta. El primero no suele analizar prácticas comerciales específicas, como conflictos de intereses o requisitos laborales. En cambio, destaca los valores que a las empresas les gustaría integrar a medida que continúan desarrollándose. Algunos de estos valores podrían informar las prácticas de desarrollo de las empresas, como la capacitación empresarial o las tareas laborales específicas (entre otras).

Comprender los principios éticos

A pesar de estas complejidades, sigue siendo esencial comprender y aplicar los principios de la ética. David Resnik, un destacado bioético que escribe en esta capacidad para el Instituto Nacional de Salud, podría decir que los principios éticos alinean las normas de investigación con el tipo de resultados de alta calidad que los investigadores pretenden proporcionar. En el contexto empresarial, esto podría referirse a alinear los valores con los bienes o servicios que vende la empresa. Por ejemplo, una empresa que ofrece consultas ambientales podría respaldar principios éticos sobre prácticas comerciales claras y transparentes entre los empleados si quiere brindar consultas ambientales transparentes y precisas. En efecto, los requisitos éticos de precisión y transparencia empujarían a los consultores a pensar muy cuidadosamente sobre los intereses en competencia y también ayudarían a exponer a otros que tal vez estaban exagerando sus hallazgos o cometiendo errores involuntarios en su trabajo. Estos requisitos también podrían requerir la divulgación de deficiencias, si hubieran ocurrido.

Además, Resnik señala otras razones para un efecto similar (aunque, nuevamente, en la ética de la investigación). Es decir, las organizaciones que promueven valores como la precisión, la transparencia y el respeto pueden ayudar a los equipos a trabajar juntos y promover la confianza pública. Por ejemplo, una empresa respetuosa puede identificar a los empleados que no contribuyen positivamente a la cultura de la organización. La gerencia podría señalar casos en los que el empleado organizó reuniones informales, excluyendo a sus colegas como características de una cultura laboral negativa. En otras palabras, los principios éticos podrían promover una cultura laboral positiva al explicar por qué ese comportamiento es inaceptable. Y una empresa que articule sus deficiencias podría volverse más confiable a los ojos del público.

En resumen, las empresas y las organizaciones profesionales pueden emplear principios éticos diferentes, pero con frecuencia viajan juntos.

Principios básicos de ética: los principios del Informe Belmont

La Comisión Nacional para la Protección de Sujetos Humanos de Investigación Biomédica y del Comportamiento creó los Principios del Informe Belmont en 1979, cuyo objetivo era proporcionar un conjunto de principios éticos para regir la investigación relacionada con seres humanos. Estos principios ayudan a los científicos, al público y a las juntas de revisión a navegar situaciones éticas donde los códigos profesionales (por ejemplo, el Código de Nuremberg) no ofrecen orientación.

En términos generales, los Principios del Informe Belmont sólo se aplican a los investigadores que prueban una hipótesis para adquirir más conocimientos sobre un campo de investigación médica, en lugar de aplicarse a los médicos que intentan brindar ayuda terapéutica innovadora a un paciente. Sin embargo, los comités de investigación todavía consideran estos principios al evaluar la eficacia de ayudas terapéuticas innovadoras antes de su uso generalizado. Esto hace que el Informe Belmont sea importante tanto para los médicos como para los investigadores médicos.

El Informe Belmont identifica como principios el respeto a las personas, la beneficencia y la justicia. Para ilustrar estos principios, consideremos el ejemplo de un equipo de investigadores clínicos que pretenden determinar si un fármaco destinado a reducir los efectos de las migrañas ópticas es eficaz mediante la realización de un ensayo en una ciudad universitaria.

Respeto por la persona

El respeto a las personas requiere que los investigadores permitan a los participantes una deliberación significativa y ignoren sólo aquellas opiniones que sean perjudiciales para otra persona. Como tal, los Principios del Informe Belmont exigen que el equipo de investigación proporcione información completa y precisa a los participantes para ayudarles a emitir un juicio.

Los investigadores no pueden permitir que personas que operan con una capacidad disminuida participen en ensayos de investigación clínica. Este grupo incluye personas con dificultades de aprendizaje y condiciones de vida alternativas, como los presos, pero es difícil determinar quién puede dar su consentimiento además de estos grupos. ¿Qué diría sobre los estudiantes universitarios, que podrían enfrentar presiones financieras que los incentivaran a participar?

