Rodrigo Ricardo

Consumo y elección intertemporal: definición y análisis

Publicado el 11 noviembre, 2020

Elección y consumo intertemporal

Charlie es un recién graduado universitario que enfrenta una decisión difícil. Mientras contempla dónde trabajar, vivir y crecer como adulto joven, un amigo le presenta una oportunidad interesante. El amigo invita a Charlie a viajar por el mundo durante un año. Esto suena genial, pero Charlie duda, ya que había planeado ahorrar dinero para mudarse a la ciudad y comenzar su carrera.

Esta situación nos lleva al tema del consumo y elección intertemporal , o las decisiones de gasto y ahorro que toman las personas que afectan su futuro. En última instancia, puede reducir el término al análisis de cómo elegimos cuándo consumir. En nuestro escenario, Charlie tiene suficiente dinero para mudarse a la ciudad o ir de viaje con su amigo.

Si Charlie gasta ahora, puede pasar un tiempo antes de que pueda empezar a ahorrar de nuevo. Si ahorra ahora, podrá gastar más tarde. Charlie debería considerar cuidadosamente la oferta de su amigo, ya que probablemente afectará su futura carrera y situación financiera.

Factores financieros

Al enfrentarse a una decisión, una persona tiene que elegir entre dos o más opciones en competencia. Sin embargo, este no es el único factor en la ecuación. Otros factores pueden incluir los ingresos, el precio de los productos y servicios o incluso factores socioeconómicos como la educación o la situación familiar. Además, la actitud de alguien sobre una decisión financiera puede cambiar con el tiempo. Lo que valoras cuando tienes 20 años puede cambiar cuando cumples 40 o 60. A veces tomamos decisiones que no tienen sentido para los modelos o fórmulas racionales.

Ejemplo

Veamos un ejemplo. Rachel también es una recién graduada de la universidad que está considerando si regresar a casa con sus padres o emprender su vida por su cuenta.

La decisión más económica sería que Rachel se mudara con sus padres, lo que le permitiría ahorrar dinero para alquilar un apartamento o una casa propia. Sin embargo, Rachel puede ver que vivir en casa con sus padres es un detrimento de su estatus social. O tal vez no tenga la experiencia y el conocimiento que puedan ayudarla a comprender exactamente cuánto le costará vivir por su cuenta.

El consumo y la elección intertemporales pueden verse afectados por nuestra capacidad para comprender y pensar en situaciones futuras. A menudo, la probabilidad de que una persona tome una decisión más racional mejora a medida que se vuelve más consciente de cómo una decisión monetaria tomada ahora puede afectarla en el futuro.

Si Rachel gasta dinero para vivir sola ahora, es poco probable que tenga mucho dinero más adelante, lo que reducirá sus gastos futuros. Si ahorra dinero ahora, sucederá lo contrario. Lo más probable es que tenga más dinero para gastar en el futuro.

Decisiones a largo plazo

Los estudiosos han señalado que los humanos no abordan las situaciones de manera sistemática, lo que a menudo los lleva a desviarse de las decisiones óptimas. Específicamente, los estudios han demostrado que las personas tienden a consumir en exceso demasiado pronto y juzgan mal sus ahorros cuando se toman decisiones a largo plazo.

Por ejemplo, Jimmy sabe que ahorrar para la jubilación puede ayudarlo a tener suficiente dinero para vivir cómodamente las últimas etapas de su vida. Sin embargo, como solo tiene 32 años, está lejos de la edad de jubilación y quiere tomarse unas vacaciones, retira dinero de su fondo de jubilación. Sin embargo, Jimmy realmente no ha pensado en el efecto que tendrá la abstinencia en él cuando tenga más de 60 años.

Los estudios han demostrado que si las personas tienen experiencias de aprendizaje adecuadas con respecto a sus elecciones, la toma de decisiones se vuelve más racional. Por ejemplo, si Jimmy ve una serie de videos financieros que explican cómo gastar y ahorrar dinero ahora mientras planifica su jubilación a largo plazo, podría ahorrar y gastar de manera más inteligente. Quizás pueda ahorrar para esas vacaciones en lugar de echar mano de su fondo de jubilación.

Resumen de la lección

La toma de decisiones puede ser un asunto complicado. El consumo y la elección intertemporales se refieren a las decisiones de ahorro y gasto que hacen las personas y cómo esas decisiones afectan su futuro. Hay muchos factores que entran en juego al tomar decisiones de gasto o ahorro, incluidos los niveles de ingresos, el nivel socioeconómico y los precios de los productos.

La gente tiende a consumir en exceso demasiado pronto y a juzgar mal sus ahorros a largo plazo. Sin embargo, las experiencias de aprendizaje y los conocimientos relevantes pueden ayudar a mejorar el proceso general de toma de decisiones financieras, lo que lleva a mejores opciones económicas para el futuro.

¡Puntúa este artículo!