Medición de equipos de alto rendimiento: impacto y herramientas

Publicado el 11 diciembre, 2020

Medir el desempeño del equipo

Los entornos empresariales asignan cada vez más responsabilidad a los equipos y menos a las personas. A pesar de esto, muchas empresas se aferran a las prácticas de evaluación individual cuando una evaluación en equipo produce un conjunto de información más completo y útil.

Las evaluaciones integrales del equipo incluyen información que refleja a los miembros individuales del equipo mientras se mantiene un enfoque en el éxito del equipo en el cumplimiento de sus objetivos.

La razón de estas mediciones y evaluaciones es mejorar los métodos y resultados en términos de calidad y cantidad. Cada evaluación de equipo debe medir el éxito a lo largo de dos ejes; resultados y proceso. La evaluación de los resultados permite examinar los logros cuantitativos, las tasas de producción, la entrega, etc. También permite a la administración restablecer los puntos de referencia futuros en consecuencia.

Evaluación de procesos

La evaluación del proceso revela áreas de fortaleza y debilidad en la dinámica del grupo, como la capacidad para trabajar juntos, la eficacia de las reuniones del equipo, la capacidad para llegar a un acuerdo y las técnicas de resolución de problemas.

La evaluación de procesos evalúa las áreas de fortaleza y debilidad en qué tan bien funciona el grupo como equipo. Para evaluar eficazmente, obtenga actas de tres a cinco reuniones de equipo. Esto dará una lectura razonable de la dinámica del equipo en cada una de las cuatro áreas de evaluación:

1. Interacciones de equipo

El éxito del equipo depende de la presencia de múltiples perspectivas, antecedentes y opiniones. Estos crean estrategias y planes innovadores. Las diferencias y los desacuerdos son inevitables, pero el éxito como equipo requiere habilidades de escucha comprometidas, respeto y cortesía.

Note los comentarios positivos y negativos hechos en las reuniones. Una proporción de 3-7 comentarios positivos por cada comentario negativo representa un equipo exitoso. Los comentarios más positivos indican un entorno en el que las personas están trabajando para evitar conflictos, mientras que los comentarios más negativos indican un nivel de disfunción.

2. Conflicto

Las mejores decisiones a menudo surgen durante la resolución de conflictos. Si bien la gente quiere evitar los conflictos, un desacuerdo saludable es un terreno fértil para la creatividad.

Durante la serie de tres a cinco reuniones, registre la participación de cada miembro del equipo en el proceso de discusión, generación de ideas y solución. Si participan de manera relativamente equitativa, los conflictos del equipo son apropiados y su resolución probablemente sea positiva. Si una o dos personas son siempre las voces más acaloradas en cualquier discusión, es probable que estén intentando dominar al equipo.

Si bien un miembro del equipo puede tener un mal día, cualquier miembro que no se involucre regularmente tiene un problema. El nivel de preocupación debería aumentar con el número de miembros del equipo que no participan.

3. Participación

No solo deben equilibrarse las discusiones entre los miembros del equipo, sino que las decisiones deben representar la alineación de los miembros del equipo. Al final de la discusión, todos los miembros del equipo deben estar bien informados y estar de acuerdo. Los equipos disfuncionales son aquellos en los que los miembros más agresivos impulsan las decisiones de aprobación.

Realice un seguimiento de la participación de cada miembro en los debates que conducen a la toma de decisiones. Debe quedar claro si los miembros están de acuerdo porque creen que las decisiones son correctas o porque están tomando el camino de menor resistencia. Los miembros del equipo que regularmente participan poco o dominan estas reuniones representan problemas que deben abordarse.

4. Responsabilidad mutua

En los equipos de alto funcionamiento, los miembros se responsabilizan mutuamente del mismo conjunto de estándares que utilizan para sí mismos. Se respeta a los miembros bien preparados, atentos y comprometidos, mientras que se anima a los que no lo están a alcanzar los estándares del equipo.

La observación de las reuniones debe revelar qué miembros se responsabilizan mutuamente por la colaboración y cuáles tratan de dominar.

Medir el éxito como miembro del equipo

Usando la información aprendida en el ejercicio anterior, las siguientes cinco métricas miden las fortalezas y debilidades de cada miembro del equipo dentro del equipo.

  • Participación comprometida: el empleado que asiste a las reuniones del equipo y otros eventos de manera comprometida participa activamente de manera integrada con el equipo.
  • Colaboración: los miembros del equipo deben trabajar juntos para buscar soluciones y metodologías.
  • Excelencia: si bien la calidad es difícil de evaluar, mida el impulso de cada miembro hacia la calidad y la frecuencia con la que alcanzan esa marca.
  • Eficacia: los empleados eficientes trabajan con éxito dentro de las limitaciones de tiempo y recursos para realizar las tareas en los plazos o antes de los mismos.
  • Iniciativa: los miembros que son proactivos en la identificación de problemas y se esfuerzan por resolverlos son un jugador de equipo que cualquier gerente quiere en su equipo.

Resumen de la lección

La medición del desempeño del equipo en lugar del desempeño individual producirá un conjunto de información más completo y útil. Las evaluaciones del desempeño del equipo bien diseñadas también resultarán en información importante sobre el desempeño individual. La evaluación del equipo puede centrarse en los resultados o en el proceso. Es la evaluación del proceso lo que mostrará el éxito del equipo, además de ofrecer información útil sobre las personas del equipo.

Las cuatro áreas clave que se examinarán en el proceso de evaluación son:

  1. interacciones de equipo
  2. conflicto
  3. aceptacion
  4. contabilidad mutua

Los resultados de esta evaluación se pueden aplicar a las siguientes cinco áreas para medir las fortalezas y debilidades de los miembros individuales del equipo como miembros del equipo: participación comprometida, colaboración, excelencia, eficacia e iniciativa.

¡Puntúa este artículo!