foto perfil

¿Qué es el melanoma? – Tipos, etapas, síntomas y tratamiento

Publicado el 5 septiembre, 2020

¿Qué es el melanoma?

¿Eres un vagabundo de la playa? ¿O un adorador del sol? ¿Usas camas solares? Si respondió “sí” a cualquiera de estas preguntas, entonces debe prestar mucha atención a esta lección, ya que, sin saberlo, puede estar arriesgándose a desarrollar cáncer de piel más adelante en la vida.

El melanoma es un cáncer de piel que se desarrolla cuando el ADN dañado en las células de la piel causa mutaciones o defectos genéticos que hacen que las células de la piel se multipliquen rápidamente y formen tumores malignos. Es la forma más peligrosa y mortal de cáncer de piel. El melanoma es causado principalmente por la exposición intensa y ocasional a los rayos UV (a menudo proporcionada por la luz del sol o las camas solares) que con frecuencia conduce a quemaduras solares.

El melanoma se desarrolla en los melanocitos productores de pigmento en la capa basal de la epidermis. Puede parecerse a un lunar o incluso desarrollarse a partir de lunares. La mayoría de los melanomas son de apariencia negra o marrón y suelen ser asimétricos. También pueden ser de color piel, rosa, rojo, violeta, azul o blanco.

Cuando el melanoma se detecta temprano, casi siempre es curable. Sin embargo, si no se detecta temprano y se permite que se propague o metastatice a otras partes del cuerpo, entonces se vuelve mucho más difícil de tratar y puede ser fatal. Se estima que cada año se diagnosticarán 120.000 nuevos casos de melanoma en los EE. UU. aproximadamente 9,710 de estos casos conducen a la muerte.

Tipos

Hay cuatro tipos diferentes de cáncer de melanoma. Tres de ellos comienzan ‘ in situ ‘, lo que significa que ocupan y se extienden en la capa superior de la piel y pueden volverse invasivos. El cuarto tipo es invasivo desde el principio.

El melanoma de extensión superficial es el más común de los melanomas. Se ve sobre todo en los jóvenes y representa el 70% de todos los casos. Crece a lo largo de la capa superior de la piel durante bastante tiempo antes de penetrar en capas más profundas. El primer signo de este cáncer suele ser un parche decolorado plano o ligeramente elevado con bordes irregulares y forma asimétrica. Puede formarse en cualquier parte del cuerpo. Se encuentra con mayor frecuencia en el tronco en los hombres y en las piernas en las mujeres o en la parte superior de la espalda en ambos.


Melanoma de extensión superficial
Melanoma de extensión superficial

El lentigo maligno permanece en la superficie de la piel durante bastante tiempo antes de extenderse a las capas más profundas. También aparece como una decoloración plana o ligeramente elevada que suele ser de color tostado, marrón o marrón oscuro. Se encuentra más comúnmente en los ancianos en la cara, las orejas, los brazos y la parte superior del tronco.

El melanoma lentiginoso acral , como los dos tipos discutidos anteriormente, se disemina superficialmente antes de penetrar más profundamente. Sin embargo, suele aparecer como una decoloración negra o marrón en las plantas de los pies o las palmas de las manos. También puede aparecer debajo de las uñas de manos y pies. Este tipo de melanoma es más común en afroamericanos y asiáticos y menos común en caucásicos.

El melanoma nodular suele ser invasivo en el momento del diagnóstico. Se reconoce cuando se convierte en un bulto o bulto. Se encuentra con mayor frecuencia en el tronco, las piernas, los brazos y el cuero cabelludo en los hombres. Es más común en personas mayores. Por lo general, aparece como negro, pero también puede ser azul, gris, blanco, marrón, bronceado, rojo o tono de piel. Es el melanoma más agresivo y representa del 10 al 15% de todos los casos.


Melanoma nodular que muestra cambios con el tiempo
Melanoma nodular que muestra cambios con el tiempo

Etapas

Una vez que se ha realizado el diagnóstico de melanoma, el siguiente paso es clasificar la enfermedad según su nivel de gravedad. Las clasificaciones de los melanomas y otros cánceres se denominan estadios. El estadio del cáncer se refiere al grosor, la profundidad de penetración y el lugar de la metástasis, si está presente. Las etapas van desde 0, lo que significa localizado y no se ha diseminado, hasta IV, lo que significa que ha hecho metástasis a otras partes del cuerpo.

Las etapas 0 y I son melanomas tempranos y son las que se tratan con mayor facilidad. Están localizados e ‘in situ’, lo que significa que no han penetrado en capas más profundas de la piel. Los tumores en estadio I han invadido la piel, pero son pequeños y crecen a un ritmo lento.

Los tumores en estadio II aún están localizados pero son más grandes, por lo general más de 1 mm de grosor. Se consideran melanomas intermedios; lo que significa que no es una etapa avanzada pero tampoco una etapa temprana.

Etapas III y IV y melanomas avanzados y se han diseminado, o han hecho metástasis, ya sea a capas más profundas de la piel oa otras partes del cuerpo.

