Deontología: Teoría y Ética ¿Qué es el Dentologismo?

Publicado el 6 febrero, 2023 por Rodrigo Ricardo

¿Qué es el Deontologismo?

El deontologismo es una escuela de teoría ética que establece que las acciones pueden ser juzgadas por estándares morales universales y que las cosas están bien o mal de acuerdo con un conjunto de reglas. La definición de deontología se puede entender observando la forma en que se forma la palabra misma. Proviene de las palabras griegas deon (deber) y logos (estudio de). Cuando actúa según los estándares deontológicos, está considerando su deber por encima de todo. Al considerar cualquier acción a través de una visión deontológica, lo que importa es la acción en sí misma y la intención dentro de la acción.

La deontología puede ser más fácil de entender cuando se contrasta con el consecuencialismo, una teoría ética opuesta que establece que las acciones se juzgan por sus efectos. La forma más famosa de consecuencialismo es el utilitarismo, que establece que una acción debe ser juzgada por si trae el mayor bien a la mayor cantidad de personas.

Tanto el deontologismo como el consecuencialismo tienen beneficios y críticas. La deontología es atractiva por lo universal que se puede aplicar. Sí forma la base para los sistemas de derecho por esa razón. Sin embargo, es criticado por ser inflexible y por ignorar el resultado de las acciones. Se elogia el consecuencialismo por considerar los efectos de una acción, ya que las consecuencias a menudo agregan el contexto necesario a una acción. Sin embargo, cuando se lleva al extremo, el consecuencialismo es criticado por permitir que cualquier acción se considere moral si se puede argumentar con éxito que crea más bien en el mundo. El ejemplo típico de esta crítica es que un cirujano está moralmente obligado a matar a una persona sana si sus órganos pueden usarse para salvar la vida de cinco personas agonizantes.

La deontología tiene puntos de vista muy específicos sobre la moralidad y tiende a ser bastante inflexible. Por ejemplo, los deontólogos creen que las reglas deben seguirse por respeto a las reglas mismas, no porque seguir las reglas te haga sentir bien. Actuar moralmente para beneficio personal es una acción inmoral. Como ejemplo de esto, un estudiante que sea respetuoso y atento en clase generalmente se consideraría algo bueno. Según la deontología, si el estudiante es respetuoso y atento porque sabe que las acciones en sí son buenas, es moral. Si, por el contrario, el alumno solo está siendo respetuoso y atento porque quiere que el profesor le dé una mejor nota, esto es inmoral.

Historia de la teoría deontológica

Aunque no obtuvo su nombre hasta el siglo XVIII, el sistema de pensamiento detrás del deontologismo existe desde hace miles de años. Los sistemas deontológicos son simplemente sistemas que se basan en reglas para saber qué es correcto y qué es incorrecto. Cualquier civilización humana con leyes vigentes está utilizando el pensamiento deontológico. De manera similar, la mayoría de las organizaciones religiosas se basan en la teoría deontológica para su ética, ya que ser un buen miembro de una religión generalmente se basa en seguir las reglas establecidas dentro de esa religión. Uno de los ejemplos más antiguos de pensamiento deontológico son los Diez Mandamientos. Estas reglas religiosas describen reglas morales universales que no se pueden romper si uno va a actuar moralmente.

El filósofo alemán Immanuel Kant le dio su nombre a la ética deontológica y consolidó la forma de pensar bajo términos seculares.

Immanuel Kant, filósofo alemán considerado el padre de la deontología.

Retrato dibujado en blanco y negro de Immanuel Kant

Kant estuvo activo en el siglo XVIII y fue su trabajo sobre la personalidad lo que más contribuyó a su teoría de la deontología. Kant argumentó que la capacidad de usar la razón era lo que nos hacía humanos. La deontología se basa en este argumento en su misma base. Los seres humanos deben ser capaces de razonar que un acto es, en sí mismo, un acto moral antes de poder realizarlo. Kant también dijo que ningún humano debería ser utilizado como herramienta porque todos los humanos tienen dignidad. Esto también se puede ver en la deontología, ya que no usar a otra persona como un medio para un fin es una regla que se debe seguir. Para volver a nuestro útil contraste de antes, el consecuencialismo permite el uso de otro ser humano como un medio para un fin si significa que se hará el mayor bien, aunque a expensas de uno.

Un ejemplo secular de deontología popular es la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, un documento que describe los derechos humanos básicos que deben protegerse universalmente. Nuevamente, este conjunto de reglas debe seguirse para actuar moralmente. Este ejemplo también demuestra cómo la deontología sigue las teorías de Kant de que los humanos tienen un valor inherente.

Tipos de Deontología

Dentro de la deontología, hay dos variaciones principales. La deontología del acto juzga cada acción individualmente según sea o no moral. Esta versión del pensamiento deontológico realmente juega con las ideas de Kant sobre la moralidad humana que gira en torno al pensamiento racional. Si una persona considera que tomar una acción es lo correcto, basándose únicamente en la intención de la acción y no en las consecuencias, está siguiendo la deontología de la acción. Esta rama del pensamiento deontológico también se denomina deontología particularista, ya que los juicios morales se consideran en cada situación particular.

La deontología de reglas, por otro lado, aplica un conjunto de reglas universalmente, sin tener en cuenta las variaciones dentro de una situación determinada. La deontología de reglas es la más estricta de las dos y requiere una adhesión absoluta a un conjunto de principios morales. La deontología de reglas se ve comúnmente en ejemplos religiosos, como se discutió anteriormente, o en situaciones que requieren un cumplimiento absoluto de las reglas establecidas por un lugar de trabajo o un gobierno.

Ejemplos de Ética Deontológica

La ética puede ser confusa cuando se analiza en un sentido puramente teórico, así que veamos ejemplos de dónde se puede aplicar la teoría deontológica. Un ejemplo muy simple y fácil de deontología en acción es el hecho de que está mal matar. El asesinato rompe tanto la deontología del acto como la deontología de la regla, ya que va contra la ley (y las leyes religiosas) y también es simplemente un acto inmoral cuando se ve en una situación particular.

Con algunos ejemplos, las cosas pueden volverse un poco más confusas. Considere a alguien que conduce un automóvil con un pasajero gravemente herido que necesita llegar al hospital. Bajo estricta deontología de reglas, romper el límite de velocidad no es una acción moral bajo ninguna circunstancia. Bajo la deontología del acto, tomar la decisión de salvar una vida (que requiere violar la ley, en este caso) es moral porque está haciendo lo correcto. La regla moral a gran escala para proteger la vida humana anula la ley estricta para obedecer el límite de velocidad.

Resumen de la lección

La deontología es una teoría ética que juzga las acciones en función de si la acción es moral en sí misma o se rige por un conjunto de reglas morales. Para ser moral bajo la deontología, debe actuar basado únicamente en el respeto a su deber moral y nunca en beneficio personal. La deontología se contrasta con el consecuencialismo, que juzga las acciones basándose enteramente en sus efectos. La deontología ha existido, como una forma de pensar, durante miles de años, pero el filósofo del siglo XVIII Immanuel Kant la nombró y le dio una forma secular.. La deontología se puede dividir en dos formas principales. La deontología del acto, a la que también se puede hacer referencia como deontología particularista, juzga la moralidad de una acción en el contexto de su situación particular. La deontología de reglas, por otro lado, requiere el cumplimiento estricto de un conjunto de reglas para ser considerada ética. Algunos dilemas morales se pueden abordar fácilmente bajo la deontología, pero otros se pueden leer de manera diferente dependiendo de si se los ve desde una perspectiva de deontología de actos o de deontología de reglas.

Articulos relacionados