Violencia en los medios: Descripción general y efectos en las personas

Publicado el 1 febrero, 2023 por Rodrigo Ricardo

Violencia en los medios: una visión general

¿Qué es la violencia mediática? Los medios a menudo retratan comportamientos violentos, desde videojuegos hasta programas de televisión y películas, y las representaciones gráficas de la violencia en los medios son cada vez más comunes. Se han desarrollado una variedad de teorías sobre el impacto de la violencia de los medios en las personas, incluidos los argumentos de que la violencia en los medios inspira la imitación de la violencia, la violencia en los medios hace que las personas sospechen más unas de otras y la violencia en los medios reduce la simpatía por los objetivos de la violencia.

Investigadores de todo el mundo han estudiado el impacto de la violencia mediática en niños y adultos durante décadas; muchos estudios informan una conexión entre la violencia en los medios y el aumento de los niveles de agresión en los espectadores, aunque los investigadores no están de acuerdo sobre si el aumento de la agresión se debe a la causalidad o la correlación. En otras palabras, mientras que la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el aumento de la violencia en los medios está asociado con aumentos en el comportamiento agresivo, los investigadores aún no están seguros de si la violencia en los medios causa directamente aumentos en la violencia, o si una mayor agresión tiene una fuente completamente diferente que está causando simultáneamente aumento de la agresión tanto en los medios de comunicación como en el público.

¿Los programas de televisión violentos influyen en el comportamiento?

Muchos padres, tutores y maestros se han preguntado si los programas de televisión violentos influyen en el comportamiento. Muchos investigadores advertirían a los cuidadores que lo que ven los niños sin duda influirá tanto en su comportamiento consciente como involuntario.

El efecto de visualización de la violencia

Los estudios realizados en las décadas de 1960, 1970 y 1980 concluyeron que ver violencia tenía un efecto significativo en los espectadores, tanto adultos como niños. El Instituto Nacional de Salud Mental resumió una variedad de estudios en 1982; su resumen indicó que los jóvenes que miraban medios violentos tenían más probabilidades de:

  • Expresar menos simpatía por el dolor de los demás.
  • Experimenta un mayor miedo a su entorno.
  • Participar en un comportamiento agresivo

Estos impactos son consistentes ya sea que el medio en sí fuera un programa de televisión o un largometraje.

Efectos de la violencia televisiva en un niño

Dado que los niños tienen menos experiencias de vida, los estudios han demostrado que se adaptan más rápidamente a la nueva información; en otras palabras, sus esquemas (o puntos de vista de temas específicos) no están completamente formados, lo que da como resultado un pensamiento altamente adaptativo. Eso significa que si bien es posible que los niños no muestren un aumento inmediato en el comportamiento violento como los adultos después de ver violencia, es más probable que se vuelvan más violentos a medida que envejecen. Un estudio de 2010 concluyó que los aumentos en la agresión, tanto en forma de sentimientos como de comportamiento, fueron iguales tanto en el laboratorio como en la vida real, lo que respalda la idea de que los niños no pueden notar automáticamente la diferencia entre lo inventado, contextual y realista en los medios.

Un famoso experimento psicológico en la década de 1960 llamado Bobo Doll Experiment hizo que los niños vieran un video de un adulto golpeando una muñeca: pateándola, golpeándola y aplastándola con un mazo. Cuando a los niños se les permitió jugar con la muñeca después de ver el video, imitaron el comportamiento violento y, en algunos casos, incluso escalaron su agresión más allá de lo que el adulto había modelado.

En 1972, los investigadores dividieron un grupo de niños en dos secciones. Uno vio partes de un programa violento de policías y ladrones, y los otros vieron un evento deportivo no violento. Después, a los niños se les permitió jugar juntos. Los investigadores encontraron que los niños que vieron el contenido violento mostraron más agresión que los niños que vieron el evento deportivo.

Experimentos similares se han completado desde entonces con uno que muestra a los niños clips de violencia armada (a otros niños se les mostraron clips de televisión sin violencia armada) antes de llevarlos a una habitación con una variedad de juguetes y un arma falsa. Los niños que vieron el programa relacionado con la violencia con armas de fuego optaron por jugar con el arma inhabilitada con mucha más frecuencia y de formas mucho más agresivas: apuntando el arma directamente a los demás y apretando el gatillo. La psicóloga Vanessa LoBue de la Universidad de Rutgers-Newark escribe que los niños “pueden tener dificultades para entender la diferencia entre las armas reales y las de juguete” y la violencia.

Correlación Vs Efectos Causales

Al discutir el impacto de los medios violentos en los niños, es importante recordar la diferencia entre correlación y causalidad. La correlación implica que dos eventos similares se pueden conectar sin causarse directamente el uno al otro; en cambio, dos eventos correlacionados podrían provenir de una causa completamente diferente. La causalidad implica que un evento actúa definitivamente como la fuente de otro evento. Como mínimo, los medios violentos se correlacionan con el comportamiento violento.

Por ejemplo, si el impacto de los medios violentos en los niños es una relación correlativa, entonces los niños que están expuestos a la violencia en la vida real buscan medios violentos y actúan violentamente contra otros; sus elecciones de medios y comportamiento están correlacionados (provienen de la misma fuente) pero no son causales. En este escenario, la verdadera causa sería la violencia en el hogar.

Sin embargo, si el impacto de los medios violentos en los niños es una relación causal, entonces la violencia en los medios sería uno de varios factores que fomentan directamente la agresión.

Películas con violencia

Las películas modernas a menudo incluyen violencia. La serie de películas Saw es un ejemplo de películas con violencia excesiva. Los personajes se enfrentan a muertes sangrientas y se ven obligados a actuar con violencia sobre sí mismos y entre ellos. Es posible que los niños que ven estas películas no puedan distinguir la diferencia entre lo que es real y lo que es falso; también podrían ser más propensos a participar en juegos violentos.

Resumen de la lección

La violencia en los medios afecta a los espectadores, tanto adultos como niños. La violencia en los medios está correlacionada con la violencia que ocurre en la vida real. La violencia en los medios afecta a los espectadores de tres maneras principales: la violencia en los medios inspira la imitación de la violencia, reduce la simpatía por los objetivos de la violencia y hace que las personas sospechen de las intenciones de los demás. Los niños que ven contenido violento cuando son jóvenes tienen más probabilidades de actuar de forma agresiva en todos los entornos a medida que crecen. En un estudio de la década de 1970, los investigadores dividieron un grupo de niños en dos secciones; una sección vio clips de un programa violento de policías y ladrones, y la otra vio un evento deportivo no violento. Cuando a los niños se les permitió jugar juntos después, los niños que vieron el programa violento mostraron más agresión que los niños que vieron el evento deportivo.

Incluso con todos los experimentos que muestran la relación entre la violencia de los medios y las inclinaciones agresivas de los espectadores, es importante recordar la diferencia entre causalidad y correlación. Causalidad significa que un evento actúa definitivamente como la fuente de otro evento; en otras palabras, si la violencia en los medios y el comportamiento agresivo tuvieran una relación causal, la violencia en los medios sería una de las muchas cosas que instigarían directamente patrones violentos tanto en adultos como en niños. Correlación significa que dos cosas tienen una relación pero que una podría no causar la otra; en cambio, ambos pueden compartir una causa separada. En ese escenario, los niños que están expuestos a la violencia en el hogar podrían buscar contenidos de medios más violentos y comportarse de forma más agresiva. Los comportamientos correlativos están conectados pero no tienen una estructura directa de causa y efecto.

Articulos relacionados