Rodrigo Ricardo

Ex Parte Milligan: Caso, resumen e importancia

Publicado el 13 enero, 2021

Derecho a un juicio

Te detienen y el oficial de policía encuentra un poco de hierba entre los asientos junto a tu amigo. Piensas, “¡No hay problema!” Esta es una ofensa por primera vez, por lo que será pan comido ”. Lo siguiente que sabes es que estás en un tribunal militar enfrentando un cargo por drogas de cinco años. Lo único que entendiste fue que tenía algo de estar en la propiedad base. ¿Esto parece correcto? ¿Qué pasa con sus derechos constitucionales? ¿Consigues un abogado? ¿No puedes hacer una llamada telefónica? En Ex Parte Milligan (1866), la Corte Suprema analizó si un tribunal militar es lo mismo que un tribunal civil.

Antecedentes

Durante la Guerra Civil, el presidente Abraham Lincoln instituyó medidas para reprimir a los agitadores antisindicales al declarar la ley marcial, suspender el recurso de hábeas corpus (un derecho a impugnar el encarcelamiento) y crear comisiones militares para reemplazar los tribunales civiles por delitos contra la Unión. Lincoln justificó estas acciones citando el Artículo 1, Sección 9 de la Constitución de los Estados Unidos, que permite la suspensión del recurso de hábeas corpus cuando “Casos de rebelión o invasión de la seguridad pública lo requieran”.

En un caso anterior, Ex Parte Merryman, el presidente del Tribunal Supremo Taney dictaminó que el presidente no tenía la autoridad para suspender el hábeas corpus ya que ese poder estaba en manos del Congreso. Sin embargo, no estaba claro si su fallo era vinculante para casos futuros, por lo que el Congreso aprobó la Ley de Suspensión de Hábeas Corpus de 1863 que otorgó al presidente la autoridad para suspender el hábeas corpus en los casos en que el prisionero fue acusado de un crimen de guerra y recluido en una prisión militar y regular ciertos procedimientos judiciales en época de rebelión.

Hechos del caso

El ejército arrestó a Lambdin P. Milligan, abogado y crítico abierto de Lincoln y la Unión, junto con varios otros, por conspirar contra el gobierno de los Estados Unidos, ofrecer consuelo y ayuda a los confederados e incitar a la rebelión. Una comisión militar los declaró culpables y los condenó a muerte en la horca.

Milligan presentó un recurso de hábeas corpus en el Tribunal de Circuito de los Estados Unidos en Indiana, alegando que las comisiones de Lincoln y la suspensión del hábeas corpus violaron la Constitución. Los dos jueces de la Corte de Apelaciones estaban divididos sobre la cuestión de si un civil podía ser juzgado ante una comisión militar, y enviaron el caso a la Corte Suprema de Estados Unidos, que revisó el caso.

Problema y decisión

Se preguntó a la Corte Suprema de los Estados Unidos si la Constitución permite que un civil sea juzgado por una comisión militar. La Corte sostuvo que era inconstitucional.

Para responder a esta pregunta, el Tribunal examinó primero si la comisión militar tenía jurisdicción sobre el peticionario Milligan. La jurisdicción es la autoridad de un tribunal para conocer y decidir un caso. Sin jurisdicción, cualquier juicio dictado por el tribunal no tendrá autoridad legal. En virtud de la Constitución, la jurisdicción de los tribunales federales está determinada en un principio por el artículo 1 de la Constitución, que otorga al poder judicial federal la autoridad para conocer de casos que involucren a un ciudadano y al gobierno. La autoridad específica proviene de una ley aprobada por el Congreso.

El abogado de los Estados Unidos argumentó que la Ley de Suspensión de Habeas Corpus de 1863 otorgó jurisdicción a la comisión militar sobre los actos de guerra de Milligan. La Corte no estuvo de acuerdo, encontrando que la ley otorga a la comisión jurisdicción sobre los presos políticos o estatales. Además, dado que la petición de hábeas corpus presentada por Milligan no alegaba que fuera un preso político, la comisión no tenía jurisdicción sobre él. Esto fue clave porque un tribunal de apelaciones no puede escuchar nuevas pruebas; sólo puede basarse en el expediente judicial para sus hechos y alegaciones.

Luego, la Corte analizó la competencia de la comisión militar para conocer el caso presentado contra Milligan. La comisión militar recibe su autoridad en virtud del poder del presidente durante un tiempo de guerra, y el presidente tiene poderes amplios y radicales durante un tiempo de guerra o crisis.

Sin embargo, este amplio poder se aplica solo a tiempos y lugares de guerra abierta y hostilidades y se reduce durante tiempos de paz y civilidad. El Tribunal señaló que Indiana estaba en relativa paz en el momento y lugar de la conducta de Milligan, y todos los tribunales estaban abiertos y en funcionamiento. Entonces, a pesar de que Milligan estaba hablando en contra de la Unión en violación de una orden legal del Ejército, el área involucrada no era un área ocupada por militares con actos de guerra ocurriendo.

Como tal, la comisión militar no tenía jurisdicción para conocer el caso de Milligan y, por extensión, la suspensión del habeas corpus por parte del presidente no se aplicaba a él. Esto fue crucial; de lo contrario, la petición de habeas corpus de Milligan habría fracasado antes de que pudiera comenzar.

Significado

Este caso fue vital para definir el alcance de los poderes presidenciales en tiempos de guerra. Ex Parte Merryman sostuvo que solo el Congreso podía suprimir un recurso de hábeas corpus, no un presidente. La Corte en el presente caso sostuvo que si bien es cierto que en tiempos de paz, el presidente no tendría autoridad para negar a ningún ciudadano su derecho a un recurso de hábeas corpus; pero en tiempos de guerra, el presidente tiene esa autoridad junto con otros poderes amplios para proteger al público y librar la guerra contra los enemigos de la nación.

Resumen de la lección

El ejército de Estados Unidos arrestó a Lambdin Milligan por violar una orden que prohibía a cualquier persona hablar en contra de la Unión durante la guerra. Su juicio fue por una comisión militar creada por una proclama presidencial. La comisión lo declaró culpable y lo condenó a muerte en la horca, y Milligan presentó un recurso de hábeas corpus , que le permitiría impugnar su encarcelamiento por inconstitucional.

El gobierno de Estados Unidos argumentó que la Ley de suspensión de hábeas corpus de 1863 le dio al presidente el derecho de suspender el hábeas corpus y regular todos los juicios relacionados con violaciones en tiempo de guerra. La Corte Suprema estuvo de acuerdo parcialmente. Sostuvieron que el presidente sí tenía amplios poderes durante una época de guerra y que la ley permitió la suspensión del hábeas corpus y la creación de comisiones militares para acusar a las personas de delitos militares.

Sin embargo, estos poderes se limitaron a tiempos de guerra o crisis y a actos realizados dentro de áreas reales de rebelión y hostilidad. Dado que el área donde Milligan cometió sus delitos estaba en relativa paz y los tribunales civiles estaban abiertos y en funcionamiento, la comisión no tenía jurisdicción ni autoridad para conocer su caso.

¡Puntúa este artículo!