Cómo proteger una red inalámbrica: mejores prácticas y medidas

Publicado el 10 diciembre, 2020

¿Por qué proteger una red inalámbrica?

Hoy temprano, Sarah estaba realizando operaciones bancarias en línea junto a su jardín, mirando algunas cuentas a más de diez metros del punto de Internet por cable más cercano. ¿Porque es esto importante? Sencillo: si Sarah no tiene una red inalámbrica segura, alguien que esté fisgoneando en su red podría obtener todo tipo de información sobre Sarah o sus finanzas. Las redes inalámbricas seguras son una parte esencial de cómo prevenir violaciones de datos y mantener segura su información. Desde la información de su propia cuenta bancaria personal hasta la mezcla secreta de fertilizantes de su abuelo, hay muchas formas en que las personas usan una conexión inalámbrica. En esta lección, veremos algunos pasos críticos para proteger una red, así como algunos pasos más avanzados para considerar mantener su red más segura.

Cifrado

Hay algunos pasos básicos que todos deberían seguir para ayudar a mantener segura una red. Primero, asegúrese de que su red inalámbrica esté encriptada . Piense en el cifrado como enviar toda su información en código. Tiene varias opciones de cifrado, pero a menudo escuchará varios acrónimos. WEP, o Wired Equivalent Privacy, es el más antiguo todavía en uso, pero también es débil. A menos que solo esté utilizando dispositivos más antiguos, es mejor probar algo más nuevo, como WPA2 (Wireless Protected Access Version 2). La capacidad de cambiar los estándares de cifrado se puede encontrar en la página de configuración del enrutador. Consulte la documentación adjunta para obtener más instrucciones.

Nombres de red y contraseñas

El hecho de que su información esté ahora cifrada no la hace segura. También querrá evitar que las personas accedan a la red directamente. Para hacer esto, eche un vistazo a los nombres y contraseñas de su red. ¿El nombre de su red inalámbrica tiene la marca del enrutador? Si es así, es posible que desee cambiarlo. La razón es simple: las personas pueden buscar el nombre del enrutador y encontrar suficiente información para lanzar un ataque de fuerza bruta utilizando contraseñas predeterminadas para ese navegador. Al cambiar el nombre de su red, puede reducir esa amenaza.

Además, no hace falta decirlo en este punto, pero cambie sus contraseñas de las predeterminadas. Cuanto más largo, mejor, con muchas letras, números, casos mixtos y caracteres especiales.

Pasos avanzados

Finalmente, hay algunos pasos avanzados para mantener su información aún más segura. Para empezar, considere limitar las cuentas de invitados. Una cuenta de invitado es cuando alguien puede obtener acceso sin credenciales; darle a su amigo su contraseña de Wi-Fi no es crear una cuenta de invitado, pero sí la capacidad de que alguien se siente frente a su casa e inicie sesión con una identificación de ‘invitado’.

Si desea tener la última palabra absoluta sobre quién puede ingresar a su red, considere restringir el acceso solo a dispositivos específicos utilizando la dirección MAC. Una dirección MAC, o Dirección de control de acceso a medios, es un número de serie para una antena Wi-Fi en particular. Solo un dispositivo con una dirección MAC particular puede acceder a la red. A continuación, puede registrar direcciones MAC para proteger aún más la red y sus dispositivos. Sería una molestia si tiene personas visitando o un montón de dispositivos, pero si dirige una empresa en la que solo desea dispositivos oficiales de la empresa en línea, esta sería una apuesta mucho más segura.

Resumen de la lección

En esta lección, analizamos cómo proteger mejor una red inalámbrica . Analizamos la importancia del cifrado , especialmente los estándares WEP y WPA2. También vimos por qué los administradores deberían cambiar sus nombres y contraseñas de red. Finalmente, vimos cómo bloquear cuentas de invitados y permitir solo dispositivos con direcciones MAC aprobadas podría mantener las redes aún más seguras.

¡Puntúa este artículo!