foto perfil

Clonación de animales: definición, ejemplos y animales extintos

Publicado el 16 septiembre, 2020

¿Qué es la clonación?

Probablemente sepa que las bacterias están en todas partes, incluso en sus manos. Probablemente también sepa que estos millones de bacterias provienen de bacterias preexistentes que crearon réplicas idénticas de sí mismas. Sin embargo, ¿se dio cuenta de que se trataba de una forma de clonación?

La clonación es cuando se producen copias genéticamente idénticas de organismos vivos. ¿Nunca pensó en las bacterias como clones? Está bien, la mayoría de la gente no lo ha hecho. Ahora, ampliemos su conocimiento investigando cómo se hacen los clones.

Son posibles dos tipos básicos de clonación. El primero es la clonación natural y el segundo es la clonación artificial. Para los propósitos de esta lección, abordaremos cada uno por separado.

Clonación natural

La clonación natural se observa en organismos como las bacterias mencionadas anteriormente. Sin embargo, este es solo un ejemplo. Las bacterias son parte de un grupo más grande de organismos que se reproducen asexualmente. La reproducción asexual es cuando los organismos se reproducen sin pareja.

Las bacterias se reproducen asexualmente simplemente replicando su material genético y luego dividiéndose por la mitad. Cada célula bacteriana recién formada es una réplica genética, o clon, del original. Otros organismos unicelulares, como levaduras y mohos, e incluso organismos multicelulares, como estrellas de mar o plantas de fresa, se reproducen asexualmente. Estos organismos son clones naturales.

Incluso los gemelos idénticos son en realidad clones entre sí. Estos gemelos se producen cuando un óvulo fertilizado se divide, creando así dos embriones separados que se desarrollan independientemente el uno del otro. Cada embrión es una réplica genética del otro, lo que los convierte en clones naturales.

Clonación artificial

La clonación artificial es cuando los científicos crean réplicas genéticas de organismos de formas que no ocurrirían en la naturaleza. Esto es cosa de ciencia ficción, pero también de hechos científicos. Un ejemplo clásico de este proceso es cuando la oveja Dolly fue clonada en 1996. Dolly fue creada usando una célula somática de su madre. Una célula somática es una célula corporal madura, como la piel, el cabello o, en este caso, la ubre. Estos son los aspectos más destacados de cómo funcionó:

  • Para clonar a Dolly, los científicos primero extrajeron el núcleo de una célula somática de una oveja donante. El núcleo eliminado contenía el código genético exacto de esa oveja.
  • Luego, los científicos extrajeron el núcleo del óvulo de otra oveja e insertaron el primer núcleo en él.
  • Este óvulo se desarrolló dentro de un tubo de ensayo hasta que se implantó en el útero de la oveja madre sustituta.
  • Una vez implantado, continuó desarrollándose hasta convertirse en una réplica genética exacta de la oveja donante, también conocida como clon. Este clon fue Dolly.

Dolly no es el único clon animal que existe. Además de ella, se han clonado bacterias, moho, hongos, ratones, vacas, gallinas, perros y gatos, ciervos, caballos, mulas, bueyes, conejos y monos.

Animales extintos

En el caso de los animales extintos, la clonación tiene un potencial limitado. Los animales como los mamuts nos han proporcionado ADN. Sin embargo, ese ADN no es lo suficientemente completo como para producir un clon. A pesar de la imaginación popular, el ADN simplemente no permanece intacto durante miles de años. Se degrada y se rompe en pedazos. Entonces, si bien los científicos pueden reconstruir el código genético en papel, no tienen suficientes células viables con ADN para clonar un animal real.

Esta historia es cierta para la mayoría de los animales extintos. Lamentablemente, es poco probable que los científicos resuciten animales auténticos a partir de fragmentos de ADN recuperado. Sin embargo, se han hecho intentos para clonar animales recientemente extintos. Un ejemplo es el íbice pirenaico.

La cabra montés de los Pirineos se extinguió en el año 2000, pero las células del último individuo vivo se recolectaron antes de la muerte del animal. Estas células se utilizaron más tarde en un intento de clonación. Utilizando núcleos de células de cabra montés y óvulos de un animal vivo estrechamente relacionado, se creó y nació un ternero clonado durante 2003. Sin embargo, lamentablemente, debido a un defecto pulmonar, el ternero murió poco después del nacimiento. Los esfuerzos posteriores no tuvieron éxito.

Hoy, los científicos están evaluando la viabilidad de las células restantes de la cabra montés. Estas células han estado congeladas durante más de una década y existen algunas dudas sobre su usabilidad para fines de clonación. La conclusión es que, si bien existe la idea de crear clones a partir de células de animales recientemente extintos, la capacidad científica para poner en práctica tales ideas aún se está desarrollando. En este punto, la clonación de animales extintos sigue siendo poco probable.

Resumen de la lección

Los clones son organismos con la misma estructura genética exacta que sus padres. Los organismos como las bacterias, el moho, los hongos, las estrellas de mar y algunas plantas que no florecen pueden clonarse naturalmente mediante la reproducción asexual ; es decir, sin pareja ni recombinación genética.

Los clones artificiales , como la oveja Dolly, se crean utilizando células somáticas de un animal donante. Las células somáticas son células del cuerpo que contienen la composición genética completa del animal. El núcleo, que contiene el ADN, de estas células se extrae y luego se inyecta en el óvulo de una madre sustituta. La gente ha planteado la hipótesis de que la clonación podría usarse para resucitar animales extintos. Sin embargo, los intentos de crear clones auténticos a partir de animales extintos no han tenido éxito debido a la rotura del ADN a lo largo del tiempo.

Articulos relacionados