Biologia

Flores perfectas: definición, diagrama y ejemplos

Por Rodrigo Ricardo

¿Qué es una flor perfecta?

Los botánicos aficionados pueden ver la perfección en cualquier flor, pero el término flor perfecta tiene un significado específico. Una flor perfecta es aquella que tiene estos tres rasgos:

  1. Produce y distribuye gametos masculinos.
  2. Produce gametos femeninos
  3. Recibe gametos masculinos

¿Qué es un gameto? Un gameto es una célula sexual que se unirá a otra célula sexual durante el proceso de reproducción sexual. En este ejemplo, los gametos son masculinos o femeninos y buscan emparejarse con el tipo opuesto (las células masculinas buscan células femeninas y viceversa).

Anatomía de las flores

Entonces, una flor perfecta produce gametos masculinos y femeninos (células sexuales). Echemos un vistazo a lo que esto realmente significa.

En el mundo de las flores, las estructuras reproductivas masculinas se denominan estambres y las estructuras reproductivas femeninas se denominan pistilos . Los estambres están formados por dos partes: la antera y el filamento. La antera es la parte del estambre que produce polen. El polen es el gameto máximo o célula sexual. El filamento sostiene la antera para que el polen esté disponible para los insectos que ayudan en la polinización cruzada.

Los pistilos (recuerde, estas son las estructuras femeninas) se componen de tres partes: el estigma, el estilo y el ovario. El estigma es la parte que atrapa el polen. El estilo es un tubo donde el polen atrapado se transfiere del estigma al ovario. El ovario se encuentra en la base del estilo y aquí es donde se producen los huevos (los gametos femeninos o células sexuales) y pueden combinarse con el polen cuando está presente. Cuando los gametos masculinos y femeninos se combinan, forman una semilla fertilizada.


Un diagrama de una flor perfecta, con las estructuras reproductivas masculinas y femeninas etiquetadas.

Debido a que una flor perfecta tiene tanto los estambres como los pistilos, es capaz de producir su propia semilla fertilizada, ¡es como una reproducción sexual sin necesidad de pareja!

Autopolinización vs. Polinización cruzada

Cuando una flor tiene partes reproductoras masculinas y femeninas y puede crear su propia semilla fertilizada, es capaz de autopolinizarse , lo que significa que no requiere gametos de otra planta para reproducirse. Algunas flores perfectas dependen completamente de la autopolinización.

Por otro lado, algunas flores perfectas son capaces de autopolinizarse pero aun así intentan evitarlo. En cambio, dependen de la polinización cruzada , generalmente con la ayuda de insectos como las abejas. En la polinización cruzada, un insecto visitará una flor y recogerá el polen que generalmente se adhiere a ella. Cuando el insecto vuela a la siguiente flor, parte de ese polen se cae. Si se cae cerca de un pistilo y hay un óvulo esperando en el ovario, entonces ese óvulo puede fertilizarse y se desarrollará una semilla.


Los insectos como esta mosca ayudan a que se produzca la polinización cruzada.

Las flores perfectas que dependen de la polinización cruzada para la reproducción pueden mantener sus estructuras masculina y femenina físicamente separadas para reducir el riesgo de autopolinización, o pueden producir cada gameto en diferentes momentos. En algunos casos, una flor perfecta se autopolinizará, pero la semilla no será viable (lo que significa que no es capaz de convertirse en una nueva planta).

Ahora sabemos que una flor perfecta produce gametos masculinos y femeninos, por lo que tiene sentido que una flor imperfecta sea aquella que solo tiene estructuras masculinas y gametos o solo estructuras femeninas y gametos.

Ejemplos de flores perfectas

Veamos algunos ejemplos de flores perfectas. Muchas de las flores que encuentras a diario tienen estructuras reproductivas masculinas y femeninas, lo que las convierte en flores perfectas. Estos incluyen rosas, tulipanes, lirios, orquídeas, manzanas y cerezas, entre muchos otros.


Ejemplos de flores perfectas: rosa, lirio y tulipán

Resumen de la lección

Repasemos lo que hemos aprendido sobre las flores perfectas. Las flores perfectas son aquellas que tienen estructuras reproductivas masculinas (estambre) y femeninas (pistilo). Producen gametos masculinos y femeninos y son capaces de recibir gametos masculinos (polen) de otras flores. Algunas flores perfectas dependen únicamente de la autopolinización, lo que significa que usan sus gametos masculinos y femeninos para desarrollar semillas fertilizadas. Otras flores perfectas todavía dependen de la polinización cruzada para su reproducción. Muchas flores con las que estamos familiarizados son ejemplos de flores perfectas, como rosas, lirios, orquídeas, tulipanes, manzanas y cerezas, entre otras.

Recomendado:  Enfermedades autoinmunes e hipersensibilidad

Otros temas de interes: