foto perfil

¿Qué es el sulfato de magnesio? – Fórmula, usos y efectos secundarios

Publicado el 4 septiembre, 2020

Sulfato de magnesio

El sulfato de magnesio se usa comúnmente en entornos hospitalarios y domésticos. Mejor conocida como sal de Epsom , es un compuesto químico inorgánico natural. El nombre sal de Epsom proviene de un determinado manantial en Epsom, Inglaterra, donde se produce el sulfato de magnesio. Echemos un vistazo a su estructura química, usos medicinales y efectos secundarios.

Fórmula química

La fórmula química del sulfato de magnesio es MgSO 4 . Una molécula de sulfato de magnesio está compuesta por un átomo de magnesio, un átomo de azufre y cuatro átomos de oxígeno. A continuación se muestra un diagrama de cómo se ve el sulfato de magnesio a nivel molecular.

Configuración de sulfato de magnesio

Usos

El sulfato de magnesio tiene varios usos externos e internos tanto para adultos como para niños. Veámoslos ahora.

Usos externos

Probablemente conozca mejor la sal de Epsom por su uso como sal de baño. En esta función, tiene efectos limpiadores y antiinflamatorios en el cuerpo e incluso puede ayudar a sacar astillas de la piel. Los cristales se pueden comprar sin receta y agregar al agua como se indica.

Usos internos adultos

Ya sea que se administre como inyección intravenosa o por vía oral, el sulfato de magnesio tiene una variedad de usos medicinales para las enfermedades de los adultos. Primero, es un tratamiento eficaz para la hipomagnesemia. Con esta condición, la sangre tiene un nivel anormalmente bajo de magnesio. Las inyecciones de sulfato de magnesio pueden ayudar a que los niveles de magnesio en sangre vuelvan a la normalidad.

Ciertas complicaciones relacionadas con el embarazo también se pueden tratar con sulfato de magnesio. Puede ayudar a prevenir las convulsiones asociadas con la preeclampsia. El tratamiento no indicado en la etiqueta, un uso no oficial (pero no ilegal) del medicamento, puede detener el trabajo de parto prematuro.

Cuando un paciente tiene torsades de pointes, un cierto tipo de ritmo cardíaco anormal, el sulfato de magnesio ayuda a que los ritmos regresen a la normalidad.

Debido al hecho de que aumenta el agua en los intestinos, también se puede usar según las indicaciones para el estreñimiento ocasional.

Usos internos pediátricos

El sulfato de magnesio también es un tratamiento apropiado para algunas enfermedades pediátricas. Al igual que con los adultos, puede usarse para tratar casos de hipomagnesemia. También se puede usar para tratar la nefritis de inicio agudo, una afección en la que los riñones de un niño tienen inflamación repentina. El sulfato de magnesio también ha mostrado éxito en el tratamiento no indicado en la etiqueta del broncoespasmo, la constricción repentina de los bronquiolos dentro de los pulmones.

Efectos secundarios

El sulfato de magnesio es generalmente un medicamento muy seguro cuando se sigue la dosis correcta. Las formulaciones orales de sulfato de magnesio pueden causar diarrea o malestar estomacal. Estos efectos secundarios pueden aliviarse tomando el medicamento con las comidas. En casos extremadamente raros, el paciente puede tener una reacción alérgica como erupciones, dificultad para respirar, hinchazón o mareos. El médico que prescribe probablemente habrá evaluado la posibilidad y el efecto de estos riesgos frente a los beneficios del tratamiento, pero si aparecen efectos secundarios, se le debe informar de inmediato.

Resumen de la lección

El sulfato de magnesio , también conocido como sal de Epsom , es una molécula que consta de magnesio, azufre y cuatro átomos de oxígeno. La fórmula química es MgSO 4 .

Se usa comúnmente como sal de baño que tiene propiedades limpiadoras y antiinflamatorias naturales. También se puede administrar por vía oral o intravenosa a niños y adultos cuando un paciente tiene niveles bajos de magnesio en sangre.

En los adultos, es un tratamiento para el ritmo cardíaco anormal conocido como torsades de pointes, y también puede prevenir las convulsiones preeclámpticas, detener el trabajo de parto prematuro y aliviar el estreñimiento ocasional. En niños, se ha utilizado para tratar la nefritis aguda y el broncoespasmo.

En la mayoría de los pacientes que reciben las dosis adecuadas, el medicamento es muy seguro. Los efectos secundarios más comunes ocurren en la administración oral, y el paciente posiblemente tenga diarrea o malestar estomacal. En casos muy raros, algunos pacientes pueden experimentar una reacción alérgica.

Descargo de responsabilidad médica: la información de este sitio es solo para su información y no sustituye el consejo médico profesional.

Articulos relacionados