foto perfil

Tarjetas de Felicitación: Historia, tipos y ejemplos

Publicado el 31 enero, 2024

¿Qué es una tarjeta de felicitación?

Una tarjeta de felicitación es una tarjeta con mensaje decorativa o ilustrada que transmite o expresa pensamientos o emociones. Hoy en día, las tarjetas de felicitación se utilizan para una variedad de propósitos y, a menudo, se envían por correo para conmemorar días festivos, experiencias de vida u ocasiones especiales. El Día de San Valentín y la Navidad son dos de las festividades más populares en las que la gente compra y envía tarjetas de felicitación. Otras ocasiones como cumpleaños, compra de una nueva casa, muerte o graduación son razones por las que las personas pueden comprar, enviar o regalar tarjetas de felicitación.

Imagen que muestra un estante con tarjetas de felicitación para diferentes ocasiones.

Historia de las tarjetas de felicitación

Las tarjetas de felicitación se originaron en la antigua cultura china y egipcia cuando los chinos enviaban saludos y deseos de suerte para celebrar el año nuevo, y los egipcios enviaban mensajes de saludo en rollos de papiro. El papiro era un material parecido al papel utilizado en la antigüedad y elaborado a partir de la médula del tallo de una planta de papiro. Muchos siglos después, el siguiente uso de las tarjetas de felicitación se documentó en la Europa del siglo XV. En esta época, los saludos y buenos deseos de Año Nuevo se inscribían o tallaban en grabados en madera. Esto rápidamente llevó al uso generalizado de saludos hechos a mano en forma de tarjetas en toda Europa, específicamente para el Día de San Valentín a principios del siglo XV. La tarjeta de San Valentín más antigua que se conoce fue escrita en 1415 por un francés como un poema de amor a su esposa.

Durante el período del Renacimiento, que duró entre los siglos XIV y XVII, el arte y la literatura experimentaron un crecimiento significativo, lo que se cree que influyó en la popularidad de las tarjetas de felicitación. Las tarjetas de felicitación del Día de San Valentín y de Navidad eran las más populares, y las tarjetas de felicitación de Año Nuevo se volvieron más populares hacia el final de este período. Durante el Renacimiento, las tarjetas de felicitación se hacían exclusivamente a mano utilizando prácticas de quilling para crear una tarjeta 3D o texturizada, y algunas incluso involucraban a artistas pagados para crear saludos especiales para una persona específica. Debido a que los servicios de un artista eran bastante caros, esta no era una práctica común utilizada por la mayoría.

A medida que se introdujeron y comenzaron a desarrollarse los servicios comerciales de impresión y envío postal, floreció el uso de tarjetas de felicitación. La primera tarjeta navideña comercial se produjo en Gran Bretaña en 1843, coincidentemente cuando Charles Dickens publicó su ahora clásico cuento, Un cuento de Navidad, que pudo haber impulsado la industria de las tarjetas navideñas. A mediados del siglo XIX, los sellos postales se utilizaban para enviar tarjetas de felicitación y otro tipo de correo en Gran Bretaña, Europa y Estados Unidos. La tecnología mejorada de la imprenta, especialmente durante la Revolución Industrial, permitió producir más tarjetas más rápido y venderlas a un precio más asequible. A esto se le atribuye el mayor impacto en la industria de las tarjetas de felicitación.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los impresores europeos comenzaron a utilizar tarjetas en blanco e imprimir mensajes sentimentales, lo que permitía utilizar una tarjeta con el mismo diseño artístico para múltiples propósitos. Este tipo de negocio de impresión de tarjetas de felicitación estaba entonces monopolizado en Alemania. Sin embargo, a principios del siglo XX en los Estados Unidos, Joyce Clyde Hall comenzó a vender postales con imágenes. Unos años más tarde, notó el deseo de una comunicación más privada en el envío de tarjetas, por lo que comenzó a vender tarjetas de San Valentín y Navidad que podían enviarse por correo en sobres. Este fue el inicio de la empresa de tarjetas de felicitación más grande del mundo: Hallmark.

Actualmente existen tarjetas de felicitación que se envían para multitud de días festivos, celebraciones y experiencias de vida. Hoy en día, se utilizan a menudo formas digitales de comunicación como el correo electrónico, los mensajes de texto e incluso las tarjetas de felicitación electrónicas. Pero aun así, cada año se gastan miles de millones de dólares en tarjetas de felicitación. Las empresas de tarjetas de felicitación están encontrando formas inteligentes y únicas de evolucionar, como con la invención de libros de cuentos grabables, y al mismo tiempo ayudan a satisfacer la necesidad de conexión humana.

Tipos de tarjetas de felicitación

Se pueden utilizar muchos tipos o estilos de tarjetas de felicitación para transmitir mensajes especiales. Algunos de estos incluyen:

  • Tarjetas de felicitación estándar: estas tarjetas están hechas de papel o cartulina gruesa doblada y vienen en varios tamaños. Normalmente tienen un frente decorativo con un mensaje impreso o escrito en su interior.
  • Tarjetas de felicitación hechas a mano: este tipo de tarjeta es tal como suena: hecha a mano, una opción de tarjeta de felicitación más personal que puede utilizar una amplia variedad de materiales para manualidades.
  • Tarjetas de felicitación con fotografía: las tarjetas con fotografía suelen incluir una fotografía en el frente, a veces más de una fotografía, elegida por el remitente. Esto podría crearse digitalmente e imprimirse o hacerse a mano.
  • Tarjetas de felicitación musicales: las tarjetas musicales reproducen música o una grabación de voz al abrirse con el uso de un pequeño dispositivo de grabación.
  • Tarjetas de felicitación electrónicas: las tarjetas electrónicas, a menudo llamadas tarjetas electrónicas, son tarjetas de felicitación que se pueden crear y enviar digitalmente a través de un dispositivo electrónico e Internet.

