foto perfil

Insectos: tipos y características

Publicado el 5 julio, 2022

¿Qué es un insecto?

Los insectos son animales invertebrados que pertenecen al filo Arthropoda, que es el grupo más grande y diverso del reino animal. Los artrópodos se caracterizan por la presencia de un exoesqueleto y apéndices articulados como patas, alas y antenas. La definición de insecto es artrópodos que pertenecen a la clase Insecta. El nombre “insecto” proviene del término latino insectum, que significa dividido o segmentado, en referencia a cómo el cuerpo externo de un insecto aparece dividido en varias partes. Los insectos se clasifican además como hexápodos (que literalmente significa “seis patas”) porque tienen seis patas unidas al tórax, independientemente de la presencia o ausencia de alas. La clase Insecta incluye escarabajos, hormigas, abejas, moscas, mosquitos, mariposas y más.

Los insectos son animales invertebrados con una gran diversidad de especies.

Ilustración científica de varias especies de insectos, incluidas una libélula y una mariposa

¿Son los insectos animales?

Los insectos pertenecen al reino Animalia. Sus células no tienen una pared celular rígida como las de las plantas, y necesitan metabolizar los nutrientes del ambiente externo para producir energía. Como todos los animales, los insectos tienen un metabolismo heterótrofo; esto significa que necesitan consumir materia orgánica para poder sobrevivir. Como se explicó anteriormente, son animales invertebrados. A diferencia de los mamíferos, aves y otros vertebrados, no tienen esqueleto interno. En cambio, su cuerpo está cubierto por placas rígidas de quitina que forman un exoesqueleto, que los protege de las condiciones externas y brinda soporte a todas las partes de su cuerpo.

Tipos de insectos

Los hexápodos se clasifican generalmente en dos subclases. Entognatha ( ento- que significa “adentro” y -gnatha que se refiere a “mandíbula”) son insectos primitivos sin alas con piezas bucales alojadas dentro de la cabeza; estos incluyen colémbolos, proturanos y dipluranos. Ectognatha (“mandíbula exterior”), que incluye insectos modernos o “verdaderos”, tiene alas en diferentes etapas de desarrollo y piezas bucales que permanecen fuera de la cabeza. Los insectos ectognatos se pueden observar con mayor frecuencia e incluyen varios órdenes, entre los que se destacan los siguientes:

  • Mantodea: mantis religiosa
  • Phasmatodea: insectos palo e insectos hoja
  • Coleópteros: escarabajos
  • Blattodea: cucarachas
  • Himenópteros: abejas, avispas y hormigas
  • Ortópteros: grillos y saltamontes
  • Plecópteros: moscas de piedra
  • Lepidópteros: mariposas y polillas
  • Dípteros: moscas y mosquitos

Características de los insectos

Los insectos tienen una segmentación corporal clara, que consiste en la cabeza, el tórax y el abdomen. Estos tres segmentos principales también pueden presentar subsegmentos o variaciones en las articulaciones de las placas del exoesqueleto y las piernas. Además, la forma del cuerpo es muy variable, incluso entre insectos del mismo orden. La mayoría de los insectos tienen alas en la etapa adulta, a excepción del grupo de los apterigotos, que son insectos primitivos que no desarrollan alas.

Los insectos pasan por un proceso de cambios postembrionarios llamado metamorfosis, que les ayuda a llegar a la edad adulta. Según el tipo de cambios metamórficos que experimentan, los insectos se clasifican como “ametábolos”, cuando los juveniles no difieren anatómicamente de los adultos; “hemimetabolous” (metamorfosis incompleta), cuando están presentes las fases de huevo, ninfa y adulto; o “holometábolos” (metamorfosis completa), cuando los organismos pasan por las fases de huevo, larva, pupa y adulto. Una mariposa es un ejemplo bien conocido de insecto holometábolo.

Anatomía de los insectos

Los insectos son un grupo de animales ampliamente distribuidos en la Tierra, y esto se debe en gran parte a su anatomía. Todos los insectos tienen una cutícula de quitina que forma el exoesqueleto y cubre varios órganos internos.

La cabeza de un insecto es una cápsula craneal con un par de ojos y antenas compuestos. La cabeza también tiene una abertura por la que emergen las piezas bucales, que varían según los hábitos alimentarios de la especie.

