Teorías y ejemplos de formación de impresiones

Publicado el 8 agosto, 2022 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es la formación de impresiones?

Una impresión es el proceso subconsciente y espontáneo de formar opiniones sobre nuevas personas o el medio ambiente. Tales opiniones generalmente se basan en hechos poco conocidos sobre el tema, pero establecen cómo los individuos interactuarán con las personas o su entorno. Por lo tanto, la formación de impresiones es cómo las personas perciben a los demás en función de varias características que ven durante el proceso inicial. El proceso de formación de impresiones ocurre más a menudo cuando los individuos actúan de cierta manera (que, en muchos casos, no es su punto de vista). Tales acciones están destinadas a comunicar ciertas personalidades o comportamientos para que puedan inducir una percepción agradable de sí mismos a otras personas.

Un buen ejemplo es durante una entrevista. Un entrevistado se vestiría y comportaría para mostrar modestia, todo para ganarse el favor de los entrevistadores. Las personas juzgarán y evaluarán a los demás en función de los detalles presentados en el extremo receptor. La formación de impresiones puede dar lugar a una opinión sesgada, pero no siempre es errónea, dado que normalmente se sabe menos de una persona durante el encuentro inicial.

Teoría de la formación de impresiones

La teoría de la formación de impresiones establece que el proceso de percepción es el medio a través del cual se recibe la información ambiental. La teoría sugiere además que el comportamiento se basa principalmente en dicho entorno. Tal impresión influye en las decisiones y puntos de vista de las personas sobre su tema. La teoría de la formación de impresiones asume que los individuos no sopesan todos los rasgos por igual cuando conocen gente nueva. Algunos rasgos se considerarán más pesados ​​(también conocidos como rasgos centrales), lo que influirá en otros rasgos posteriores observados durante interacciones posteriores. Mientras que otros rasgos se toman a la ligera (los rasgos periféricos), lo que hace que dichas características sean menos influyentes.

Un ejemplo es cuando las personas conocen a alguien que perciben como desconfiado, otros rasgos observados o identificados se basarán en el escepticismo. Otra suposición es que es más probable que las personas observen los rasgos que tienen en otras personas. Por ejemplo, los introvertidos identificarán fácilmente las cualidades atribuidas a la introversión al interactuar con los demás. Los tres factores principales explican aún más la teoría de la formación de impresiones: acentuación perceptual, primacía-reciente y consistencia.

Acentuación perceptiva

De acuerdo con la acentuación perceptiva, la formación de impresiones ocurre cuando las personas sobrestiman los aspectos de su entorno en función de sus creencias o sentimientos actuales. En otras palabras, si un perceptor siente o piensa de cierta manera, todos los rasgos que lo rodean se magnifican para alinearse con ese sentimiento innato. La acentuación perceptiva es creada por el sesgo cognitivo, que influye en cómo un individuo percibe el entorno y cómo reacciona su entorno para retener tales sesgos. Un buen ejemplo es si alguien está tenso por ser juzgado: lo más probable es que identifique signos de ser juzgado por la audiencia. La persona notará fácilmente una mueca en los rostros de la audiencia para confirmar su anticipación.

Otra explicación de la acentuación de la percepción se puede ver entre las personas con depresión crónica. Cada vez que están al borde de los episodios de depresión, estas personas comienzan a percibir todo en su entorno de una manera que se atribuye a la depresión. Tales individuos en su mayoría exagerarán el sentimiento de ser inútiles o sin esperanza. Dichos sesgos cognitivos pueden ser engañosos, a pesar de que resaltan los rasgos que pueden satisfacer las necesidades y los deseos de un individuo.

Primacía-Recencia

La primacía-recencia se basa en dos atributos psicológicos. En primer lugar, es más probable que se retenga la información recibida durante la etapa de interacción inicial (primacía) que la recibida más tarde. El efecto de primacía es la base de la primera impresión. Desde un punto de vista lógico, es más probable que los humanos memoricen la información en la parte superior de la lista que las que la preceden. El segundo atributo es la última información recibida (actualidad), que es más probable que se conserve. Cuando se le pide a alguien que recite la información que vio en la lista, el efecto de actualidad sugiere que es más probable que memorice la última información que leyó.

