Rodrigo Ricardo

El desarrollo de la pintura del norte en la Europa del siglo XV

Publicado el 14 septiembre, 2020

Europa del Norte en el siglo XV

¡Coge tus esquís y una taza de chocolate caliente, porque hoy nos dirigimos al norte de Europa! Pero no nos dirigimos al norte de Europa moderno; volvemos al siglo XV. ¿Por qué el siglo XV? Bueno, este fue un momento de crecimiento y riqueza a medida que Europa se involucró más en el comercio internacional. Con su nueva riqueza, los ricos encargaron fabulosas obras de arte, lo que resultó en una tradición de pintura única en el norte de Europa.

Técnicas y características

La base de los estilos del norte de Europa se basa realmente en una nueva técnica, la pintura al óleo . Las pinturas al óleo se obtienen mezclando pigmentos con aceite. Antes de esto, la forma de pintura más común en Europa era témpera o pigmento mezclado con huevo. Los pintores del norte de Europa se dieron cuenta de que cuando se usaba aceite en lugar de huevo para unir el pigmento, había una gama mucho mayor de posibilidades. La pintura al óleo es suave, se puede aplicar en varios niveles de espesor, se seca lo suficientemente lento para que se agreguen detalles a una superficie aún húmeda y crea transiciones perfectas entre colores.

El uso de pintura al óleo realmente definió las características de la pintura del norte de Europa. Los artistas pudieron crear nuevos niveles de detalle, lo que llevó a una obsesión por presentar las cosas lo más cerca posible de su apariencia natural. Mientras que los artistas en Italia se centraron en formas realistas pero ideales, los artistas del norte intentaron ser lo más realistas posible. ¡Y se volvieron bastante buenos en eso!

Mira este cuadro del pintor holandés Jan van Eyck. Observa los detalles, desde el pelaje del perro hasta las costuras de la ropa. Y si realmente quieres volar tu mente, acércate al espejo del fondo. Ni siquiera te diste cuenta de eso, ¿verdad? ¿Puedes ver el reflejo? ¡Es van Eyck, pintando la escena que estamos viendo! Damos eso por sentado ahora en la era de las selfies, pero recuerde: ¡tuvo que pintar un reflejo de sí mismo! Pero no se trataba solo de realismo. La capacidad de crear este nivel de detalle realista animó a los pintores del norte a desarrollar un nivel de simbolismo discreto en su arte.


La pintura al óleo resultó en un énfasis en los detalles
 Pintura al óleo de van Eyck

Un mayor detalle fomentó la atención al simbolismo.
Porción de pintura

Por ejemplo, en este cuadro, el hecho de que la mujer esté de pie junto a la cama, mientras que el marido junto a la ventana simboliza su papel de ama de casa y su papel en los negocios fuera del hogar. El perro representa la lealtad entre los dos. La única vela en el candelabro representa una ceremonia de boda y posiblemente la presencia de Dios en su hogar. Las cerezas del árbol fuera de la ventana pueden representar el amor. Estos son solo algunos de los muchos símbolos de esta pintura.

Altares y Retratos

Si bien los artistas del norte pintaron muchas obras excelentes, también hay dos áreas en las que realmente se destacaron. Los retablos eran una forma de arte importante en el norte de Europa. Estos paneles de madera se desplegarían para servir como decoración en un altar, ya sea en una iglesia o para el culto privado. Un estilo común fue el tríptico , un retablo de tres paneles, como este del pintor holandés Rogier van der Weyden.


El tríptico es un estilo de retablo con tres paneles
tríptico de Rogier van der Weyden

Este es el Retablo de Gante, completado por van Eyck en 1432. Este retablo de 11 x 15 pies se considera una de las mayores obras maestras del mundo por su detalle, su rico color y su simbolismo. Así es como se ve el retablo de Gante cuando está abierto, pero cuando está cerrado es casi tan increíble.

Retablo de Gante

La otra área donde los pintores del norte desarrollaron fama internacional fue en los retratos. En el resto de Europa, los retratos personales no fueron ampliamente aceptados a principios del siglo XV. La gente los veía como una forma de arte baja, desprovista de habilidad real o significado simbólico. Los pintores del norte de Europa cambiaron esto. Con pintura al óleo y una profunda atención al detalle, convirtieron el retrato en una forma de arte genuina. En lugar de utilizar las formas idealizadas de Italia, describieron a los sujetos de la manera más realista posible, intentando capturar la personalidad y la esencia de cada individuo. Estos pintores también introdujeron la pose de las tres cuartas partes, en la que el sujeto no está directamente frente al espectador, sino que tampoco se muestra de perfil. Esta pose más natural es más atractiva, lo que permite al artista involucrar indirectamente al espectador y al sujeto.

Resumen de la lección

El norte de Europa durante el siglo XV fue excelente para la pintura. Los pintores se alejaron del temple , pinturas hechas mezclando pigmento y huevo, y comenzaron a usar pintura al óleo. La pintura al óleo es mucho más versátil, lo que permite a los artistas del norte desarrollar estilos muy realistas que se centran en los detalles minuciosos. La obsesión por los detalles llevó a los artistas a llenar sus cuadros de sutil simbolismo.

Una de las principales formas de arte de los pintores del norte fueron los retablos, utilizados para decorar altares de iglesias o para el culto privado. Los retablos representaban escenas religiosas, con muchos detalles. La otra forma importante de pintura fue la pintura de retratos. Los artistas del norte le mostraron a Europa que los retratos personales eran un arte real e introdujeron la pose de las tres cuartas partes, creando imágenes realistas pero atractivas. ¡Resulta que en el norte de Europa hay mucho más que chocolate y esquí!

Los resultados del aprendizaje

Una vez que haya terminado, debería poder:

  • Explicar el efecto que tuvieron las pinturas al óleo en los artistas del norte de Europa durante el siglo XV.
  • Nombrar y describir las principales formas de arte encargadas a pintores del norte
¡Puntúa este artículo!