Los Principios del Informe Belmont enfatizan que la comprensión es relativa a la capacidad del participante, lo que requiere que los investigadores adapten la forma en que presentan el material de acuerdo con su capacidad. Los investigadores deben informar a los participantes sobre las consecuencias de participar en el ensayo independientemente de sus antecedentes (es decir, qué riesgos corren o si se beneficiarían). Deben proporcionar esta información deliberadamente, dando tiempo a los participantes para decidir si dan su consentimiento. Cuando hay mucho en juego, es posible que incluso se exija a los investigadores que utilicen pruebas escritas u orales.

Por lo tanto, el equipo de investigación de la migraña óptica debe articular toda la gama de daños, aunque la mayoría de los participantes sean estudiantes universitarios sanos. También deben hablarles como si fueran estudiantes y no profesionales experimentados. Deberían evitar reclutar estudiantes que se apresuren entre clases. Si los investigadores son miembros del cuerpo docente, deben asegurarse de que los participantes sean voluntarios y no reciban una recompensa inadecuada por su cumplimiento. Por ejemplo, los incentivos monetarios no deberían ser tan grandes como para que los participantes puedan usarlos para cubrir alimentos o libros durante ese período.

Beneficencia

La beneficencia obliga a los investigadores a evitar dañar al participante. También los obliga a maximizar los beneficios y minimizar los posibles daños. Por ejemplo, el investigador benéfico va más allá de su estudio para asegurarse de que los sujetos de su investigación sean conscientes de los riesgos y beneficios cambiantes del procedimiento.

¿Cómo cambia la beneficencia la forma en que los investigadores estructuran sus proyectos? Al evaluar el riesgo de un estudio, los investigadores deben evaluar sistemáticamente métodos menos exigentes de adquisición de información, demostrando que el estudio ha sido diseñado de manera efectiva y justificando los riesgos que enfrentan los agentes.

Los investigadores de la migraña óptica deben demostrar que el daño a los estudiantes universitarios es relativamente a corto plazo, que son un grupo de investigación dedicado elegido por una razón y que pueden proporcionar datos rápidamente.

Además, estos investigadores deben identificar otras preocupaciones, como cuando los estudiantes no pueden asistir a clase. Algunas familias dependen de los estudiantes para que les ayuden en la casa; Los investigadores deben tener cuidado al exponer a estos estudiantes a medicamentos cuyos efectos secundarios podrían impedirles trabajar.

Además, las juntas de revisión no buscan una relación beneficio-riesgo particular (aunque debería ser lo más explícita posible). Como tal, imponen a los investigadores la carga de la prueba para aclarar el tipo y la posibilidad de daño. Por ejemplo, es posible que no requieran que estos investigadores de migraña óptica proporcionen una probabilidad precisa de que su medicamento pueda causar migrañas con más frecuencia de lo que las previene. Aún así, deben demostrar que este resultado es poco probable teniendo en cuenta estudios e investigaciones anteriores. Sin embargo, deben demostrar que el medicamento no causaría accidentes cerebrovasculares ni haría que los participantes tuvieran más probabilidades de experimentar migrañas más intensas.

Además, la beneficencia supone una carga para la junta de revisión. El Informe Belmont menciona algunas de estas consideraciones en otra parte. En particular, las juntas de revisión deben prohibir el trato brutal o inhumano, que podría haber ocurrido si el estudio sobre la migraña hubiera evaluado los efectos a largo plazo de un medicamento destinado a promover la ansiedad (desconocido por los pacientes). También enfatiza que las juntas deben ser escépticas ante los daños y riesgos permanentes y ser sensibles a las luchas de las poblaciones vulnerables, que habrían sido apremiantes si el medicamento hubiera causado que los participantes tuvieran dificultades para concentrarse en sus estudios a largo plazo o si probablemente fuera solo lo menos. Los estudiantes universitarios favorecidos participarían en el ensayo.

Justicia

Finalmente, la justicia exige que los investigadores distribuyan los beneficios según quién asume el riesgo del estudio. También deben tratar de distribuir los hallazgos de una manera que no beneficie a un grupo de personas sobre otro, especialmente uno más cercano a ese riesgo. Por ejemplo, el ensayo de investigación sobre la migraña óptica sería injusto si estuviera destinado al público, pero los investigadores sólo lo probaron en mujeres jóvenes. Estas mujeres jóvenes cargarían con la carga del experimento aunque otros grupos se beneficiarían.

