foto perfil

¿Qué es Streptococcus Pyogenes? – Causas, síntomas y tratamiento

Publicado el 17 septiembre, 2020

Patógeno para muchas enfermedades

Bacterias: viven en nuestros intestinos, en nuestra piel, en el suelo y en nuestra comida. De hecho, sin bacterias, no podríamos vivir. Hay una gran cantidad de bacterias con las que hemos establecido una relación de cooperación, incluso las que nos enferman en mayor cantidad. Entonces, ¿por qué las bacterias parecen tener tan mala reputación? No busque más, la bacteria Streptococcus pyogenes. Este pequeño insecto es responsable de cientos de millones de enfermedades en el mundo cada año. Estos incluyen algunas de las enfermedades más familiares y algunas de las enfermedades más sensacionalistas que vemos en los medios. Sus efectos pueden variar desde levemente molestos hasta letales.

Características de Streptococcus Pyogenes

Antes de entrar en algunas de las enfermedades específicas que puede causar este error, es útil aprender más sobre la bacteria en sí. Streptococcus pyogenes (S. pyogenes) es una bacteria grampositiva, conocida como estreptococo del grupo A o GAS. Se puede encontrar principalmente en la piel y en las membranas mucosas de su huésped. Se estima que entre el 15 y el 20 por ciento de las personas en los Estados Unidos portan y eliminan la bacteria en un momento dado, aunque la mayoría de estos portadores son asintomáticos.

La bacteria se propaga fácilmente a través de los tipos de interacciones que ocurren cuando las personas viven y trabajan en estrecha colaboración. Debido a que la bacteria existe en la piel de las personas y en su moco, se puede propagar a través del contacto de mano a mano; superficies, como tableros de mesa y bebederos; o a través de los estornudos y la tos probados. Una de las mejores formas de evitar la propagación de este desagradable error es mediante técnicas básicas de higiene y lavado de manos.

El insecto en sí no es particularmente resistente, al igual que algunas otras bacterias patógenas. Se puede matar fácilmente. Sin embargo, es una verdadera fábrica de veneno, y una vez que se instala en un huésped y encuentra las condiciones adecuadas, una de una docena o más de toxinas puede causar estragos en casi cualquier parte del cuerpo. Estas toxinas no solo influyen en muchas partes del cuerpo, sino que también pueden hacerlo de muchas formas diferentes, desde levemente irritantes hasta mortales. La bacteria produce una capa que le ayuda a evitar la defensa natural del cuerpo de la fagocitosis, o las células de defensa del cuerpo que rodean y se comen la bacteria.

Antes del uso generalizado de antibióticos, las infecciones por S. pyogenes solían ser letales. Sin embargo, la mejor noticia sobre el ‘Strep’ es que tiene y sigue siendo muy susceptible a la penicilina y ha demostrado una capacidad bastante limitada para desarrollar resistencia a los antibióticos, especialmente en comparación con algunos otros llamados ‘superbichos’. Ahora, las infecciones por estreptococos no suelen ser fatales en los países desarrollados donde los antibióticos están fácilmente disponibles.

Enfermedades causadas por S. Pyogenes

Ahora para las cosas divertidas. Las enfermedades contraídas por esta bacteria varían tanto en gravedad como en presentación de síntomas. Para mayor comodidad, comenzaremos con los tipos más benignos de la enfermedad y avanzaremos progresivamente hacia las enfermedades más graves causadas por S. pyogenes.

La colonización por S. pyogenes en la piel puede causar infecciones leves que ni siquiera siempre necesitan ser tratadas con antibióticos. S. pyogenes también puede causar impétigo, que se caracteriza por una serie de lesiones, a menudo en el cuello, la cara y la parte superior del cuerpo, que son purulentas y eventualmente forman una costra en forma de costra marrón / amarilla. El impétigo generalmente requiere tratamiento con antibióticos tópicos o antibióticos sistémicos.

La mayoría de las personas han oído hablar de la faringitis estreptocócica y muchas también la han tenido. Cuando S. pyogenes coloniza la garganta, por lo general induce fiebre, mucho dolor de garganta (faringitis), inflamación de los ganglios linfáticos y amígdalas inflamadas.

La otitis media es una infección de oído dolorosa resultante de la colonización por S. pyogenes en las trompas de Eustaquio. La vía de infección puede ser directamente a través de los senos nasales o después de una infección de garganta.

Cuando S. pyogenes coloniza el nivel subcutáneo de la piel (las capas debajo de la superficie de la piel, pero justo encima del músculo, hueso o cartílago), puede ocurrir fascitis necrotizante. Esto se informa en los medios de comunicación como una bacteria ‘carnívora’ y se puede propagar rápidamente, devorando rápidamente las capas de la piel debajo de la superficie. A menudo, es necesaria la extirpación quirúrgica del área infectada. Estas infecciones también son más propensas que la faringitis estreptocócica o las irritaciones leves de la piel a convertirse en infecciones aún más graves. La fascitis necrotizante suele ser mortal si no se trata o si se diagnostica demasiado tarde. Si bien S. pyogenes no es la única bacteria ‘carnívora’, es una de las más comunes.

