foto perfil

Psicología de las relaciones adolescentes: citas y rupturas

Publicado el 21 marzo, 2024

La psicología de las relaciones adolescentes

Los adolescentes tienen edades comprendidas entre los 13 y los 19 años y se encuentran en proceso de desarrollo tanto físico como emocional. Están en una etapa en la que están explorando su identidad y tratando de descubrir quiénes son y quiénes quieren ser. Es durante este tiempo que pueden empezar a salir e interesarse en las relaciones románticas.

La psicología de las relaciones adolescentes a menudo se presenta en los medios como algo apasionante y absorbente. Si bien es cierto que los adolescentes suelen experimentar sentimientos fuertes e intensos durante el transcurso de sus primeras relaciones románticas, es importante recordar que todavía están aprendiendo a manejar sus emociones. Como tal, sus relaciones pueden variar significativamente y/o consistir en oscilaciones extremas entre altibajos.

Hay muchas etapas diferentes por las que pueden pasar las relaciones adolescentes, que incluyen:

  • Una fase de luna de miel: un período de intenso enamoramiento
  • Una fase de adaptación: conocernos mejor
  • Una fase de estabilidad: Caracterizada por una relación más madura y comprometida

Cabe señalar que las relaciones pueden variar mucho dentro de sus cronogramas, fases específicas, duraciones e intensidades. Por tanto, estas etapas mencionadas anteriormente deben considerarse como pautas generales (y no absolutas) para el desarrollo de las relaciones adolescentes.

Citas adolescentes

Hay varias características comunes de las citas entre adolescentes que vale la pena mencionar. Un factor limitante común es la duración; la mayoría de las citas de adolescentes sólo duran un par de horas como máximo. Esto se debe a que los padres suelen supervisar a los adolescentes y, por lo general, tienen otros compromisos como la escuela, trabajos a tiempo parcial y actividades extracurriculares. Otra característica común es la ubicación; Las citas de adolescentes suelen tener lugar en lugares públicos como el cine, un restaurante o el centro comercial. Esto se debe al hecho de que a los adolescentes normalmente no se les permite estar solos en privado. Las citas grupales también pueden ser comunes entre las parejas de adolescentes como una forma de disminuir la presión social y facilitar la idea del tiempo a solas.

La experiencia moderna de las citas entre adolescentes se ha visto moldeada por el auge de la tecnología y las redes sociales. Con la llegada de las aplicaciones de citas y las redes sociales, a los adolescentes se les ha brindado una nueva forma de conocer parejas potenciales. Si bien esto puede verse como algo positivo, también tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, los adolescentes pueden sentirse presionados a publicar la imagen perfecta o decir lo correcto para atraer la atención en las redes sociales. Esto puede llevar a una falsa sensación de uno mismo y a expectativas poco realistas en las relaciones. Además, el uso extensivo de las redes sociales puede generar sentimientos de envidia y comparación al ver las relaciones “perfectas” de otras personas.

Otro avance más reciente en las citas entre adolescentes es el aumento de las relaciones entre personas del mismo sexo. Si bien esto alguna vez fue un tabú, ahora es más aceptado por la sociedad, lo que permite a los adolescentes sentirse más cómodos explorando y expresando su sexualidad. Este cambio puede atribuirse a la mayor visibilidad de las personas LGBTQ+ en los medios y a una mayor aceptación de formas no tradicionales de sexualidad.

Adolescentes enamorados

Por lo general, los adolescentes que se enamoran por primera vez se sentirán intensamente apasionados y pueden actuar impulsivamente. Una razón de esto es el hecho de que el cerebro adolescente aún se está desarrollando y, por lo tanto, aún no es capaz de tomar decisiones totalmente racionales. Además, es probable que esta sea su primera experiencia con emociones tan fuertes y es posible que no sepan cómo expresarlas o manejarlas adecuadamente. Como resultado, los adolescentes enamorados pueden actuar impulsivamente o tener conductas riesgosas sin pensar en las consecuencias. Por ejemplo, un adolescente que experimenta su primer amor (la primera vez que se siente verdaderamente enamorado) puede pasar todo el tiempo con su pareja y descuidar sus otras responsabilidades como la escuela o el trabajo. También pueden volverse extremadamente celosos y posesivos o adoptar otras conductas controladoras. Por lo tanto, al considerar la cuestión de cómo actúan los adolescentes cuando están enamorados, es importante tener en cuenta que existe una variedad de comportamientos posibles.

La duración media de las relaciones adolescentes entre los jóvenes de 16 años es de unos seis meses y de alrededor de un año entre los de 18 años. Sin embargo, esto puede variar mucho según las circunstancias individuales de la pareja. Por ejemplo, aquellos que tienen una relación a larga distancia o tienen otros compromisos importantes pueden tener más dificultades para mantener una relación. Al igual que con las relaciones adultas, la comunicación es clave para mantener una relación adolescente saludable. Esto incluye ser honesto acerca de los propios sentimientos, establecer límites y resolver conflictos de manera constructiva.

Los adolescentes y la actividad sexual

Las relaciones adolescentes a menudo implican muchas primicias, incluidos los primeros besos, los primeros encuentros sexuales y las primeras rupturas. Estas primeras experiencias sexuales pueden ser tanto positivas como negativas. Por un lado, la actividad sexual puede ser una forma de expresar amor e intimidad. Por otro lado, también puede provocar angustia, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no planificados.