Además, un estudio de investigación podría exacerbar las desigualdades a pesar de recibir aprobación clínica. Los investigadores deben asegurarse de excluir ciertas poblaciones de su estudio (por ejemplo, los prisioneros), y los estudios prometedores no deben beneficiar a un grupo de personas que de otro modo sería afortunado. En cambio, dice que los estudios que carezcan de un componente terapéutico deberían priorizar a los grupos menos agobiados, a menos que el estudio beneficie a la población menos favorecida. Los investigadores de la migraña óptica no han especificado un componente terapéutico, por lo que deben priorizar a los estudiantes que obtienen buenos resultados físicos, académicos y financieros sobre otros estudiantes, a menos que esos estudiantes tengan problemas con las migrañas ópticas.

Lista de principios éticos en los negocios

Las empresas suelen emplear siete principios éticos como directrices para sus empleados. Estos principios tienen como objetivo proporcionar un procedimiento de toma de decisiones para los empleados, lo que resulta en un ambiente de trabajo cohesivo. Generalmente, estos principios se aplican a los empleados mientras realizan negocios con sus colegas y clientes.

  • Compasión: trata el bienestar personal como fundamental para el éxito de una organización. Una organización compasiva es sensible a las dificultades que enfrentan la gerencia, los empleados y los clientes. Por ejemplo, un gerente compasivo consideraría la salud personal y los registros de ventas de un empleado que no logró alcanzar su cuota de ventas mensual.
  • Responsabilidad: requiere asumir plena responsabilidad por una decisión cuando trae consecuencias negativas y reconocer quién trae consecuencias positivas, aplicando consistentemente principios éticos. La rendición de cuentas puede ser de arriba hacia abajo; por ejemplo, los empleados deben rendir cuentas ante sus clientes y el liderazgo ejecutivo debe rendir cuentas ante sus empleados y la comunidad. Sin embargo, los empleados también deben rendir cuentas entre sí.
  • Transparencia: ocurre cuando una organización transmite información relevante con prontitud. Por ejemplo, una organización transparente explica los cambios relevantes en los términos y condiciones de servicio a los clientes. Sin embargo, también transmiten promociones internas y otras tendencias positivas a los empleados.
  • Respeto: se refiere a la posición del liderazgo hacia la ley y las posiciones particulares de los empleados entre sí. Los empleados deben poder comunicarse sin temor a represalias. El respeto también promueve valores morales distintos, como la dignidad y la autonomía dentro de una organización.
  • Justicia: significa brindar intencionalmente igualdad de oportunidades a todos los empleados y al mismo tiempo evitar prácticas comerciales caprichosas (por ejemplo, contratar y despedir arbitrariamente) y decidir no actuar de una manera que solo maximice las ganancias esperadas. Junto con el respeto, exige ver que todos también tengan el potencial de triunfar, en lugar de simplemente recibir una oportunidad.
  • Honestidad: significa que los empleados comunican información precisa y veraz. Un empleado honesto agradecería adecuadamente a sus colegas por sus exitosas contribuciones, incluso si comparte el centro de atención con otra persona.
  • Integridad: significa hacer lo correcto. Una organización que actúa con integridad hace coincidir sus palabras con sus acciones. Este principio añade peso a los demás principios. Por ejemplo, una organización que emplea estos otros principios actúa con integridad evitando tratos comerciales desagradables.

Estos principios pueden complementarse unos con otros. Por ejemplo, una organización transparente transmite las ideas exitosas de un empleado, mostrando así su respeto. Además, una organización que practica la justicia y la integridad profesional refuerza la dignidad y autonomía de sus empleados.

Ejemplos de principios éticos

Cuando se les presiona, la mayoría de las personas probablemente podrían identificar prácticas comerciales poco éticas cuando esas prácticas se superponen con una conducta ilegal. Por ejemplo, una organización que vierte desechos en un río cercano posteriormente no practica la toma de decisiones éticas y también está descuidando los estatutos penales que prohíben este tipo de prácticas.