Síntomas

Hay muchos síntomas de melanoma. La mayoría de las personas necesitan controles cutáneos anuales para detectar estos síntomas, pero los grupos con mayor riesgo pueden necesitar controles con mayor frecuencia. También es importante que las personas se examinen periódicamente su propia piel, incluidos los lunares. Los siguientes síntomas son los ABCDE del melanoma:

  • A – asimetría . Si se traza una línea a través del centro de un lunar, cada mitad debe verse igual que la otra. Si este no es el caso, entonces el lunar es asimétrico y debe ser examinado por un médico.
  • B – borde . El borde del melanoma tiende a ser desigual. Los bordes pueden estar elevados o con muescas.
  • C – color . El color de un lunar debe ser uniforme en todas partes. Si un lunar tiene áreas más oscuras que otros o el color parece estar cambiando de alguna manera, entonces debe ser examinado por un médico.
  • D – diámetro . Los melanomas suelen ser más grandes que el borrador de un lápiz (1/4 pulg. O 6 mm).
  • E – evolucionando . Cualquier cambio en un lunar u otra área de la piel es un síntoma o señal de advertencia de melanoma. Es necesario abordar los cambios de tamaño, forma, color o elevación. Además, otros síntomas incluyen sangrado, picazón o costras.

Imágenes de melanomas a la izquierda frente a lunares normales a la derecha
Imágenes de melanomas a la izquierda frente a lunares normales a la derecha

Tratamiento

Las opciones de tratamiento dependen del tipo de melanoma y la etapa de la enfermedad. Los siguientes son diferentes tratamientos utilizados para tratar el melanoma:

Cirugía

Con este tratamiento, se realizará una escisión del tumor para extirparlo. El médico extirpará una pequeña cantidad de tejido sano en todos los lados de la escisión para asegurarse de que se extraiga todo el tejido del melanoma.

A veces es necesaria una cirugía adicional, especialmente en los casos en que el melanoma se ha diseminado. Esto puede incluir escisiones más profundas o extirpación de ganglios linfáticos cercanos. Si el cáncer se ha diseminado más allá de los ganglios linfáticos a otros órganos, es poco probable que la cirugía pueda curar el cáncer. Los médicos aún pueden realizar una cirugía si los tumores son dolorosos o interfieren con la calidad de vida.

Inmunoterapia

Este es el uso de medicamentos para estimular el propio sistema inmunológico de una persona para que reconozca y destruya las células cancerosas de manera más eficiente. Hay varios tipos de inmunoterapia disponibles para tratar a personas con melanoma en estadio avanzado.

Terapia dirigida

Algunos melanomas tienen cambios genéticos específicos que hacen que las células del melanoma sean diferentes de las células normales. Se han elaborado medicamentos para atacar y atacar estos cambios. Estos medicamentos funcionan de manera diferente a la quimioterapia y tienen efectos secundarios menos graves. Ésta es una forma más nueva de tratamiento para el melanoma y los médicos aún están aprendiendo cómo usarla mejor.

Quimioterapia

Este es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. El medicamento generalmente se administra por vía intravenosa (IV) o por vía oral en forma de pastilla. El medicamento viaja por el torrente sanguíneo a todas las áreas del cuerpo para atacar y destruir las células cancerosas que ya se han extendido más allá de la piel. La quimioterapia (quimio) no suele ser tan eficaz en el melanoma como en otros cánceres, pero puede aliviar los síntomas o prolongar la supervivencia de algunas personas.

Radioterapia

Este es el uso de partículas o rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Un haz externo enfoca la radiación del exterior del cuerpo sobre el tumor de piel. La radioterapia no se usa a menudo para tratar el melanoma original, pero a veces se usa después de una cirugía donde se extirparon los ganglios linfáticos para tratar de reducir la recurrencia del melanoma.

La radiación se usa a menudo para aliviar los síntomas causados ​​por la propagación del melanoma, especialmente al cerebro o los huesos. Cualquier tratamiento con el objetivo de aliviar los síntomas se denomina terapia paliativa . Esto significa que el objetivo de la terapia no es curar el cáncer, sino ayudar a reducir los tumores y controlar algunos de los síntomas.

Resumen

El melanoma es la forma más peligrosa y mortal de cáncer de piel. Puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más probable que ocurra en áreas expuestas al sol. Hay cuatro tipos diferentes de melanoma: melanoma de extensión superficial, lentigo maligno, melanoma lentiginoso acral y melanoma nodular. Las etapas van desde 0, lo que significa localizado y no se ha diseminado, hasta IV, lo que significa que ha hecho metástasis a otras partes del cuerpo. Los síntomas del melanoma incluyen asimetría en los lunares, bordes desiguales, decoloración de los lunares o de la piel, un tamaño mayor de 6 mm y cambios evolutivos en la piel. Existen varias opciones de tratamiento para el melanoma, que varían según el tipo y la etapa de la enfermedad. Las opciones de tratamiento incluyen: cirugía, inmunoterapia, terapia dirigida, quimioterapia y radioterapia.

Descargo de responsabilidad médica: la información de este sitio es solo para su información y no sustituye el consejo médico profesional.

Articulos relacionados