El efecto de actualidad no es tan fuerte como el efecto de primacía. La primacía y la actualidad influyen conjuntamente en la formación de impresiones en función de los rasgos observados durante el primer encuentro y los recientes, donde es más probable que se recuerden estos rasgos. Otro aspecto a considerar sobre el efecto de primacía-reciente es que durante las interacciones, las personas juzgan a los demás en función de la impresión inicial y los últimos rasgos que recuerdan. Estos aspectos pueden estar sesgados si la primera impresión es incorrecta y se pasan por alto los rasgos intermedios, que podrían ser más precisos. En otras palabras, la gente juzgará el libro por su portada incluso después de leerlo.

Consistencia

La consistencia en la formación de impresiones establece la idea de que las personas siempre desarrollarán una impresión de una persona en base a lo que ya saben. Si una persona tiene rasgos negativos, otras impresiones de ellos se percibirían negativamente, y lo mismo se aplica cuando los rasgos conocidos son positivos. De manera más realista, las personas hermosas se consideran buenas, de buen comportamiento, moralmente rectas y tienen otros rasgos favorables. La consistencia plantea que los buenos rasgos siguen a aquellos que han mostrado rasgos positivos, mientras que los rasgos negativos dan lugar a malas impresiones.

La teoría de la consistencia influye en la formación de impresiones al suponer que se mantienen los rasgos vistos durante experiencias pasadas. Un buen ejemplo es si un nuevo empleado se presentó a trabajar el primer día luciendo mal vestido, desgreñado y descuidado. El resto de los empleados los percibirá como malos o con algún rasgo negativo estrechamente relacionado con su perspectiva en su primer día de trabajo. En la mayoría de los casos, estas personas no son tan malas como se las percibe, pero la percepción pública sigue siendo negativa.

Ejemplos de formación de impresiones

Un ejemplo de formación de impresiones es si el profesor entra descuidado el primer día de clase, parece desorganizado y ocasionalmente tropieza con sus declaraciones. Los estudiantes crearán automáticamente la impresión de que dicho profesor está desorganizado y no es lo suficientemente competente para dar una conferencia. Es posible que el profesor haya tenido un mal día antes de la primera clase y, por lo general, están bien organizados. Sin embargo, será difícil que el estudiante desarrolle una impresión positiva de ese profesor.

Otro caso se puede ver en la escuela. Los maestros generalmente asocian a los estudiantes físicamente atractivos con ser inteligentes y es menos probable que les den castigos severos cuando hacen algo mal. El estudiante puede estar reprobando las pruebas, haciendo una broma o no llevándose bien con otros compañeros de clase, pero los maestros pasarían por alto esos atributos negativos.

Resumen de la lección

Una impresión es un proceso subconsciente de formación de opiniones sobre nuevas personas o el medio ambiente. Tales opiniones se basan en hechos poco conocidos sobre el objeto, aunque establecen cómo las personas interactuarán con ellos. El proceso de formación de impresiones se refiere a cómo alguien desarrolla una percepción de los demás basándose en las características presentadas durante el primer encuentro. De acuerdo con el factor de acentuación perceptiva de la formación de impresiones, los individuos sobrestiman los rasgos de su entorno en función de sus creencias o sentimientos. Un ejemplo de acentuación perceptiva es cuando una persona tiene miedo de ser juzgada y buscará rasgos, como una mueca o una mueca en el rostro de la audiencia, para confirmar sus sospechas.

El factor de primacía-reciente influye en la formación de impresiones, donde las personas solo recuerdan los detalles que obtuvieron durante el primer encuentro y los recientes. El efecto de primacía es la base de la primera impresión, ya que argumenta que es más probable que se retenga la información vista durante el primer encuentro que la observada más tarde. Bajo la teoría de la consistencia, la formación de impresiones ocurre mediante la cual los rasgos encontrados durante el primer encuentro influyen en cómo se crean las impresiones posteriores. Por ejemplo, las personas asumirán que una persona atractiva tiene buenos rasgos mientras ignoran sus rasgos negativos a lo largo de su encuentro.

Articulos relacionados