Sin embargo, la moral no siempre ocupa el mismo espacio que la ley. Muchas prácticas inmorales (por ejemplo, mentirle a un amigo) no son ilegales.

Considere un ejemplo: un empleado de un restaurante mediano escuchó a su gerente hablar mal del empleado con otro gerente cuando pensaba que no había nadie más cerca. Frustrado, el empleado acude a las redes sociales para desahogar su frustración, aunque no nombra a ningún responsable concreto. Al final, sus compañeros de trabajo ven sus comentarios.

Este ejemplo no se basa en prácticas ilegales en el desarrollo de la controversia comercial, el gerente no estaba robando dinero del restaurante ni acosando sexualmente a nadie. Sin embargo, esta práctica no es buena para los negocios. Además, el empleado perpetuó los comentarios del gerente en una cuenta de redes sociales que otros empleados conocían, lo que dificultaba determinar cómo asignar la responsabilidad. La rendición de cuentas y la justicia proporcionan un diagnóstico útil de este caso.

Responsabilidad

La rendición de cuentas requiere asumir plena responsabilidad por una decisión y redirigir correctamente la responsabilidad cuando la dirección y sus pares les atribuyen falsamente el éxito de otra persona. En nuestro ejemplo, el gerente no debería haber hablado mal de otra persona en el restaurante. Habría sido más constructivo para el gerente discutir estos temas con el propio empleado o (después de eso) discutir formalmente los temas de desempeño con el dueño del restaurante. Sin embargo, el empleado descontento sólo confundió al personal del restaurante, lo que hizo difícil responsabilizar al gerente. Sus comentarios corrían el riesgo de iniciar desacuerdos entre el personal e impedían que el gerente se pusiera en contacto con el empleado con bajo rendimiento y asumiera toda la responsabilidad. La rendición de cuentas también requiere que ninguno de los empleados desactive la culpa, lo que podría dificultar el tratamiento de un problema en particular.

Justicia

La justicia requiere que cada empleado tenga las mismas oportunidades. El gerente podría haber excluido a ciertos grupos de la discusión de temas al contribuir a un ambiente de trabajo hostil o haber puesto en desventaja al empleado con bajo desempeño al ponerlo en malos términos con otro gerente. Además, el empleado descontento podría haber proporcionado injustamente información privilegiada si tan solo sus amigos lo hubieran seguido en las redes sociales. Si el dueño del restaurante necesita disciplinar a cualquiera de los empleados, debe escuchar lo que ambos dicen y ser transparente sobre su decisión (al menos lo mejor que pueda legalmente). El propietario del restaurante también debe discutir la cultura laboral con los empleados para garantizar que todos tengan las mismas oportunidades.

Resumen de la lección

El principio de ética es la justificación básica para proscribir valores a la conducta humana. Por ejemplo, los especialistas en ética de la investigación clínica siguen los Principios del Informe Belmont, que proporciona un conjunto de principios éticos para regir la investigación en seres humanos. Este informe cubre la beneficencia, el respeto por las personas y la justicia. Simplemente, requiere que los investigadores clínicos permitan a los participantes deliberar significativamente sobre si les gustaría participar en el ensayo clínico, que los investigadores eviten dañar a sus pacientes (o minimizar el daño si alguno es inevitable) y que distribuyan de manera justa los beneficios del estudio.

Los especialistas en ética empresarial apelan a los 7 principios de la ética en los negocios (por ejemplo, compasión, responsabilidad, transparencia, respeto, equidad, honestidad e integridad ). Por ejemplo, la compasión requiere que los gerentes sean sensibles a las dificultades de un empleado. Además, el respeto y la justicia requieren que las empresas creen una cultura libre de represalias profesionales y garanticen que todos los empleados puedan aprovechar las mismas oportunidades. La rendición de cuentas significa asumir la responsabilidad por las malas decisiones y al mismo tiempo asignar correctamente la responsabilidad por las buenas, y la honestidad requiere transmitir información relevante de manera veraz y precisa. Finalmente, la integridad requiere hacer coincidir las palabras con las acciones. Los principios éticos en los negocios, como el respeto y la justicia, podrían crear explícitamente un espacio para la ética de la investigación clínica. Como tal, diferentes profesiones pueden conciliar valores contrapuestos dentro del lugar de trabajo.

Articulos relacionados