foto perfil

Un árbol crece en Brooklyn por Betty Smith: resumen y análisis

Publicado el 4 enero, 2024

Sinopsis

La protagonista, o personaje principal, de la novela es Mary Francis ‘Francie’ Nolan. Ella y su familia viven en el barrio Williamsburg de Brooklyn, Nueva York, a principios del siglo XX. La historia comienza cuando ella tiene 11 años y termina cuando tiene casi 17, abarcando la mayoría de sus años de formación.

Al comienzo del primer libro, Francie tiene 11 años y vive con su madre, Katie, su padre, Johnny y su hermano menor, Neeley. La familia de su padre es de Irlanda y la de su madre es de Austria. La familia vive en viviendas de vecindad, apartamentos pequeños y económicos que muchas familias inmigrantes ocuparon en Nueva York después de emigrar a través de Ellis Island en el siglo XIX y principios del XX.

Los padres de Francie son personajes importantes de la novela. En el Libro Dos, hay un flashback de cuando Johnny y Katie se conocieron y se enamoraron. Johnny está temeroso y abrumado cuando Katie queda embarazada a una edad temprana, sentando las bases para su personaje más adelante. Katie es mucho más decidida y práctica. La familia se muda a varios apartamentos antes de instalarse en el que viven cuando comienza el libro.

De adulta, Katie limpia los apartamentos de otras familias. Está decidida a darles a sus hijos una vida mejor y sabe que la educación marca la diferencia. Todas las noches les lee la Biblia y Shakespeare, incluso cuando son niños muy pequeños. Ella tiene un banco de latas donde pone el cambio de repuesto, enseñando a los niños la importancia de ahorrar y planificar con anticipación.

Johnny, por otro lado, es un alcohólico incurable y no puede mantener ningún trabajo por mucho tiempo. Trabaja de manera intermitente como camarero cantante y conserje escolar a lo largo de la novela, pero lo despiden regularmente por embriaguez o por no presentarse a trabajar. Es cariñoso, conmovedor, musical y mucho más infantil y emocional que Katie. A pesar de sus muchos defectos, Francie siente una conexión más profunda con su padre que con su madre, quien favorece a Neeley.

Francie es una estudiante curiosa a la que le encanta leer; planea leer todos los libros de la biblioteca. Muchos eventos de la novela se centran en la vida escolar de Francie, su naturaleza competitiva y su determinación de sobresalir por encima de su entorno y sus compañeros para convertirse en una gran escritora. Las hermanas de Katie le dieron a Francie más ejemplos de mujeres trabajadoras, inteligentes y animosas.

Cuando Francie es una adolescente, Katie queda embarazada de su tercer hijo y Johnny cae en una depresión debido a su incapacidad para mantener a la familia. Eventualmente muere de neumonía inducida por el alcohol el día de Navidad. Sin dinero, los trabajos extraescolares de Francie y Neeley mantienen a la familia. Katie llama a la bebé Annie Laurie, en honor a una de las canciones favoritas de Johnny.

Después de que Francie completa la escuela primaria, su madre no puede permitirse el lujo de enviarla a la escuela secundaria, por lo que ingresa a la fuerza laboral. Francie trabaja en un fabricante de flores artificiales, luego en una oficina de recortes de prensa y finalmente como operadora de teletipo.

Francie más tarde conoce a un joven académico llamado Ben Blake que asiste a la escuela secundaria. Con el apoyo de él, decide saltarse la escuela secundaria por completo y pasar el verano preparándose para tomar el examen de ingreso a la universidad. Se da a entender que los dos continuarán su relación ya que ella planea ingresar a la Universidad de Michigan al final de la novela.

Mientras tanto, su madre se vuelve a casar con un rico ex policía, y su hermano Neeley se convierte en un pianista de ragtime, canalizando el espíritu de su padre, dejándonos con la sensación de que la familia finalmente ha encontrado consuelo.

Análisis

La novela retrata el barrio Williamsburg de Brooklyn como un lugar de asentamiento para los inmigrantes que llegan a Ellis Island. Hace referencia a las comunidades irlandesa, italiana y judía y describe las duras condiciones de vida de las viviendas de vecindad. Dentro de este contexto, la novela aborda la idea del ‘sueño americano’ que a menudo se promovía entre los inmigrantes: la idea de que las personas pueden lograr lo que quieran en Estados Unidos si trabajan lo suficiente. La novela cuestiona la verdad de este sueño mientras explora las muchas formas en que los inmigrantes empobrecidos son reprimidos y excluidos continua y sistemáticamente.

Francie y Neeley obtienen más educación, estatura social y estilos de vida cómodos a medida que entran en la edad adulta, tal como Katie deseaba para ellos y como promete el sueño americano. Sin embargo, muchas circunstancias en la novela resaltan la dificultad de ascender en la escala social y económica, lo que implica que si el sueño americano es una posibilidad, se necesitan generaciones para realizarse.

El árbol del título de la novela funciona como un símbolo importante en la historia. Francie puede ver el árbol desde su ventana; el libro comienza con una descripción antes incluso de presentar a muchos de los personajes, enfatizando su conexión con los temas y su significado como símbolo:

‘No importa dónde cayó su semilla, hizo un árbol que luchó por alcanzar el cielo. Crecía en lotes tapiados y en montones de basura abandonados y era el único árbol que crecía en cemento. Crecía exuberante, pero sólo en los barrios de vecinos.

El árbol es una metáfora de personajes como Katie y Francie que luchan por una vida mejor, si no para ellos mismos, para sus hijos y las generaciones futuras. Al requerir poco, prospera en condiciones difíciles. Algunos pueden verlo como una mala hierba omnipresente, pero es resistente y decidido.

Resumen de la lección

La novela clásica de Betty Smith de 1943 Un árbol crece en Brooklyn es una historia que se centra en el crecimiento de Francie Nolan desde la infancia hasta la adultez temprana. También gira en torno a sus padres y su hermano mientras luchan por sobrevivir en las viviendas de Brooklyn a principios del siglo XX. Vivir en la pobreza, navegar por las reglas de la sociedad en las escuelas públicas y entornos laborales, y aceptar la muerte de su padre por alcoholismo son importantes experiencias formativas que dan forma a Francie y la preparan para la vida adulta.

Los temas principales de la novela incluyen la capacidad de superar el entorno propio con la idea del ‘sueño americano’, la importancia de la educación y el espíritu resistente que puede cultivarse en entornos hostiles. Este último tema está simbolizado por el árbol que crece cerca de la casa de Francie, creciendo desde el concreto y prosperando en medio de la pobreza mientras alcanza el cielo.

Articulos relacionados