Es importante que los adolescentes sean conscientes de los riesgos asociados con la actividad sexual y tomen decisiones informadas sobre sus cuerpos y sus relaciones. Muchos defensores de la salud pública trabajan para educar a los adolescentes sobre los riesgos potenciales de las relaciones sexuales sin protección, la importancia de usar protección y la importancia de hacerse pruebas de detección de ETS. Además, no se deben subestimar los impactos emocionales de la actividad sexual. Es probable que los adolescentes que participan en sus primeras actividades sexuales experimenten una amplia gama de emociones, que incluyen felicidad, excitación, ansiedad, tristeza y culpa. Estas emociones pueden intensificarse dependiendo de las circunstancias únicas de la relación y la experiencia íntima.

Lidiar con las rupturas

La mayoría de las relaciones entre adolescentes no duran y las rupturas entre adolescentes pueden ser difíciles de afrontar. La intensidad de las emociones que se sienten durante una ruptura puede verse amplificada por el hecho de que ésta suele ser la primera experiencia de angustia de una persona. Además, la forma en que se maneja una ruptura puede tener efectos duraderos. Por ejemplo, si una ruptura se maneja de forma saludable, puede ser una oportunidad para aprender y crecer. Sin embargo, si se maneja de forma poco saludable, puede provocar mayores daños emocionales. Como resultado, es importante que los adolescentes cuenten con un sistema de apoyo que los ayude en este momento difícil. Esto podría incluir amigos, familiares, maestros o consejeros.

Hay algunas cosas que los adolescentes pueden hacer para ayudarse a afrontar una ruptura:

  • Es importante expresar las emociones de forma saludable, ya sea hablando con alguien, escribiendo en un diario o participando en una salida creativa.
  • Es útil mantenerse ocupado y comprometido con otras actividades.
  • Es fundamental evitar mecanismos de afrontamiento poco saludables, como el abuso de sustancias, las autolesiones o los trastornos alimentarios.

A menudo, pedir ayuda a un adulto de confianza puede ser clave para afrontar una ruptura de forma saludable.

Hablar con los adolescentes sobre las relaciones saludables

Hay algunas cosas que los padres/cuidadores pueden hacer para hablar sobre relaciones saludables con sus hijos adolescentes:

  • Es importante ser abierto y honesto acerca de las propias experiencias con las citas y las relaciones. Esto puede proporcionar un punto de partida para futuras discusiones.
  • Es útil proporcionar recursos a los que los adolescentes puedan recurrir para obtener más información. Esto podría incluir sitios web, libros, artículos o vídeos.
  • Es crucial enfatizar la importancia de la comunicación, el respeto y el consentimiento en todas las relaciones.

Hablar con los adolescentes sobre relaciones saludables puede ser una tarea difícil pero importante. Los padres/cuidadores pueden ayudar a sus hijos adolescentes a navegar de manera saludable el mundo de las citas y las relaciones siendo abiertos y honestos, brindándoles recursos y enfatizando la importancia de los principios de las relaciones (comunicación, respeto y consentimiento). Al discutir temas delicados, como la orientación sexual, es especialmente importante ser respetuoso y de mente abierta. Esto puede ayudar a fomentar un ambiente más positivo y de apoyo para todos los involucrados.

En casos de violencia, abuso o negligencia, es vital que los padres/cuidadores de adolescentes los saquen de la situación y/o lo denuncien a las autoridades. Además, deben brindarle a su hijo adolescente apoyo y recursos para ayudarlo a sobrellevar el trauma que ha experimentado, así como formas de ayudarlo a evitar situaciones similares en el futuro.

Resumen de la lección

Los adolescentes son adolescentes entre 13 y 19 años. Esta etapa de desarrollo implica una amplia gama de cambios físicos, cognitivos, emocionales y sociales significativos. A medida que los adolescentes atraviesan esta etapa, comienzan a formar relaciones más sofisticadas con los demás. Uno de estos tipos de relaciones más avanzadas es el amor romántico. El primer amor (la primera experiencia de una persona con el amor romántico) suele caracterizarse por una serie de emociones y comportamientos intensos que incluyen momentos de euforia y felicidad, así como momentos de celos, inseguridad y ansiedad. Debido a la novedad de la experiencia y al cerebro en desarrollo actualmente, los adolescentes que exploran relaciones románticas por primera vez pueden experimentar incapacidad para pensar con claridad, comportamiento impulsivo y/o mala toma de decisiones. Las relaciones románticas entre adolescentes tienden a seguir un patrón similar: una fase de luna de miel (un período inicial de intenso enamoramiento), una fase de adaptación (un momento de adaptación a la relación y resolución de diferencias) y una fase de estabilidad (un período de relativa calma y tranquilidad). rutina).

La mayoría de las relaciones románticas entre adolescentes terminan con una ruptura. La experiencia de una ruptura puede ser muy difícil y dolorosa, y a menudo genera sentimientos de tristeza, ira, ansiedad y soledad. Es crucial garantizar que los adolescentes cuenten con mecanismos de afrontamiento saludables para lidiar con las emociones asociadas con una ruptura. Es importante que los padres/cuidadores hablen con sus hijos adolescentes sobre las relaciones saludables, incluido cómo manejar las emociones intensas, tomar buenas decisiones y mantenerse seguros. Además, los padres/cuidadores deben proporcionar recursos, como libros, sitios web, artículos o videos, que los adolescentes puedan utilizar para aprender más sobre las relaciones saludables. Finalmente, es crucial enfatizar la importancia de la comunicación, el respeto y el consentimiento en todas las relaciones.

Articulos relacionados