Ejemplos de tarjetas de felicitación

Si bien las tarjetas de felicitación comenzaron con buenos deseos de Año Nuevo, seguidas de mensajes de Navidad y San Valentín, hoy en día las tarjetas de cumpleaños son las que se envían con más frecuencia. Las tarjetas de felicitación se utilizan por casi cualquier motivo. Incluso hay tarjetas de felicitación para enviar simplemente porque sí.

La imagen muestra varias filas de tarjetas de felicitación en una tienda.

Algunos días festivos importantes y otras celebraciones señaladas para las que uno puede querer dar o recibir una tarjeta de felicitación pueden incluir:

  • Navidad
  • Día de San Valentín
  • Día de la Madre / Día del Padre
  • Ramadán
  • Jánuca
  • cumpleaños
  • Matrimonios
  • Nuevo hogar / Nuevo trabajo
  • Graduación / Jubilación
  • En simpatía por una pérdida o por la esperanza o el aliento
Imagen de una tarjeta navideña sentada frente a un pequeño árbol de Navidad decorativo.

Mensajes comunes en tarjetas de felicitación

Las tarjetas de felicitación actuales contienen la mayor parte del saludo o mensaje dentro de la tarjeta, que se puede leer al abrirla. Los estilos de tarjetas de felicitación variarán según sus mensajes elaborados. Algunas tarjetas contendrán saludos más largos y personales, mientras que muchas otras tendrán un saludo más general o simple, como por ejemplo:

  • ¡Felicitaciones en tu graduación!
  • ¡Te deseo las más felices vacaciones!
  • ¡A una gran mamá, con cariño, en el Día de la Madre!

Algunas empresas de tarjetas de felicitación incluso tienen secciones especiales en sus sitios web en línea dedicadas a ayudar a sus consumidores a crear el mensaje personalizado perfecto para agregar a sus tarjetas de felicitación.

Cómo hacer una tarjeta de felicitación

Las tarjetas hechas a mano son algunas de las tarjetas más significativas y personales que se comparten con otras personas. Al igual que la variedad de tarjetas fabricadas comercialmente, las tarjetas hechas a mano pueden variar desde simples hasta ornamentadas y complejas. Las tarjetas se pueden hacer a mano con materiales de elaboración sencillos o utilizando una máquina cortadora casera para proyectos más detallados. Sigue estos pasos para hacer una tarjeta sencilla hecha a mano:

  1. Elija el papel y otros materiales y suministros de artesanía para hacer la tarjeta. Los materiales o suministros pueden incluir marcadores, crayones, papel adicional, pegamento, tijeras, pegatinas y cinta.
  2. Corta o dobla el papel de la tarjeta al tamaño deseado.
  3. Diseñe el frente de la tarjeta y agregue un saludo si lo prefiere (por ejemplo, ¡Feliz cumpleaños, {nombre)!)
  4. Escribe un mensaje personal dentro de la tarjeta y firma con tu nombre.
  5. Insértelo en un sobre del tamaño adecuado y diríjalo en consecuencia al destinatario.
Imagen de una tarjeta de felicitación hecha a mano.

Datos interesantes sobre las tarjetas de mensajes

Algunos datos interesantes adicionales sobre las tarjetas de felicitación o tarjetas con mensajes son:

  • Se ha demostrado que las tarjetas de felicitación escritas a mano tienen más impacto en el receptor que las tarjetas de felicitación digitales.
  • A principios del siglo XXI, se estimaba que las mujeres compraban el 75% de las tarjetas de felicitación.
  • Los compradores de tarjetas de felicitación pueden tener hasta 1000 tarjetas diferentes para elegir para casi cualquier ocasión.

Resumen de la lección

Las tarjetas de felicitación se utilizan para transmitir mensajes con diversos fines, normalmente para marcar días festivos, experiencias de vida u ocasiones especiales. Una tarjeta de felicitación es una tarjeta de mensaje decorativa o ilustrada que transmite o expresa los pensamientos o emociones de uno y también puede denominarse tarjeta de mensaje. Las tarjetas de felicitación se originaron en las antiguas culturas china y egipcia y a menudo transmiten buenos deseos para el Año Nuevo. Los egipcios enviaban saludos en rollos de papiro, un material similar al papel utilizado en la antigüedad y elaborado a partir de la médula del tallo de una planta de papiro. Las tarjetas de felicitación continuaron evolucionando y volviéndose más populares durante los períodos del Renacimiento y la Revolución Industrial. La imprenta y los sellos tuvieron un impacto significativo en la industria de las tarjetas de felicitación.

Hay muchos tipos de tarjetas de felicitación, algunas de las cuales incluyen tarjetas estándar, hechas a mano, fotográficas, musicales y electrónicas. Las tarjetas electrónicas también se conocen como tarjetas electrónicas y son tarjetas que se pueden enviar digitalmente mediante el uso de un dispositivo electrónico e Internet. Las tarjetas de felicitación se producen y envían para casi cualquier día festivo u ocasión señalada, como el Día de San Valentín, Navidad, cumpleaños, graduaciones o la muerte de un ser querido. Las tarjetas de cumpleaños estándar tienden a ser el tipo de tarjeta de felicitación más común. Algunas tarjetas de felicitación tienen mensajes generales breves en su interior y otras tienen mensajes más largos y personales en su interior. Las tarjetas de felicitación también pueden estar hechas a mano y varían desde diseños simples hasta proyectos más complejos y detallados. Las tarjetas de felicitación, especialmente aquellas con mensajes escritos a mano, sirven para brindar conexión humana.

Articulos relacionados