foto perfil

Alquimia Árabe: Historia, principios y contribuciones

Publicado el 23 febrero, 2024

¿Qué es la alquimia árabe?

La alquimia, conocida popularmente como el arte de convertir objetos en oro, es un término que hace referencia a las prácticas científicas y filosóficas relacionadas con la transformación de la materia. La alquimia se refiere a formas tempranas de investigaciones de la naturaleza o a una disciplina filosófica y espiritual temprana. De todos modos, estas prácticas combinaron elementos de la química, la metalurgia, la física, la medicina, la semiótica, el misticismo, el espiritismo y el arte. El término alquimia proviene de la palabra árabe al-Kimiya, que significa “el arte de la transformación”. El término kimia proviene de los griegos y significa “fundir o fundir un metal”.

La alquimia árabe, por otra parte, se refiere a los textos alquímicos que se encuentran en árabe. Se dice que la alquimia árabe como disciplina científica surgió en el mundo islámico durante el siglo VII d.C., con la traducción de textos científicos griegos al árabe. El enfoque principal de la alquimia árabe estaba en la transmutación: cambiar formas de metales básicos en metales nobles, como oro o plata. Sin embargo, la alquimia no era sólo una actividad práctica. También tenía una dimensión filosófica y espiritual.

La alquimia árabe tuvo importantes influencias en las ciencias medievales. La alquimia fue rápidamente aceptada en el cristianismo debido a sus vínculos con los griegos y los romanos. El primer verdadero alquimista en Europa fue Roger Bacon, quien abogó por la experimentación sobre la racionalización. Bacon, inspirado en los escritos de los alquimistas árabes, describió un ciclo experimental de observación, hipótesis, experimentación y la necesidad de una verificación independiente.

Historia de la alquimia árabe

Los orígenes de la alquimia en las regiones árabes se remontan al mundo antiguo, con raíces en la filosofía y la ciencia griega y egipcia. Por ejemplo, al filósofo griego Demócrito, que vivió en el siglo V d.C., a menudo se le atribuye el mérito de haber desarrollado la primera teoría atómica, que sostenía que toda la materia está compuesta de partículas diminutas e indivisibles, que más tarde se convirtió en un elemento central del pensamiento alquímico.

Sin embargo, muchos alquimistas a lo largo de los siglos han acreditado a la Tabla Esmeralda o Hermética como la base de todas las prácticas de alquimia que siguieron. La Tabla Esmeralda, atribuida a Hermes Trismegisto, fue escrita probablemente entre los siglos III y IX, con orígenes arameos o griegos. Este libro se atribuye a menudo a la primera mención de la piedra filosofal, piedra que prolongaría la vida indefinidamente, y a la producción artificial de oro, que más tarde se convirtió en fundamental para las prácticas de alquimia.

Si bien la Tabla Esmeralda data de siete siglos antes, se menciona por primera vez en varios textos árabes de alquimia del siglo VIII. Durante esta época, conocida como la Edad de Oro islámica, que se extendió entre los siglos VIII y XIII d.C., los alquimistas árabes hicieron importantes contribuciones al desarrollo de la teoría y la práctica alquímica. Estas contribuciones se realizaron a través de la traducción y expansión de textos y experimentaciones griegas y egipcias.

Principios de la alquimia árabe

Los principios de la alquimia están inspirados en gran medida en los Siete Principios Herméticos, inspirados en las Tablas Esmeralda. Estos principios incluyen:

  • El Principio del Mentalismo: Todo lo que existe, existe en la mente.
  • El Principio de Correspondencia: Todos los planos de existencia, mental, físico y espiritual, se impactan entre sí.
  • El Principio de la Vibración: Todo vibra constantemente.
  • El Principio de Polaridad: Todo tiene polos opuestos.
  • El principio del ritmo: todo sube y baja en un ritmo similar al de un péndulo.
  • El Principio de Causa y Efecto: Toda causa tiene un efecto.
  • El Principio de Género: Todo es género porque todo tiene sus principios masculino y femenino.

Inspirándose en estos principios, la alquimia árabe siguió varios otros principios, entre ellos:

  • El principio de transmutación: El principio de transmutación sostenía que los metales podían transformarse en otros metales o incluso en la piedra filosofal, una sustancia que se creía que tenía propiedades curativas y transformadoras. Los alquimistas pensaban que este proceso requería el uso de conocimientos y técnicas especializados, incluido el uso de diversos agentes químicos y la aplicación de calor y presión.
  • Principio de experimentación: los alquimistas árabes pusieron un fuerte énfasis en la observación y experimentación empírica. Este principio enfatizaba ir de lo conocido a lo desconocido, tener en cuenta con precisión los fenómenos y no aceptar como verdadero nada que no haya sido confirmado por la experiencia o establecido por el experimento. Desarrollaron nuevas técnicas de análisis y síntesis química, como la destilación, la sublimación y la cristalización.
  • El principio del secreto: los alquimistas árabes a menudo trabajaban en secreto, creyendo que su conocimiento era demasiado poderoso para compartirlo con los no iniciados. Desarrollaron un complejo sistema de símbolos y códigos para comunicar sus ideas, y muchos de sus textos fueron escritos en un estilo deliberadamente oscuro y críptico.

Aportaciones de los alquimistas árabes

Numerosos alquimistas árabes contribuyeron al campo de la alquimia y, más significativamente, a la química moderna. No se puede enfatizar lo suficiente estas contribuciones, ya que siguen siendo esenciales para los académicos de todo el mundo en la actualidad.