La sepsis bacteriana ocurre cuando una infección de S. pyogenes penetra y sobrepasa el suministro de sangre. Esta condición increíblemente grave puede empeorar rápidamente. Incluso cuando se diagnostica relativamente temprano, este tipo de infección suele ser fatal.

Infecciones secundarias por S. Pyogenes

Los médicos siempre nos dicen que nos aseguremos de terminar el ciclo de antibióticos, incluso después de que los síntomas hayan desaparecido. ¿Por qué? Los síntomas desaparecerán a medida que disminuya el número de bacterias y la cantidad de sus toxinas problemáticas, pero aún habrá muchas bacterias. Suspender los antibióticos demasiado pronto puede permitir que la infección por S. pyogenes recupere fuerza, lo que resultará en infecciones secundarias.

La faringitis estreptocócica puede ir seguida de escarlatina, especialmente cuando el tratamiento con antibióticos finaliza cuando los síntomas disminuyen, pero antes de que las bacterias se hayan eliminado del cuerpo. La escarlatina generalmente no es más grave que la faringitis estreptocócica y tiene muchos síntomas similares. También se acompaña de una erupción en la piel de color rojo oscuro que da nombre a la enfermedad.

La enfermedad cardíaca reumática es otra enfermedad, más grave que la escarlatina. A diferencia de la escarlatina, parece ocurrir solo después de una infección del tracto respiratorio superior, como la faringitis estreptocócica. Estos individuos adquieren fiebre reumática, que resulta en válvulas cardíacas comprometidas, con fugas y averiadas. El corazón reumático puede provocar afecciones graves, incluidas afecciones cardíacas a largo plazo y, finalmente, la muerte. Las personas en los países subdesarrollados representan, con mucho, la mayoría de los casos, y se estima que 15 millones de personas padecen la enfermedad. Se estima que cada año se producen más de 200.000 muertes, principalmente en países en desarrollo, como resultado de una enfermedad cardíaca reumática. Una vez adquirido, el corazón reumático puede ser difícil o imposible de eliminar por completo.

La glomerulonefritis es una inflamación de los glomérulos, una parte importante del riñón. Cuando S. pyogenes coloniza el riñón, la función renal se ve comprometida y puede resultar en orina roja o espumosa, presión arterial alta, fatiga o anemia e hinchazón en todo el cuerpo debido a la retención de líquidos que los riñones no pudieron procesar. Afortunadamente, esta es una infección secundaria fácil de la cual recuperarse, si se trata adecuadamente.

Tratamiento de las infecciones por S. Pyogenes

Como se mencionó anteriormente, una de las mejores cosas de esta bacteria es que sigue siendo susceptible a la penicilina y los antibióticos relacionados, y aún no ha desarrollado, como tantas otras bacterias, una resistencia a los antibióticos generalizada. Los tratamientos para la mayoría de las infecciones por S. pyogenes involucran antibióticos de diferente potencia y duración de tratamiento, dependiendo del tipo de enfermedad involucrada. Más allá de los antibióticos, los tratamientos pueden implicar el tratamiento de afecciones secundarias, como analgésicos para la faringitis estreptocócica, ungüentos antibacterianos para afecciones de la piel y extirpación quirúrgica de áreas infectadas de la piel en la fascitis necrotizante.

Resumen de la lección

S. pyogenes es uno de los patógenos bacterianos más comunes en todo el mundo. El variado arsenal de toxinas que produce da como resultado muchos tipos diferentes de enfermedades. Si bien es responsable de muchos tipos diferentes de enfermedades, como la faringitis estreptocócica y la enfermedad bacteriana carnívora, la buena noticia es que sigue siendo muy susceptible a la penicilina y los antibióticos relacionados, ya que aún no ha desarrollado una resistencia generalizada a los antibióticos. Las enfermedades inducidas por S. pyogenes pueden variar desde levemente molestas hasta fatales. Los grados en los que las enfermedades de S. pyogenes son fatales han disminuido enormemente con la llegada del uso de antibióticos. Sin embargo, las muertes persisten en las partes subdesarrolladas del mundo. Las infecciones secundarias, como el corazón reumático y la escarlatina, ocurren a menudo cuando el tratamiento de la infección inicial es incompleto o ineficaz.

Los resultados del aprendizaje

Una vez que haya completado la lección, evalúe su capacidad para:

  • Tenga en cuenta las características de Streptococcus pyogenes
  • Identificar los tipos de enfermedades causadas por s. pyogenes
  • Nombre algunas infecciones secundarias por S. pyogenes
  • Describir los diversos tratamientos para las infecciones causadas por esta bacteria.

Articulos relacionados