El tórax se divide típicamente en tres segmentos; esta parte del cuerpo está formada por las patas, cada una compuesta por seis piezas, y las alas, formadas por placas cuticulares que se sostienen sobre rígidas venas.

El abdomen de los insectos generalmente se divide en once segmentos y no tiene apéndices, con la excepción de algunos insectos primitivos y larvas de insectos. Las partes terminales del tracto digestivo y el tracto reproductivo se encuentran en el abdomen.

El cuerpo de los insectos presenta externamente tres segmentos cubiertos por una cutícula rígida que los protege del ambiente externo.

Dibujo de la anatomía básica de un saltamontes

¿Cuántas patas tienen los insectos?

La gran mayoría de la clase Insecta se caracteriza por tres pares de patas torácicas, seis patas en total. Solo algunos tipos de insectos primitivos o las etapas larvales de ciertas especies tienen pares de patas adicionales en el abdomen. Los hexápodos aparecieron hace aproximadamente 500 millones de años dentro del grupo de los crustáceos, de quienes heredaron la presencia de patas. En general, las patas y los apéndices de los artrópodos (incluidos insectos, arácnidos y crustáceos) muy probablemente evolucionaron a partir de los anélidos (gusanos con cuerpos segmentados), ya que varias especies de este grupo tienen apéndices primitivos que emergen de los segmentos de sus cuerpos.

Datos sobre los insectos

Los insectos ocupan prácticamente todo tipo de ambientes terrestres y acuáticos, a excepción de unas pocas especies que pueden habitar en el agua de mar. Por lo tanto, son uno de los grupos zoológicos más estudiados con muchos datos conocidos sobre su biología.

  • Casi todos los insectos son ovíparos; es decir, nacen de los huevos que depositan las hembras en el medio externo.
  • Las hembras pueden reproducirse desde un solo huevo (como algunas especies de avispas parásitas) o hasta varios cientos de huevos (como reinas de hormigas o colonias de abejas).
  • Los insectos gregarios, como las hormigas, producen individuos con diferencias morfológicas para cumplir funciones específicas dentro de la colonia.
  • Los insectos no respiran por la nariz o la boca; lo hacen a través de agujeros en los lados de su cuerpo.
  • Internamente, los insectos transportan nutrientes con la ayuda de un líquido llamado hemolinfa, que actúa como la sangre.
  • Los insectos pueden percibir estímulos sensoriales como la luz, los olores y los sabores, al igual que los humanos.
  • Coleoptera, que comprende los escarabajos, es el orden de insectos con el mayor número de especies registradas hasta la fecha.
  • Se estima que existen entre un millón y cinco millones de especies de insectos en la actualidad.
Los escarabajos constituyen uno de los grupos de animales más ricos en especies de la Tierra.

Ilustración científica de especímenes de coleópteros

Resumen de la lección

Los insectos son animales invertebrados que pertenecen al filo Arthropoda , lo que significa que tienen un exoesqueleto y apéndices articulados. Se clasifican en la clase Insecta porque su cuerpo está segmentado en tres porciones principales. El nombre “insecto” proviene del término latino insectum, que significa dividido o segmentado. Se clasifican además como hexápodos porque tienen seis patas. Al igual que otros animales, los insectos no tienen una pared rígida que rodee sus células y tienen un metabolismo heterótrofo. Taxonómicamente, los hexápodos se clasifican en Entognatha, insectos primitivos sin alas con piezas bucales alojadas dentro de la cabeza, y Ectognatha, que son insectos reales con alas en diferentes etapas de desarrollo y piezas bucales que permanecen fuera de la cabeza.

El cuerpo de un insecto se divide en tres segmentos principales: cabeza, tórax y abdomen. Las patas y las alas están articuladas al tórax para todos los insectos excepto los apterygotes, que son insectos primitivos que no desarrollan alas. Los insectos se caracterizan por sus tres pares de patas torácicas, y solo algunos tipos de insectos primitivos o las etapas larvarias de ciertas especies tienen pares de patas adicionales en el abdomen. La metamorfosis describe los cambios postembrionarios que experimentan los insectos para llegar a la edad adulta. Los insectos se encuentran ampliamente distribuidos en todo tipo de ambientes y son uno de los grupos zoológicos más estudiados.

Articulos relacionados