Jabir Ibn Hayyan

Jabir Ibn Hayyan, también conocido como Gerber, fue un alquimista musulmán al que a menudo se hace referencia como el padre de la química. A Gerber se le atribuye un importante corpus de trabajo. Este trabajo contribuyó significativamente a la comprensión de los productos químicos y la química. Sus contribuciones directas a la alquimia y la química incluyen la experimentación sistémica, la invención de muchos tipos de equipos de laboratorio químico ahora básicos (como el alambique, que hizo que la destilación fuera fácil, segura y eficiente) y el descubrimiento y descripción de los ácidos clorhídrico y nítrico., destilación y cristalización. Además, Jabir Ibn descubrió el ácido cítrico, el ácido acético y el ácido tartárico.

Abu Bakr Al-Razi

Abu Bakr Al-Razi, también conocido como Rhazes, fue un alquimista persa que contribuyó significativamente al campo y a la química en su conjunto. Por ejemplo, a Al-Razi a menudo se le atribuye el descubrimiento de técnicas de destilación y el descubrimiento del ácido sulfúrico y el etanol.

Ibn Umayl

Ibn Umayl, también conocido como Senior Zadith, fue un alquimista musulmán del siglo X. Ibn Umayl contribuyó enormemente a la comprensión de las propiedades religiosas y místicas de la alquimia y de los símbolos utilizados. Entre sus obras destacan Explicación de los Símbolos y La Carta del Sol a la Luna Creciente.

Procesos de la Alquimia Árabe

Como otros alquimistas, la alquimia árabe utilizó varios procesos químicos para realizar experimentos. Sin embargo, los alquimistas árabes participaron en una amplia gama de procesos y equipos químicos, muchos de los cuales fueron desarrollados o refinados por alquimistas árabes. Dos aspectos importantes de la alquimia árabe incluían procesos y equipos químicos.

Procesos químicos

Los procesos químicos son métodos o medios para cambiar una o más sustancias químicas o compuestos químicos en otras formas o tipos de sustancias químicas. Muchos de los procesos químicos desarrollados durante la Edad de Oro islámica pueden atribuirse a varios alquimistas árabes. Esto se debe a que muchos alquimistas utilizarían, adaptarían o mejorarían los procesos que otros estaban usando. Un alquimista del que se dice que inventó muchos procesos químicos es Jabir Ibn Hayyan. Los procesos químicos de Jabir Ibn incluyen:

  • Cristalización: Proceso para purificar sólidos disolviéndolos en un solvente y luego permitiendo que el solvente se evapore. Los alquimistas árabes utilizaban la cristalización para purificar sales y otras sustancias.
  • Calcinación: Proceso para calentar una sustancia a una temperatura alta para eliminar los componentes volátiles y transformarla en polvo o ceniza. El alquimista Jabir utilizó la calcinación para preparar diversas sustancias minerales, como el plomo y el cobre.
  • Sublimación: Proceso para separar sustancias que pueden vaporizarse sin fundirse. Los alquimistas árabes utilizaban la sublimación para aislar sustancias volátiles, como el cloruro de amonio, de materiales sólidos.
  • Destilación: Proceso para separar dos o más sustancias en función de sus puntos de ebullición. Los alquimistas árabes utilizaban la destilación para separar líquidos, como el alcohol y el agua, y para aislar aceites esenciales del material vegetal.

Equipo de alquimista

Los alquimistas árabes utilizaron varios tipos diferentes de equipos. Un alquimista que describió dichos equipos con inmenso detalle, lo que condujo a la comprensión moderna de la alquimia y los laboratorios árabes, fue Abu Bakr Al-Razi. Además del equipamiento, Al-Razi menciona numerosos procesos químicos, incluido el tratamiento de cadáveres, la descomposición, la producción de amalgamas; la fusión de metales, y la destilación y filtración.

El equipo detallado por Al-Razi incluye:

  • Equipos para fundir metal: horno, fuelle, crisol, crisol doble, cuchara, pinzas, tijeras, martillo y lima.
  • Equipos para la preparación de sustancias: cucurbitáceas, alambique con tubo de evacuación, colchoneta receptora, alambique ciego, recipiente para líquidos, caldero y horno, vasijas de distintos tipos, embudos, tamices, filtros, etc.

Resumen de la lección

La alquimia se refiere a prácticas filosóficas y científicas relacionadas con la transformación de la materia que contiene elementos de química, física y misticismo. La alquimia árabe es una rama de la alquimia que se refiere a una amplia gama de textos de alquimia escritos en árabe. La alquimia árabe contribuyó significativamente al arte de la alquimia y a las prácticas científicas occidentales en la Edad Media. Por ejemplo, la alquimia árabe influyó en los procesos de experimentación europeos. Otras contribuciones de la alquimia árabe al campo incluyen el equipo de química de laboratorio estándar de Jabir Ibn Hayyan, el alcohol de Abu Bakr Al-Razi y la filosofía científica y religiosa de Mohammed Ibn Umayl.

La mayoría de los alquimistas a lo largo de los siglos atribuyen su campo a las Tablas de Esmeralda, textos que mencionaban a los filósofos y la transmutación de los objetos en oro. Estos textos fueron mencionados por primera vez por alquimistas árabes durante la Edad de Oro islámica, que se extendió entre los siglos VIII y XIII d.C., pero probablemente fueron escritos setecientos años antes. La alquimia árabe, inspirada en los Siete Principios Herméticos, creía en el principio de transmutación, el principio de experimentación y el principio de secreto. Los procesos químicos desarrollados o mencionados por los alquimistas árabes incluyen cristalización, calcinación, sublimación y destilación. El equipo utilizado por los alquimistas árabes incluía hornos, fuelles, crisoles, calderos, hornos y vasijas.

Articulos relacionados