foto perfil

Razones por las que la gente no llama a la policía

Publicado el 19 noviembre, 2020

La Oficina de Estadísticas de Justicia (BJS), una división del Departamento de Justicia, analizó los informes de victimización de 2006 a 2010. En su informe de 2012 ‘Victimizaciones no reportadas a la policía, 2006-2010’, el BJS encontró que el 52% de todos los delitos no fueron reportados por las víctimas. El tipo de delito más común que no se denunciaba era la agresión sexual, y del 51 al 70% de todos los incidentes no se denunciaban a la policía durante esos años. Por el contrario, los robos y robos de vehículos motorizados se denunciaron con mayor frecuencia, y aproximadamente el 85% y el 65% de esos delitos se denunciaron respectivamente.

Además de determinar qué tipos de delitos no se denunciaron, el estudio de BJS también determinó que hay cinco razones principales por las que los delitos no se denuncian a la policía.

  • los asuntos se trataron a través de otra agencia o a nivel personal (34% de los delitos no denunciados)
  • la víctima no sintió que el crimen fuera lo suficientemente importante como para denunciarlo (18%)
  • la policía no quiso o no pudo ayudar (16%)
  • la víctima temía represalias por parte del delincuente o no quería que el delincuente se metiera en problemas (13%)
  • otros (18%)

En más de un tercio de los casos, las víctimas denunciaron los delitos a una agencia diferente o el asunto se trató directamente con el delincuente. Esto generalmente incluye disputas entre familiares o vecinos, donde el problema se resuelve por medios más informales. Un ejemplo sería cuando un niño del vecindario golpea una pelota de béisbol a través de la ventana de su vecino. Por lo general, este tipo de situación implica que los vecinos se hablen entre sí y el niño pague la factura de la ventana rota en lugar de que la víctima informe el asunto a la policía.

Del mismo modo, muchas víctimas no sintieron que un delito fuera lo suficientemente importante como para denunciarlo. Esto podría incluir situaciones en las que se recuperó la propiedad, se pagó la restitución o en las que el delito se consideró simplemente lo suficientemente pequeño como para que no requiriera la participación de la policía. Esto también podría incluir incidentes en los que la pérdida sufrida fue menor que el deducible del seguro o donde la víctima creyó que el daño fue accidental o no intencional.

A veces, los delitos no se descubren hasta mucho más tarde, lo que impide que la policía pueda ayudar. Si la propiedad no se puede recuperar o si el delincuente no puede ser identificado, las víctimas a menudo no denuncian los delitos porque creen que la policía no puede ayudar. Las víctimas también pueden creer que la policía no ayudará, ya sea porque el delincuente es un oficial de policía, la víctima cree que la policía será ineficaz o porque la policía puede creer que el delito no fue lo suficientemente importante como para investigarlo.

En algunos casos, las víctimas temían que si denunciaban un delito a la policía, el delincuente buscara venganza. Otros informaron que no llamaron a la policía porque no querían meter al delincuente en problemas.

El porcentaje restante de los encuestados tenía una razón diferente para no llamar (es decir, era demasiado complicado denunciar el delito o se les dijo que no lo denunciaran) o informaron más de una de las razones mencionadas anteriormente.

Perfiles raciales y tiroteos policiales recientes

La raza de la víctima también puede afectar si una persona denuncia un delito. El Southern Poverty Law Center llevó a cabo una encuesta en 2009 titulada ‘Reporting Crime’ sobre la confianza del público en la policía. Menos de la mitad de los encuestados informaron que tenían confianza en la aplicación de la ley. Los porcentajes de personas que confían en la policía varían mucho cuando se toma en consideración la raza. Si bien casi tres quintas partes de los blancos informaron que tienen bastante confianza en las acciones de la policía, menos de dos quintas partes de los negros informaron lo mismo. Una encuesta de Gallup del 20 de agosto de 2014 analizó datos de 2011 a junio de 2014 y publicó esos resultados en respuesta a la muerte de Michael Brown el 9 de agosto de 2014 en Ferguson, Missouri.


Diciembre de 2014 – Los manifestantes en Oakland, CA responden al tiroteo de Michael Brown en Ferguson, Missouri por la policía.
Las vidas negras importan.

Miedo a las consecuencias relacionadas con la inmigración

Según el informe de Estadísticas de delitos de odio 2003-2007 publicado por el FBI, la victimización de los latinos es una tendencia creciente en los Estados Unidos. El crimen contra los latinos aumentó un 40% entre 2003 y 2007. Los estudios han encontrado que los latinos son el objetivo principal por dos razones. La primera es que muchos trabajadores latinos son indocumentados y reciben salarios en efectivo. Debido a que la mayoría no tiene cuentas bancarias, es más probable que los latinos tengan grandes cantidades de dinero en efectivo en un momento dado. La segunda razón es que debido a su condición de indocumentados, los latinos tienen miedo de denunciar delitos a la policía debido a las posibles consecuencias migratorias. Esto es cierto incluso para los ciudadanos; muchos optan por evitar la participación de la policía por completo en lugar de exponer a su familia a una investigación invasiva.

Resumen de la lección

Hay muchas razones por las que la gente no denuncia los delitos a la policía. Estas razones pueden estar relacionadas con la opinión de la víctima sobre el delito en sí o su relación con el delincuente. La cobertura reciente de los medios de comunicación sobre los tiroteos policiales ha afectado la confianza del público en la policía, especialmente en la comunidad negra. Finalmente, las víctimas latinas pueden temer que el contacto con la policía pueda conducir a una posible investigación de inmigración, incluso si son ciudadanos.

Articulos relacionados