Rodrigo Ricardo

Proceso de organización en pasos de gestión, importancia y ejemplos

Publicado el 24 junio, 2022

¿Qué es la organización en la gestión?

El proceso de organización se define como la forma de coordinar y asignar los recursos de una empresa para la ejecución de sus fines. Una vez completada la planificación, la siguiente función de la administración es la organización. La organización a menudo consta de cinco componentes: la división del trabajo, la coordinación, las metas, una jerarquía de responsabilidad y poder, y la comunicación. Cuando uno organiza algo, tiene que crear una estructura para las personas, puestos, departamentos y actividades que existen dentro de la empresa. Para decirlo de otra manera, cuando hablamos de la función organizadora de la gestión, nos referimos al trabajo que implica averiguar cómo organizar y utilizar los recursos de la manera más eficaz posible para alcanzar nuestros objetivos. Por lo tanto, los gerentes son responsables de reunir varios recursos, como recursos financieros, humanos y tecnológicos,

La importancia de la organización

La importancia de la organización cuenta para muchas empresas. La gestión organizacional tiene muchas ventajas, entre ellas:

  • Asegurar que todos los trabajadores estén trabajando hacia el mismo conjunto de objetivos.
  • Establecer los roles y funciones de cada persona en la empresa.
  • Establecimiento de procedimientos para la consecución de los objetivos empresariales.
  • Evaluar los resultados, solicitar aportes y hacer los ajustes necesarios.
  • Determinar el uso más eficiente de los recursos disponibles.
  • Tener capacidad de adaptación.

Organizar el lugar de trabajo garantiza que cada empleado se ajuste al puesto de trabajo. Debido a la reducción de la confusión, los retrasos y la duplicación innecesaria del trabajo y la superposición de esfuerzos, hay menos oportunidades de errores y malentendidos.

Las organizaciones deben administrarse de manera efectiva para aprovechar al máximo los recursos disponibles en el lugar de trabajo. Debido al liderazgo de la organización, los empleados saben adónde se supone que deben ir. Hay una comprensión clara de la función y responsabilidades de cada persona dentro del negocio. La gestión organizativa puede ayudar a las empresas a ahorrar dinero y aumentar los ingresos siempre que se realice correctamente. Para lograr una meta, los recursos deben organizarse y utilizarse de manera eficiente.

La mejora organizacional suele ser un proceso a largo plazo en lugar de un evento de una sola vez. Por lo tanto, cuando se trata de gestión, el proceso de organización tiene por objeto ayudar a organizar y utilizar sus recursos de la manera más eficiente posible para alcanzar su objetivo. Una vez que alguien ha completado el proceso de organización, debe volver a él.

¿Cuáles son los pasos en el proceso de organización?

Hay cuatro pasos en el proceso de organización. Estos pasos incluyen:

  1. La etapa de planificación: la función gerencial de la planificación es determinar qué objetivos deben perseguirse y cómo deben lograrse. Esto ayuda a la organización a avanzar en una dirección enfocada mientras trabaja de manera efectiva y eficiente. Abarca los tres niveles de planificación: estratégico, táctico y operativo. Mientras que la planificación operativa hace preguntas sobre cómo la empresa logrará su objetivo, la planificación táctica hace preguntas detalladas sobre lo que se debe hacer para lograr los objetivos estratégicos de la empresa.
  2. La etapa de organización: en la gestión organizacional, la etapa de organización es el punto en el que los gerentes determinan cómo utilizar sus recursos para lograr sus objetivos.
  3. La etapa de dirección o liderazgo: en la etapa de dirección/liderazgo, el gerente motiva y dirige a las personas para que trabajen hacia el objetivo. En contraste, la etapa de control necesita que la gerencia analice y monitoree su desempeño.
  4. La etapa de control: la medición y corrección del desempeño es una parte esencial del control, que se utiliza para garantizar que las metas y los planes de la empresa para alcanzarlos se lleven a cabo según lo previsto. El primer paso en el proceso de control es identificar el estándar o el objetivo que debe lograrse. Durante la fase de planificación de la gestión, se completa este componente del proceso de control.

Claves para el éxito en el proceso de organización

Por regla general, tener una meta ofrece a las personas una causa para luchar por el desarrollo y el progreso personal. Establecer metas es una excelente manera de comenzar nuevos hábitos, liderar la concentración y seguir adelante en la vida. Es un aspecto importante antes de entrar en el proceso de organización. Una persona y su equipo pueden tener una mejor idea de hacia dónde quieren ir y qué tan lejos han llegado definiendo objetivos realistas y siguiendo su progreso hacia ellos. Uno debe tener un cierto objetivo en mente antes de comenzar el proceso de gestión.

También es fundamental que cada negocio aproveche al máximo los recursos existentes para mejorar la eficiencia. Los activos, la información, las personas y los recursos financieros forman parte de la gestión de los recursos de la organización, razón por la cual se utiliza la frase “gestión de recursos”. Las organizaciones se benefician de una mejor visibilidad de las cargas de trabajo, la disponibilidad, los plazos de los proyectos y otros factores de sus empleados mediante el uso de la gestión de recursos. Las organizaciones pueden brindar a sus gerentes las herramientas que necesitan para distribuir proyectos de manera justa y adecuada, ayudando en el proceso de organización.

Ejemplos del proceso de organización en la gestión

Una empresa de ropa es un ejemplo de una organización que necesita un arreglo innegablemente detallado de cómo se enviarán, transportarán y emplearán los recursos humanos significativos para mejorar la eficacia. Por lo general, la lente del proceso ofrece nuevas perspectivas sobre el comportamiento gerencial de una organización. Por lo tanto, los ejemplos comunes de procesos de organización que las empresas pueden usar en la gestión incluyen la creación de nuevos productos, el cumplimiento de los pedidos de los clientes y la prestación de servicios al cliente. Otras opciones, como la asignación de recursos y la toma de decisiones, son menos evidentes pero igualmente genuinas. Estos procesos de organización en la gestión traerán mejores resultados. Sin embargo, la mayoría de las investigaciones simplemente han proporcionado descripciones sencillas de cómo se dividen el tiempo, los roles y los flujos de actividad, y se han hecho muy pocos intentos de combinar estos flujos de actividad en un todo unificado.

Resumen de la lección

El proceso de gestión se puede dividir en cuatro componentes: planificación, organización, liderazgo/dirección y control. El proceso de organización es el método de coordinar y asignar los recursos de una empresa para lograr los objetivos de la empresa. Antes de comenzar el proceso de gestión, primero se debe tener una meta o idea clara del resultado deseado y los pasos que conducen a él. Cuando se trata de gestión, el proceso de organización está destinado a ayudar a organizar y utilizar sus recursos de la manera más eficiente posible para que puedan lograr su objetivo. Los empleados, el conocimiento y la cantidad de dinero disponible y accesible son ejemplos de recursos. Una vez que un individuo ha terminado el proceso de organización, debe volver a él.

5/5 - (12 votes)