Diferencia entre leyes y costumbres

Publicado el 21 noviembre, 2020

Definición de costumbres y leyes

El 4 de julio en Estados Unidos, ¿qué es lo único que puede esperar ver al mirar al cielo o al encender un televisor? Si adivinó los fuegos artificiales, eso es exactamente correcto. Sin embargo, ¿por qué disparamos fuegos artificiales el 4 de julio? También podríamos hacernos preguntas como, ‘¿Por qué tanta gente pone árboles de Navidad durante la temporada navideña?’, O tal vez algo más universal como, ‘¿Por qué abrimos las puertas para los extraños o estrechamos la mano de alguien al encontrarnos con ellos? primera vez’. Nadie nos obliga a hacer estas cosas, y si no las hicimos, no hay consecuencias serias de las que debamos preocuparnos.

La razón por la que no tenemos que preocuparnos por no participar en algunos de estos gestos es porque son costumbres culturales más que leyes formales. Para ser más específicos, las costumbres son expectativas de comportamiento ampliamente aceptadas que son particulares de un lugar, tiempo o sociedad específicos. Las leyes , por otro lado, son conjuntos formales de reglas que gobiernan el comportamiento de un grupo de personas.

La diferencia entre las costumbres y las leyes que se dan aquí es sutil, por ahora, porque suenan algo similar. De hecho, muchas leyes formales surgen de las costumbres. Para comprender mejor los matices entre los dos términos, echemos un vistazo a otras formas en las que las costumbres difieren de las leyes.

Diferencias entre costumbres y leyes

Podemos esbozar aproximadamente cinco diferencias distintas entre costumbres y leyes. Primero, las leyes se establecen intencionalmente, mientras que las costumbres tienden a crecer naturalmente con el tiempo. En nuestro ejemplo del 4 de julio anterior, la costumbre de usar fuegos artificiales para conmemorar la independencia de nuestra nación no es algo que se requiera que hagamos. Creció con el tiempo. Sin embargo, existen requisitos legales definidos sobre quién puede usar los fuegos artificiales y dónde se pueden usar. La gente realmente se sentó y estableció esas reglas particulares.

En segundo lugar, la ley necesita una agencia especial para su aplicación y, a menudo, implica un castigo formal por incumplimiento; la costumbre no lo hace. La costumbre es impuesta en gran medida por la acción social espontánea. La gente puede pensar que eres antipatriótico si no participas en ver un espectáculo de fuegos artificiales el 4 de julio, pero no sufrirás ninguna penalización física por hacer esto. Sin embargo, permitir que los niños de 12 años disparen fuegos artificiales en su patio trasero cerrado puede violar algunas leyes muy específicas y el castigo puede provenir de la policía.

Las leyes también tienden a ser específicas, mientras que las costumbres a menudo no lo son. Las leyes de cualquier área están reunidas y escritas en algún lugar. Las costumbres, por otro lado, se aprenden viviendo en un área, tiempo o sociedad en particular. En otras palabras, la mayoría de las veces, nadie te cuenta las costumbres de un lugar o cultura. A menudo los aprende con el tiempo mediante la observación. Puede aprender ciertas costumbres preguntando a un nativo si es un visitante, pero no las encontrará en un libro oficial.

Las costumbres también pueden desvanecerse y desaparecer sin una remoción o reconocimiento formal por parte de una sociedad. Las leyes, sin embargo, solo desaparecen cuando son abolidas por una autoridad reconocida. Es posible que algunas leyes ya no se apliquen, pero técnicamente aún existen. Si un oficial de policía mira para otro lado mientras los niños juegan con fuegos artificiales, no es porque la ley ya no exista, es porque la autoridad a cargo de hacer cumplir esa regla en particular ha decidido no hacerlo. Por tanto, así como la promulgación formal de la ley es necesaria para que entre en vigor, también debe hacerlo su eliminación formal. Ninguno de estos eventos es necesario para la aduana.

Por último, las leyes generalmente tratan asuntos que son vitales para la vida de la sociedad, mientras que las costumbres tratan más de lo ordinario y familiar. La costumbre de los fuegos artificiales el 4 de julio está destinada a inspirar patriotismo y conmemorar la independencia de nuestra nación, pero hacerlo no es vital para el funcionamiento de nuestra sociedad. Sin embargo, evitar que los niños pequeños usen los fuegos artificiales de manera inapropiada tiene como objetivo protegerlos a ellos y a sus vecinos de posibles daños si los fuegos artificiales se usan incorrectamente.

Resumen de la lección

Las leyes y costumbres están destinadas a proporcionar orientación a una sociedad para saber qué comportamientos se fomentan y prohíben. Si bien muchas leyes surgen de las costumbres, las leyes son una representación más formal de las reglas que las costumbres. Las costumbres también se diferencian de las leyes en que:

  1. Las leyes se establecen a propósito, mientras que las costumbres tienden a crecer naturalmente con el tiempo.
  2. Las leyes necesitan una agencia especial para su aplicación y, a menudo, implican un castigo formal; la costumbre no lo hace.
  3. Las leyes suelen ser específicas, mientras que las costumbres no lo son.
  4. Las costumbres también pueden desvanecerse y desaparecer sin una remoción o reconocimiento formal por parte de una sociedad; las leyes, sin embargo, solo desaparecen cuando son abolidas por una autoridad reconocida.
  5. Las leyes generalmente tratan asuntos que son vitales para la vida de la sociedad, mientras que las costumbres tratan más de lo ordinario y familiar.

Resultado de aprendizaje

Cuando termine esta lección, podrá describir las cinco diferencias principales entre leyes y costumbres.

¡Puntúa este artículo!