foto perfil

¿Qué son las habilidades sociales? – Competencias, desarrollo y ejemplos

Publicado el 22 septiembre, 2020

Una personalidad ganadora

Cuando Wes salía corriendo al patio de recreo, por lo general lo seguían de cerca al menos cinco de sus compañeros. Después de que sonaba la campana del recreo, muchos de los niños se dispersaban a diferentes juegos, pero Wes siempre tenía un séquito (seguidores). Otros niños solo querían estar cerca de él. Como individuo, Wes era extrovertido, espontáneo y siempre positivo. A sus profesores les agradaba y otros estudiantes acudían en masa a él. Wes tenía una personalidad que generaba interés social y había aprendido a usar su personalidad para influir en los demás. Había aprendido habilidades sociales observando a sus padres y otros adultos y había aprendido sus gestos.

Habilidades sociales

La interacción social es un hecho de la vida. Ya sea entre compañeros en un entorno escolar, en el trabajo, en casa entre la familia o caminando por la calle en una brillante mañana de primavera, las personas participan en intercambios entre sí. Las habilidades sociales son la capacidad de interactuar interpersonalmente con la autodisciplina, junto con la capacidad de resolver los problemas interpersonales que puedan surgir. Estas habilidades son esenciales para el desarrollo y la cooperación exitosos.

¿Cómo se desarrollan las habilidades sociales?

Todos los niños nacen con el código genético que les dice quiénes serán. Sin embargo, esta base de la personalidad (la esencia de quién es un individuo separado de todos los demás) debe desarrollarse y completarse a medida que la persona crece. Un bebé exhibe rasgos de personalidad en la forma en que interactúa con otras personas y su entorno, pero esa personalidad infantil aún no está completamente desarrollada. Lo que ve el niño, lo que se le enseña y cómo comienza a percibir el mundo, todo ello sirve para ampliar su personalidad y enmarcarla.

Muchas teorías e instrumentos diferentes intentan codificar la personalidad para que las personas puedan determinar quiénes son. Una teoría determina la personalidad basada en cinco rasgos: extraversión, amabilidad, escrupulosidad, neuroticismo y apertura. Todo el mundo tiene una cierta cantidad de cada uno de los cinco rasgos, pero algunos rasgos dominan a los demás. Una persona concienzuda (autodisciplinada y obediente) por naturaleza desarrollará habilidades sociales más fácilmente que alguien que es naturalmente neurótico (ansioso y vulnerable).

Sin embargo, la personalidad no es el principal determinante de las habilidades sociales. La mayoría de las personas tienen éxito socialmente porque se les enseñó a serlo.

Competencias de habilidades sociales

Los padres enseñan habilidades sociales en la forma en que interactúan entre ellos y con quienes los rodean. Ellos (los padres) junto con los maestros también ayudan a los niños a aprender habilidades sociales ayudándolos a comprender y practicar ciertas competencias (habilidades) tales como:

  • Reconocimiento: los niños aprenden a descifrar lo que sienten y piensan.
  • Regulación: los niños deben aprender no solo a reconocer lo que piensan y sienten, sino que también deben aprender a controlar las emociones y los pensamientos.
  • Empatía: la empatía es la capacidad de comprender cómo se siente otra persona y luego compartir su perspectiva de los eventos.
  • Construcción de relaciones: esta competencia incluye cosas como aprender a compartir, a hablar con los demás y a ayudar a otras personas.
  • Ética y resolución de problemas: es la capacidad de comprender cómo salir de una situación difícil sin recurrir a hacer trampa, mentir o robar, y comprender por qué es importante.

Estas habilidades pueden ser algo innatas para algunos tipos de personalidad, pero, en general, son comportamientos aprendidos.

Ejemplos de habilidades sociales

Las competencias enseñadas no son las habilidades sociales en sí mismas. Estos ejemplos individuales de habilidades sociales eficaces y exitosas son el resultado de enseñar con éxito a los niños cómo aplicar de manera competente lo que han aprendido. Algunos ejemplos de habilidades sociales son:

  • Poder escuchar a otras personas
  • Compartiendo
  • No interrumpir cuando otra persona está hablando
  • Ser cortés con las personas, incluso si no lo son contigo.
  • Aprender a mantener la calma cuando crees que te menosprecian
  • Seguir las pautas sin importar de qué autoridad provengan
  • Poder pedir ayuda y dar ayuda cuando sea necesario
  • Aprender la necesidad de asumir la responsabilidad de las propias acciones.
  • Ser amable con los demás
  • Cuidar el bienestar de los demás
  • Controlar los impulsos egoístas
  • Aprender a tener confianza en uno mismo

Hay muchos más que podrían mencionarse; estas son solo algunas de las habilidades sociales que las personas deben aprender a medida que se desarrollan. Tener éxito en la adquisición de habilidades sociales y aplicar aquellas con las que se nace significa que cuando la situación requiere una determinada habilidad social, la persona tiene la capacidad de utilizarla. El aprendizaje y el uso de las habilidades sociales se encuentran entre los obstáculos de desarrollo más importantes que toda persona debe atravesar.

Resumen de la lección

Las habilidades sociales son una combinación de habilidades innatas y aprendidas para interactuar con otras personas mientras se mantiene la autodisciplina y se comprende cómo resolver problemas interpersonales. Algunas personas nacen con algunas habilidades sociales ya establecidas debido a los efectos individuales de la personalidad , pero la mayoría de estas habilidades se aprenden. Los padres y los maestros utilizan competencias como la autorregulación, la enseñanza de la empatía y la construcción de relaciones para ayudar a los niños a aprender habilidades específicas. Estas habilidades son cosas como compartir, cuidar a los demás, comunicarse eficazmente y otros.

Articulos relacionados