Rodrigo Ricardo

Responsabilidad burocrática: definición e instituciones

Publicado el 12 noviembre, 2020

Responsabilidad burocrática

Seamos sinceros; La burocracia federal de Estados Unidos , la organización administrativa que maneja los negocios diarios del gobierno, es enorme. Según algunas estimaciones, emplea a unos cuatro millones de personas. Como un equipo de caballos Clydesdale tirando de un gran carro, la burocracia tiene mucho poder, mucha energía y mucho impulso. Cuando se pone en marcha, puede ser difícil detenerlo.

La burocracia también se enfrenta a numerosos peligros a medida que avanza en su rutina diaria. Puede caer fácilmente en los baches de la burocracia (reglas y procedimientos demasiado complejos), el despilfarro, la duplicación, el conflicto y el imperialismo (cobrando vida propia). Para minimizar tales riesgos, el gobierno debe de alguna manera controlar a la burocracia, como un conductor controla a un equipo de caballos. Lo hace a través de un proceso llamado responsabilidad burocrática , que es la capacidad del gobierno, especialmente el presidente, el Congreso y los tribunales, de responsabilizar a la burocracia por su desempeño y sus acciones.

Echemos un vistazo más de cerca a este proceso.

Escrutinio presidencial

El presidente tiene el poder de controlar la burocracia de varias formas. En primer lugar, está autorizado a nombrar a unos 4.000 burócratas de alto nivel, incluidos secretarios de gabinete, altos funcionarios de agencias burocráticas y algunos asistentes. Estos burócratas deben agradecer al presidente por su trabajo y, a menudo, están comprometidos con su visión y objetivos.

Además, el presidente puede reorganizar las agencias y departamentos burocráticos como mejor le parezca. Al hacerlo, puede deshacerse de la duplicación (agencias que hacen prácticamente lo mismo), reducir los conflictos y el desperdicio y, básicamente, evitar que la burocracia crezca demasiado para sus bolsillos. Un politólogo incluso ha llamado a la reorganización el “aceite de hígado de bacalao del gobierno, una cura para todo lo que aflige al cuerpo político”.

Finalmente, la Oficina de Gestión y Presupuesto del presidente lo ayuda a vigilar de cerca la burocracia. Con frecuencia monitorea y evalúa el desempeño de varias agencias y departamentos, observando de cerca su eficiencia, crecimiento, presupuestos y organización. Con base en las recomendaciones de la Oficina, el presidente toma decisiones sobre las asignaciones presupuestarias, los nombramientos y la reorganización.

De estas tres formas, entonces – nombramientos, reorganización y monitoreo por parte de la Oficina de Administración y Presupuesto – el presidente ayuda a controlar a esos grandes Clydesdales burocráticos y responsabiliza a la burocracia por sus acciones.

El Congreso vigila las cosas

El Congreso pone un segundo par de manos en las riendas y ayuda al presidente a mantener a la burocracia fuera de problemas. Lo hace de varias formas diferentes.

  1. El Congreso establece agencias y departamentos burocráticos y, por lo tanto, puede limitar su número y funciones.
  2. El Congreso crea el presupuesto burocrático y puede limitar la cantidad de dinero que recibe la burocracia.
  3. El Congreso también asigna fondos a la burocracia; sólo reparte tanto dinero a la vez.
  4. El Congreso tiene el poder de confirmar los nombramientos burocráticos del presidente, comprobando dos veces para asegurarse de que la persona designada esté calificada para hacer el trabajo.
  5. El Congreso pone su sello de aprobación o rechazo a los nuevos programas burocráticos o cambios de enfoque.
  6. El Congreso lleva a cabo investigaciones cuando la burocracia es acusada o sospechada de irregularidades.
  7. El Congreso puede reprender a los funcionarios burocráticos según sea necesario.

Junto con todas estas formas de mantener bajo control a los caballos burocráticos, el Congreso también tiene la capacidad de aprobar leyes que afectan los procedimientos burocráticos. Las leyes del sol, por ejemplo, requieren que las agencias burocráticas estén abiertas al público mediante la celebración de reuniones periódicas. Las disposiciones de caducidad, por otro lado, establecen fechas de caducidad para los programas burocráticos y las agencias que los implementan, asegurándose de que ninguna parte de la burocracia sobreviva su utilidad.

Finalmente, el organismo de control del Congreso, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno , vigila de cerca las finanzas de la burocracia, realiza auditorías, crea informes y establece estándares para asegurarse de que las transacciones burocráticas sean justas y francas.

De todas estas formas, entonces, el Congreso se une al presidente para aferrarse con fuerza a las riendas de esos burocráticos Clydesdale que a menudo amenazan con irse en su propia dirección.

Acción judicial

Una institución más ayuda al Congreso y al presidente a frenar al equipo burocrático. Los tribunales, o el sistema judicial, se aseguran de que la burocracia siga la ley y proteja a los ciudadanos de los abusos burocráticos. La burocracia generalmente tiene un proceso interno para manejar las quejas, pero si los ciudadanos no están satisfechos, pueden apelar ante los tribunales demandando a la agencia en cuestión. Luego, los tribunales deciden si la agencia está operando de manera legal y de conformidad con sus límites y procedimientos establecidos. De lo contrario, el tribunal puede imponer un castigo y una reparación, apretando aún más las riendas de la burocracia.

Resumen de la lección

A lo largo de esta lección, hemos analizado las muchas formas en las que el presidente, el Congreso y los tribunales controlan la burocracia, que puede ser como un equipo de caballos Clydesdale que se muerden las partes para salir corriendo y meterse en todo tipo de problemas. .

Debido a que la burocracia , que es la organización administrativa que maneja los negocios diarios del gobierno, es tan grande, puede encontrarse con todo tipo de peligros a medida que avanza a lo largo de su rutina diaria, incluidos los baches de la burocracia, el desperdicio. , duplicación, conflicto e imperialismo. Para minimizar estos riesgos, el gobierno controla a la burocracia a través de un proceso llamado responsabilidad burocrática , que es la capacidad del gobierno, especialmente el presidente, el Congreso y los tribunales, para responsabilizar a la burocracia por su desempeño y sus acciones.

El presidente nombra a los miembros de la burocracia, la reorganiza según sea necesario y la supervisa con la ayuda de la Oficina de Gestión y Presupuesto . El Congreso ayuda a través de actividades tales como establecer y financiar la burocracia, confirmar los nombramientos del presidente y cualquier nuevo programa o cambio de enfoque, investigar las irregularidades, reprender a los funcionarios burocráticos, aprobar leyes que afectan a la burocracia y escuchar a su organismo de control, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno. , ya que se asegura de que las transacciones de la burocracia sean justas y francas. Finalmente, los tribunales ayudan asegurándose de que la burocracia siga la ley y proteja a los ciudadanos de los abusos burocráticos.

Juntos, el presidente, el Congreso y los tribunales se aferran con fuerza a las riendas de la burocracia, manteniéndola firmemente bajo control y responsable de sus acciones y responsabilidades.

Los resultados del aprendizaje

Al completar esta lección, podrá:

  • Definir burocracia y responsabilidad burocrática.
  • Explicar las formas en que el presidente, el Congreso y los tribunales responsabilizan a la burocracia

¡Puntúa este artículo!